Jugando para ser mejor médico. Pulse! o vHealthcare


En esta segunda entrega de gamificación y formación sanitaria os presentamos un juego para mejorar las habilidades y conocimientos en situaciones de emergencia. ¿Preparados para la adrenalina?

pulsevHealthcare antes connocido como Pulse! es un entorno virtual desarrollado por la empresa BreakAway GamesTexas AM University, Corpus-Christi que permite a los profesionales de la salud practicar habilidades y aprender nuevas técnicas ante una situación de parada cardiorespiratoria. Se trata de un conjunto de herramientas en las que se nos presentan diferentes situaciones de parada con reacciones diversas dependiendo de lo acertado de nuestra actividad anterios y la premura en realizar las acciones.

Nos adentramos en un espacio virtual inmersivo en 3D donde nos encontramos a un paciente y una serie de actividades que podemos realizar para conocer su diagnóstico. Desde la exploración completa (palpación, auscultación, oftalmoscopia…) hasta la posibilidad de solicitar pruebas complementarias y administrar medicación dependiendo de la complejidad del cuadro inicial que puede ir desde una parada cardiorespiratoria, a un politraumatismo o exposición a radiación ambiental masiva.

Todo es posible, en este mundo virtual, como nos ocurre cuando atendemos pacientes en el mundo real.

Los pacientes se muestran en la parte delantera de la pantalla del juego y el jugador (nosotros) tenemos que revisar los signos vitales iniciales del paciente para determinar el tratamiento correcto en cada situación. Los jugadores tienen una serie de opciones médicas durante su evaluación y, al final, se puntúa en base a las decisiones tomadas.

Se ha desarrollado con el propósito de permitir la posibilidad de continuar su formación y la educación a lo largo de su práctica clínica para los profesionales sanitarios y mejorar las habilidades de diagnóstico y entrevista clínica. Se trata de un juego de inmersión individual en una situación real con un paciente encamado e inconsciente donde tenemos que ir tomando decisiones para salvar su vida. De esta forma se puede evaluar la competencia y el conocimiento de los profesionales sanitarios que se pueden exponer a este tipo de situaciones de emergencia vital

Ha sido evaluado en numerosas l¡plataformas de juegos educativos como Serious Game Classification o Health Games Research

5 claves para el éxito en redes sociales de salud II


redes-socialesAquí van las otras cinco claves para tener éxito en redes sociales en salud, inspirados en una entrada de Andrés Ortega Martínez titulada “Los 10 mandamientos de la Transformación Digital“.

Otros cinco “mandamientos” que nos pueden convertir en activos útiles en nuestra red, en profesionales abiertos, colaborativos, beligerantes y activos; para que este pequeño tesoro que nos brinda la tecnología sea útil para desarrollarnos desde una perspectiva profesional y personal.

  1. Time to AdaptAdáptate. Adaptarse o morir. Hay que adaptarse a nuevas herramientas que van surgiendo, a nuevas perspectivas de temas conocidos, a nuevas personas y enfoques. Posiblemente los sanitarios esto lo llevamos “de serie” ya que estamos acostumbrados a navegar en terrenos “de grises” debido a la evolución científica, a lo que hoy es cierto mañana no lo es tanto (o incluso es falso). Aún así las redes sociales nos obligan a una adaptación constante a este nuevo medio.
    .
  2. aprenderAnsía el conocimiento. Aprender es tarea diaria. Se aprende de todo y de todos por lo que la aproximación a nuestra comunidad en las redes se ha de hacer desde la humildad y sinceridad. Creer que estamos solo para dar o solo para recibir es un error y pensar que sólo podemos aprender de unos pocos otro error (y una pérdida manifiesta de oportunidades que no debemos desaprovechar).
    .
  3. conversarConversa. Conversar es compartir, debatir en igualdad, intercambiar ideas y conocimientos desde la humildad. Conversar no es hablar desde posiciones inamovibles ni desde una falsa superioridad. Lo mejor para los “egos” es participar en las redes… se suavizan muchísimo ya que al compartir nos enfrentamos a nuestras propias ambiciones.
    .
  4. rebeldiaRebélate. Se inconformista; eso nos hace seguir vivos. Rebélate contra lo establecido, contra el inmovilismo, contra las falsedades que veas publicadas en la red. Desde tu conocimiento y perspectiva se radical desde la humildad. La rebeldía nos hace ser inconformistas y el inconformismo nos hace seguir adelante, crecer como personas y como profesionales.
    .
  5. Autenticidad y originalidad… ya somos auténticos y originales, solo debemos ser nosotros mismos.

8 grandes maneras de sacar partido a LinkedIn


linkedin2Posiblemente sea la red social que nos parece más interesante para crear una imagen profesional y trabajar nuestro posicionamiento en la red como profesionales sanitarios.

