¿Has probado a hacer una búsqueda sobre tí en Internet?


reputacionPara hablar de este tema relacionado con la reputación digital y lo que se dice de nosotros ( o nosotros mismos decimos sobre nuestra vida o nuestro trabajo) nada mejor que ver una ponencia de Miguel del Fresno, Director QUOR 2.0, agencia dedicada a la investigación Reputación Online, Word of Mouth y PR 2.0 en el Campus Party de 2012.

En esta ponencia se analizan los principales riesgos existentes en las redes sociales sobre lo que se dice o decimos de nuestra vida, los límites de la privacidad y cómo establecer unas estrategias para tener una presencia en las redes sociales teniendo en cuenta nuestra reputación.

Aunque pensemos que las redes sociales son efímeras… no lo son tantos y hay herramientas para recuperar información que creíamos caducada.

La mayor parte de la información que existe sobre nosotros la vertimos nosotros mismos enlas redes sociales, por lo que antes de publicar nada… piensa si dentro de un tiempo te podrás arrepentir de lo que tú mismo has publicado, y todos los adultos somos responsables de transmitir este conocimiento a los más jóvenes que están madurando en el entorno de las redes sociales siendo conscientes y disfrutando de sus ventajas, aunque posiblemente no estén tan informados de sus riesgos.

Identidad y Reputación Digital


Siguiendo con el tema de esta semana os presento la participación de un grupo de trabajo de la Universidad Rey Juan Carlos en el II Congreso Internacional de la Asociación Española de la Investigación de la Comunicación celebrado en Málaga en febrero del 2010. Un estupendo trabajo sobre la identidad y reputación digitales.

.

Elvira San Millán Fernández,  María Luisa Medrano García y  Francisco José Blanco Jiménez son los tres autores del artículo que os proponemos a continuación.  Elvira San Millán es Community Manager del Instituto de Humanidades de la URJC, María Luisa Medrano es profesora de Finanzas en la Universidad Rey Juan Carlos. Es partidaria y promotora de las nuevas tecnologías en la enseñanza universitaria y Francisco José Blanco es Titular de Universidad de Economía Aplicada I en la Universidad Rey Juan Carlos.

.

Presencia Digital, Identidad Digital y Reputación Digital


Existe una confusión de uso entre los términos identidad digital (factores objetivos, lugares en los que nos mostramos como marca personal) y la reputación o crédito digitales (factores subjetivos o lo que los otros opinan). La identidad digital tiene que ver con el marketing mientras que la reputación la vamos creando a través de nuestra relación con nuestros clientes. Intentaremos mostrar en esta entrada cómo podemos crear una identidad digital y labrarnos una reputación digital como internautas.

.

Decir a estas alturas que la web 2.0 ha supuesto una auténtica revolución es decir una obviedad repetida en numerosas ocasiones y foros. Pero realmente es así, ya que hoy en día estamos en el mundo digital aunque pretendamos ser anónimos digitales. Hace poco tiempo junto a una compañera de trabajo anónima digital, que no tiene perfil en ninguna comunidad virtual y su conexión a Internet es utilizada por otros miembros de su familia, tecleeamos su nombre en Google. Se quedó asombrada de cómo podían aparecer algunos datos profesionales de ella si no había introducido personalmente ninguno de ellos en la red. Esto es debido a que estamos en numerosas bases de datos y que nuestro nombre, profesión, lugar de trabajo e incluso turno de trabajo son públicos.

Una pregunta surgió entonces ¿por qué tienen que aparecer si yo quiero ser anónima?. El anonimato digital es hoy en día prácticamente imposible. De esta forma si estamos colocados en la red casi por defecto. Estos es lo que denominamos presencia digital.

Con esta presencia en la red podemos no tomar parte activa y seguir manteniendo cierto anonimato digital, o buscar actividades que nos hagan destacar y ser visibles; de donde surge el posicionemiento digital. Si ya estoy, entonce que se me vea ( y que se me oiga). La gran revolución no ha sido técnica, está siendo social ya que por vez primera los usuarios anónimos tenemos la posibilidad de transmitir nuestro conocimiento, ideas y opiniones en una herramienta muy poderosa sin límites de tiempo ni fronteras.

Posiblemente esta es una de las razones por la cual abrimos nuestros perfiles profesionales en LinkedIn, los completamos y actualizamos con nuestros nuevos puestos de trabajo, nuestras nuevas publicaciones o actividades profesionales.

Posiblemente esta sea una de las razones por las cuales escribimos en blogs, participamos en grupos de discusión, hacemos trabajos colaborativos o cualquier otra actividad en Internet.

Además tenemos la ilusión que nuestros pensamientos e ideas sean leídos, compartidos, censurados, criticados o completados por otras personas, conocidas o no, que se asoman a nuestra ventana personal a leer nuestras reflexiones. Y queremos que cada día sean más y por ello intentamos posicionarnos, crear una identidad digital,  por lo que abrimos perfiles en redes sociales, cuentas de Twitter, estructuramos nuestras entradas en los blogs y etiquetamos nuestros post e imágenes para ser localizados con mayor facilidad.

Podemos ser muy visibles y no tener influencia, estar muy bien posicionados pero que nuestras reflexiones no tengan el impacto deseado. La reputación digital es cómo nos ven o nos perciben los demás en Internet; no se busca de forma activa, se labra poco a poco, y al igual que nuestra reputación en la comunidad real , se adquiere a través de la sinceridad, la honradez y siendo uno mismo. Es un camino largo que vamos construyendo si en nuestro caminar vamos interesando al público, ya que el hecho de estar no nos hace ser líderes de nada.