Apps de salud y mayores: ¿un reto pendiente?


Las aplicaciones para terminales móviles se han convertido en una herramienta sanitaria. Muchos profesionales sanitarios las utilizamos de forma cotidiana y las recomendamos a algunos pacientes. En nuestro medio la mayoría de la población a la que atendemos dispone de un teléfono inteligente y las podríamos recomendar, pero ¿qué pasa con nuestros mayores?, ¿presuponemos acaso que no las van a saber utilizar?, ¿estánn diseñadas para este grupo de población que además tiene una mayor incidencia de procesos crónicos?

 

A finales de enero se ha publicado el interesante artículo Prevalence of Health App Use Among Older Adults in Germany: National Survey en la revista mHealth JMIR.

El objetivo de este estudio fue investigar la prevalencia del uso de aplicaciones sanitarias y los factores demográficos relacionados, así como el estado de salud entre los adultos mayores en Alemania a través de una encuesta autoadministrada que remitían a los sujetos a través de correo postal.

La encuesta era larga (duración de cumplimentación de unos 45 minutos) en la que se exploraban diferentes aspectos de los participantes como: caracterización de los participantes, medida de la afabetización informática, medida del estado de salud, investigación del uso de aplicaciones generales y medida de la aceptación de aplicaciones en salud.

El trabajo de campo se realizó en verano de 2016 y se enviaron 5000 encuestas en correo postal a adultos residentes en Alemania mayores de 60 años. Se descartó el uso de una encuesta a través de Internet para evitar un sesgo de participación de usuarios más avanzados en el uso de herramientas digitales.

De las 5000 encuestas remitidas solo contestaron 576 sujetos (tasa de participación 11,56%) aunque se desconoce el número total de personas que contestaron parcial o totalmente la encuesta y no la remitieron.

La edad promedio fue 69,17 años . De los 576 participantes, 280 (48.7%) eran mujeres. Un total de 286 de 576 participantes (49.6%) usan un teléfono inteligente y 132 de estos 286 usuarios de teléfonos inteligentes (46.2%) también usan una tableta. Solo 33 de los 576 participantes (5.7%) usan una tableta sin un teléfono inteligente adicional.

Según la afirmación de los participantes con respecto al uso general o de la aplicación, se dividieron en tres grupos de usuarios: usuarios de aplicaciones de salud (n = 95), usuarios de aplicaciones generales (n = 216) y no usuarios de aplicaciones (n = 265).

Los usuarios de los tres grupos informaron al menos una enfermedad crónica por participante sin encontrarse diferencias significativas entre los tres grupos respecto a esta variable. Todos los grupos mencionaron la hipertensión con mayor frecuencia. El dolor de espalda, la artrosis y la diabetes también se mencionaron con frecuencia como enfermedades crónicas dentro de los tres grupos.

Respecto al número de aplicaciones generales instaladas en sus teléfonos. Los dos grupos (usuarios de aplicaciones de salud y usuarios de aplicaciones generales) tiene instaladas “hasta diez” aplicaciones tanto para usuarios de aplicaciones de salud (37%, 35/95) como para usuarios de aplicaciones generales (60%, 129/216).

Además, se preguntó a los participantes con qué frecuencia usan aplicaciones generales. La respuesta más frecuente dentro del grupo de usuarios de aplicaciones de salud fue “diaria” (73%, 69/95), la misma que para el grupo de usuarios de aplicaciones generales (49%, 106/216).

En relación con la aceptación de las aplicaciones de salud la razón más frecuentemente mencionada para el rechazo de las mismas en ambos grupos es la falta de confianza, seguida de preocupaciones sobre la privacidad de los datos y el temor a un diagnóstico erróneo.

Se han realizado estudios similares con diferentes tramos de edad poblacional sobre todo en Estados Unidos y en Hong Kong con diferentes resultados en cuanto al uso de aplicaciones en personas de edad más avanzada. En los Estados Unidos, el 19% de los propietarios de teléfonos inteligentes ya habían utilizado al menos una aplicación de salud en 2012 [ 1]. Sin embargo, el estudio no midió el nivel de uso entre los adultos mayores dentro de la muestra. Un estudio más reciente reveló una tasa de uso en 2015 de más del 50% en una muestra de adultos jóvenes y mayores en los Estados Unidos [2]. Un estudio diferente en Hong Kong identificó una tasa de uso de alrededor del 20% entre esta población en 2016 [3]. Las aplicaciones de salud mencionadas con más frecuencia en todos estos estudios estuvieron relacionadas con el ejercicio. Sin embargo, queda la pregunta de si los adultos mayores están dispuestos a integrar estos productos de cuidado de la salud basados ​​en la tecnología de la comunicación en sus vidas cotidianas. Para ellos, esto significa que tendrían que adaptarse a la nueva tecnología, especialmente porque son “inmigrantes digitales” que podrían no interactuar con teléfonos inteligentes y productos relacionados [4].

