Como difundir un artículo científico o proyecto de investigación en redes sociales


Las redes sociales se han convertido en una herramienta de difusión de artículos científicos muy interesantes. Si pretendemos tener impacto con nuestra publicción deberemos desarrollar una pequeña estrategia de difusión en redes que nos puede resultar muy rentable.

Las redes sociales digitales se han convertido en herramientas de difusión de ciencia entre saitarios. Si estamos participando en un proyecto de investigación o hemos escrito un artículo que queremos difundir. ¿qué estrategia podemos seguir?. Aquí os lanzamos unas sugerencias clasificadas por redes sociales.

  1. Sitio web: Crear un sitio web es una buena inversión. En él se puede resumir el proyecto, presentar al equipo de investigación e ir compartiendo las publicaciones o presentaciones a congresos pueden ser algunas de las acciones que se pueden realizar desde este espacio web que puede (y debe) ser el centro de nuestra actividad. Además se puede enlazar con un blog donde se vayan publicando noticias o información sobre la evolución del proyecto e incluso puede ser el lugar de acceso al cuadrno de recogida de datos (CRD) de los investigadores.
    Posiblemente no sea necesario generar cuentas en redes sociales del proyecto a no ser que estemos dispuestos a generar más trabajo o sea un proyecto muy largo o ambicioso, pero sí podemos buscar una etiqueta o “hashtag” que nos identifique.
  2. Twitter: Posiblemente sea la herramienta de difusión más potente. Una buena estructura de un  tweet puede ser: mensje (recordar que ahora disponemos de 280 caracteres), enlace, imagen y etiquetas. Las cuents de todos los investigadores han de colaborar para difundir el mensaje.
  3. Instagram: Aunque en el inicio de esta red veíamos pocas aplicaciones en salud se está consolidadndo como una red de difusión de infrmación importante. Aunque tiene el límite de que no funcionan los enlaces en cada uno de sus mensajes sí nos puede ayudar a difundir el proyecto.
  4. LinkedIn: Es una red profesional consolidada donde podemos difundir nuestro trabajo. Existen un campo de texto importante donde podemos explicar el contenido del artículo, subir una imagen y enlazrlo. Lo podemos poner en el contexto de toda nuestra experiencia profesional y difundirlo en grupos donde creamos que puede tener interés su contenido.
  5. Redes soociales de investigadores: Mendeley, ORCID y sobre todo ResearchGate se están convirtiendo en grandes difusores de este tipo de información científica. Hay que tener cuidado con los derechos de distribución de contenido en caso de artículos publicados. ResearchGate nos permite crear carpetas de proyectos donde podemos ir subiendo producción (video, presentaciones de diapositivas, texto, artículos, preprints, conferencias….) relacionadas e integradas dentro de un mismo proyecto de investigación.

Los nuevos modelos editoriales (pago por parte de los autores y distribución libre) suelen ofrecer difusión del artículo por parte de la empresa que lo publica de forma que allí podemos encontrar cuentas de redes sociales en las que se difunde nuestra investigación y que tienen una cantidad considerable de seguidores.

Una pequeña estrategia de difusión del proyecto no estaría mal realziarla sabiendo de cuantas cuentas y en qué redes sociales disponemos acceso y generando algunos mensajes programados que en ciertos momentos del día y días d ela semana pueden tener más impacto en la red.

No queríamos olvidarnos del formato vídeo. Muchos congresos son grabados en vídeo (bien para su difusión en directo o su almacenaje en redes socailes de vídeo como YouTube). Tener localizadas las intervenciones relacionadas con el proyecto y difundirla convenientemente etiquetadas son otras manera de generar audiencia en nuestro proyecto.

Por último os quería invitar a visitar nuestro proyecto #DejaloBot, un proyecto de investigación en el que participamos miembros de este grupo de trabajo de la SoMaMFyC y del Grupo de Atención al Tabaquismo (GAT) también de esta sociedad.

Desvelando las aplicaciones bibliométricas de ResearchGate


Research GateResearch Gate es una red de investigadores que permite crear un tejido social y relaciones entre profesionales dedicados de forma exclusiva o parcial a la investigación compartiendo su producción científica publicada en revistas (siempre y cuando se permita la difusión del original) o de material complementario o informal.

Además de ello permite la comunicación directa, la solicitud de material y lanzar una serie de preguntas (ycontestarlas) relacionadas con la investigación.

Tiene gran utilidad al poder ponerse en contacto con otros grupos de investigadores que estén trabajando sobre el mismo tema que nosotros, localización o solicitud de artículos científicos a texto completo, acceso a material complementario no publicado (en cualquier formato digital) y sobre todo la posibilidad de crear vínculos, solucionar dudas y participar en la comunidad.

Esta red compite con otras dos que están intentando posicionarse en el mismo mercado desde hace unos años (entre 2009 y 2011) como son Academia.edu y Mendeley.

Reserach Gate ha creado un índice específico un tanto opaco (RG score) que representa el grado de prestigio de un investigador dentro de esta red.

Este índice depende de datos obljetivos que tienen escaso impacto (número de publicaciones realizadas, impacto de las revistas donde han sido publicadas, número de citas de nuestros trabajos, número de visitas o descargas de los mismos) junto con otros menos objetivos y que dependen del grado de participación del miembro en la comunidad y no de la calidad de su trabajo en sí mismo (número de preguntas realizadas a la comunidad y número de respuestas ofrecidas).

Estos dos últimos aspectos (en grado de participación en la comunnidad) son los que tienen un mayor peso específico dentro de este índice, por lo que el RG score es más un índice de popularidad y de participación en la red que de la calidad de las publicaciones en la misma.

Podemos tener un RG score elevado en el caso de tener escasa producción, con muchas autocitas y mucha participación e interactuación en la comunidad.

De esta forma este índice no puede ser una sustitución de otros índices bibliométricos más específicos, claros y objetivos.

Aunque el índice es manipulable y ofrece una visión de popularidad de un investigador más que de la calidad o impacto de su producción, la herramienta presenta numerosas ventajas:

  • Posibilidad de buscar, localizar e interactuar con investigadores que estén trabajando en la misma línea que la nuestra.
  • Posibilidad de obtener material complementario de un artículo no publicado.
  • Posibilidad de solicitar artículos completos no localizables en la red a través de copias privadas.
  • Ver que otros investigadores o instituciones están interesados en nuestro trabajo o línea de investigación.

Todo esto es un resumen de un magnífico artículo de Enrique Orduña Malea, Alberto Martín Martín y Emilio Delgado López Cózar titulado ResearchGate como fuente de evaluación científica: desvelando sus aplicaciones bibliométricas publicado en la revista El Profesional de la Información