Aunque los estudios se han realizado con aplicaciones para teléfonos inteligentes (apps) no hay que olvidar que la tecnología va en desarrollo y que se están desarrollando otras herramientas de comunicción con aplicación sanitaria como los chatbots que pueden tener en un futuro próximo gran relevancia en el mantenimiento de la salud. Es cierto que estas herramientas son similares a sistemas de conversación que posiblemente sean más habitualmente usados por personas mayores ( tipo whatsapp o similares). Tampoco hay que olvidar otras herramientas con un presente y futuro significativo como pueden ser los wearables aunque el funcionamiento de ellas es más transparente para el usuario.

Nos parece muy interesante este artículo y otros referidos en la bibliografía, por la importancia concedida a los mayores (con más prevalencia de enferemedades crónicas) y su relación con la tecnología.

Queda al final la pregunta… ¿estamos considerando esta variable (edad) en cuanto a la facilidad de uso de herramientas digitales?

 

  1.  Fox S, Duggan M. Pewinternet. 2012. Mobile health 2012
  2. Krebs P, Duncan DT. Health app use among US mobile phone owners: a national survey. JMIR Mhealth Uhealth 2015;3(4):e101
  3. Shen C, Wang MP, Chu JT, Wan A, Viswanath K, Chan SS, et al. Health app possession among smartphone or tablet owners in Hong Kong: population-based survey. JMIR Mhealth Uhealth 2017 Jun 05;5(6):e77
  4. Prensky M. Digital Natives, Digital Immigrants Part 1. On the Horizon 2001 Sep;9(5):1-6.

 

Nuevos retos educativos: Gabe Zichermann en TED


Gabe ZichermannOs presentamos una conferencia en TED de Gabe Zichermann titulada “How games make kids smarter” (“Cómo los juegos hacen que los niños sean más inteligentes”) que nos muestra de una manera muy entretenida el papel del juego en el desarrollo intelectual de la infancia y su potencial aprovechamiento como herramienta educativa.

Centra su exposición en los videojuegos como herramientas actuales interactivas que nos pueden servir como vehículos para transmitir de manera muy eficaz información y formación.

Os dejamos con la conferencia en YouTube de la que podéis obtener subtítulos en español

 

Nuevos retos educativos: ¿Cómo funcionan los badges?


badgetsLos badges o “insignias” son distintivos a modo de “chapas” con un significado concreto que en este caso se corresponde con la evaluación de un grado de conocimiento o aptitud determinado.

En un escenario en el que cada vez se está liberando más contenido académico en la red y en el que cada vez tenemos más plataformas y herramientas técnicas para acceder a la formación a través de sistemas telemáticos, es necesaria una estandarización de la evaluación de los conocimientos, aptitudes y actitudes de los discentes.

En poco tiempo el concepto clásico de universidad va a tender a desaparecer, modificándose en otro nuevo concepto. No necesariamente un alumno va a tener que “cursar” todaas sus asignaturas en una misma institución y además va a poder crear sus propios itinerarios académicos con una oferta muy grande y con diferente nivel de calidad.

No solamente en estudios reglados pregrado. En estudios postrgrado o para la adquisisción de nuevos conocimientos que se vayan adecuando a las nuevas funciones de un entorno profesional, vamos a poder acceder a diferentes cursos formativos ofrecidos por instituciones diferentes y que requieren un sistema de acreditación estandarizado y reconocido.

De esta forma la docencia se hace mucho más plástica y se amolda a las necesidades profesionales de una persona concreta en un puesto concreto de trabajo.

El proyecto de Mozilla Open Badgets  pretende facilitar a cualquiera ganar y mostrar sus insignias a través de internet, utilizando una infraestructura abierta y gratuita para todo el mundo ya que su objetivo es favorecer a los alumnos a obtener y mostrar estas insignias en un proceso independiente y transparente que sea capaz de ser un estándar de acreditación docente.

Cualquier proveedor de acreditaciones en formato badge (actividades extraescolares, cursos online abiertos, institutos de formación, universidades…) podrá conceder insignias a sus estudiantes. Los estudiantes pueden irlas coleccionando y gestionando a través de su “mochila de insignias” lo que hará más fácil el proceso de mostrar los logros y las competencias  obtenidas a través de webs o plataformas para mejorar las oportunidades de aprendizaje y empleo.

Os dejamos un vídeo de YouTube de DML (Digital Media Learning) donde se explica el sistema de badges. El vídeo está en inglés pero tiene opción de subtitular

Nuevos retos educativos: nuevos sistemas de acreditación por badgets


eoiLa revolución tecnológica abre nuevas vías para la innovación y para su aplicación en el mundo empresarial y educativo. Proponemos una exposición en la que podremos comprender un modelo de innovación abierta aplicada a un sector específico, que permite extraer tendencias y aprendizajes para el mundo empresarial y de la emprendeduría.

Os invitamos a la Mesa-Debate ‘Badges como nuevo sistema de acreditación social’ evento dentros del SIMO 2011.

En esta sesión participará la Mozilla Foundation, una organización sin ánimo de lucro que ofrece su soporte a un movimiento global por la web abierta, con miles de voluntarios en todo el mundo y conocida sobre todo por estar detrás del desarrollo del navegador Firefox”. En su presentación, Alina nos comentará como Mozilla intenta contribuir en la educación informal y abierta: ofreciendo herramientas a disposición de todos, organizando eventos y apoyando a las comunidades de aprendizaje DIY.

Daniel Domínguez nos hablará del proyecto Hybrid Days, un congreso transmedia que imagina algo que ya estamos creando: la sociedad híbrida, donde conocimiento y prácticas se generan en un punto intermedio entre lo virtual y lo físico. A lo largo de cuarenta días, Hybrid Days ofrecerá la ocasión de participar en conferencias, seminarios y talleres con importantes figuras de las ciencias, las artes y la tecnología. Todo ello desde un enfoque abierto a la colaboración y el intercambio de conocimiento entre disciplinas. Hybrid Days pone en práctica el sistema de acreditación de los badges y se abre a la participación de colectivos interesados en este nuevo campo de experimentación.

Rocío Lara nos hablará de MásterDIWO, proyecto independiente de diseño de metodologías informales de aprendizaje autodirigido y colaborativo, que reflexiona sobre la práctica cultural y contextual de la mediación cultural. El proyecto, que nace de una detección compartida de ciertas carencias (estructurales y de contenido) del sistema formal, tiene como objetivo favorecer la creación de una pequeña comunidad en torno a unos intereses comunes y fomentar las relaciones colaborativas en torno al proyecto.

Nuevos retos educativos: Sociedad híbrida y retos docentes


HDHybrid Days es un congreso online y offline que imagina algo que ya estamos creando: la sociedad híbrida, donde conocimiento y acciones se generan en un punto intermedio entre lo virtual y lo físico. A lo largo de cuarenta días, Hybrid Days ofrece la ocasión de participar en conferencias, seminarios y talleres con importantes figuras de las ciencias, las artes y la tecnología. Todo ello desde un enfoque abierto a la colaboración y con la posibilidad añadida de optar a becas, premios y el reconocimiento oficial de los conocimientos adquiridos durante la experiencia. Creado por la UNED, en el marco del Proyecto España Virtual, Hybrid Days busca aportar luz nueva y diferente a un área en constante evolución y cuyos retos conceptuales y aplicados interesan por igual a todas las disciplinas y ámbitos de conocimiento.

La base del congreso son eventos (conferencias, debates y talleres) que cualquiera puede proponer y a los que se puede asistir de forma presencial o virtual, sin ser necesario estar registrado. Sin embargo, los participantes registrados y con actividad en los eventos podrán obtener badges o insignias, que actuarán como garantía de certificación. La suma de los badges obtenidos durante el congreso puede dar lugar a una acreditación de interés académico oficial, avalada por las entidades participantes, con la que podrá optar a créditos universitarios, becas o premios que se canjearán y se concederán en el mismo congreso.

Los fenómenos sometidos a debate en Hybrid-Days afectan por igual a todas las áreas de conocimiento del ámbito académico:

  • Humanidades.
  • Ciencias Sociales.
  • Ciencias Experimentales y de la Salud.
  • Enseñanzas Técnicas.

Igualmente, Hybrid-Days hace una llamada a compartir experiencias entre profesionales y expertos situados en las zonas fronterizas de la academia o en la sociedad civil, de manera que sea posible un auténtico cruce de propuestas y reflexiones teórico/prácticas por parte de un conjunto de agentes con intereses próximos entre ellos.

Información tomada de la wiki de Hybrid Days disponible bajo los términos de la Creative Commons Reconocimiento Compartir Igual.

Este congreso tuvo lugar entre el 15 de octubre y 30 de noviembre de 2012 y es un ejemplo de un congreso híbrido en una sociedad híbrida.

Os dejamos también el dosier que fue elaborado donde se obtienen algunas claves para su organización.

Además de discutir sobre la nueva modalidad de badgets para la acreditación docente, el propio encuentro fue un modelo de docencia híbrida en sí mismo que os queríamos presentar