Es posible que a muchos sanitarios no les interese porque piensan que no es necesario trabajar este posicionemiento en la red o porque no creen que puede tener repercusiones en su futuro profesional.

Posiblemente si la meta es aprobar unas oposiciones y trabajar de forma exclusiva en una plaza dentro del sistema público de salud, es muy probables que tenga poco valor. Pero hay veces que el futuro nos lleva a otros caminos ya sea de forma voluntaria o porque el destino nos conduce a situaciones que no habíamos imaginado… y en esos caso es posible que una buena marca profesional en las redes sociale snos pueda servir de ayuda.

Si quieres iniciar una aventura profesional por tu cuenta, trabajar para una empresa privada (donde la entrevista de trabajo y el presentarte como profesional a través de un curriculum original pueda ser decisivo), salir al extranjero a realizar unas rotaciones o a buscar un puesto de trabajo o simplemente tener una actividad profesional más allá de lo puramente asistencial… planteate LinkedIn como una red social que has de trabajar.

No solamente mantener un curriculum actualizado, on line, público y accesible; sino , además, crear una red profesional de contactos y estar al día de los temas de debate más actuales dentro de tus grupos de discusión.

A lo mejor nunca le sacas un gran provecho… o sí.

Nos ha gustado mucho una infografía realizada por el BBVA con fuentes en datos procedentes de Mashable y Forbes y que se ha publicado bajo licencia CC BY-NC-SA.

Los valores y recomendaciones que nos indican como más valorados para tener un buen perfil de LinkedIn son:

  1. Honestidad: Al igual que para el contenido en cualquier curriculum…. No inventar ni exagerar. Puede ser que al principio de nuestra vida profesional el montante total de experiencias y conocimientos sean limitados, es lo normal, poco a  poco iremos viendo como crecen nuestras actividades.
  2. Fotografía: Una fotografía que muestre lo que queremos potenciar de nosotros mismos. Ha de ser una imagen que muestre alguna de las facetas profesionales que queramos destacar: cercanía, afabilidad, seriedad… Al igual que nuestra imagen profesional es nuestra y la vamos construyendo, la fotografía de nuestro curriculum ha de estar actualizada y representar lo que queremos mostrar a los demás.
  3. Información completa: LinkedInn tiene unas plantillas que cada vez se ajustan mejor a los contenidos curriculares sanitarios. Cuanta más información y más actualizada será mejor para que conozcan nuestros logros.
  4. Muestra tus habilidades: Tanto en el plano profesional como personal. Los gustos y las aficiones pueden ser una muestra de cómo somos.
  5. Contacta y sigua a otros profesionales: No solamente uses el programa como un repositorio de tu curriculum. Anímate y contacta con profesionales de tu red profesional. Crea comunidad y comparte conocimiento.
  6. Participa: Al principio puede ser que de un poco de reparo pensando que no se puede aportar nada de valor… pero estás en un error. Todos y todas podemos aportar experiencia y conocimiento.
  7.  Fíjate en otros: Muchas veces fijarse en cómo otras personas han expresado o muestran sus actividades puede ser una buena manera de iniciar a construir nuestra imagen profesional.
  8. Pide recomendaciones… en el sentido anglosajón de la recomendación. Posiblemente si sales al extranjero, es muy posible que te pidan recomendaciones por parte de profesionales más experimentados con los que hayas estudiado o rotado en tu periodo formativo. Desde el inicio del mismo estaría bien que fueras pidiendo que reflejaran tus valores, tus aptudes y actitudes como profesional a esta red social en forma de recomendación. Seguro que siempre habrá un profesional en tu servicio con un perfil de LinkedIn abierto que pueda aportar esa información.

    Linkedin

 

“Gamificación en la Formación de Profesionales Sanitarios”


Hace un mes se celebró en Madrid el II Congreso Nacional de Juegos de Salud donde el grupo de Nuevas Tecnologías, Comunicación y Social Medica de la SoMaMFyC a través de las doctoras Lubna Dani y Karen Viera quienes participaron en la ponencia “Gamificación en la formación de profesionales sanitarios”

A continuación os dejamos nuestra participación con esta breve intervención en el II Congreso de Juegos de Salud

 

 

Hoy es domingo de… Uso del vídeo por profesionales de la salud #videosysalud


domingoUn domingo de Videos y Salud para iniciar una semana donde el lenguaje audiovisual en nuestro blog será una de las claves.

Os invitamos a que estéis atentos durante la semana que viene a nuestras páginas porque Karen Viera Rodríguez, productora audiovisual y residente de MFyC de Madrid nos hará un repaso a los principales eventos que combinan la salud y la comunicación audiovisual.

Os dejamos con nuestro encuentro favorito… Nuestros #videosysalud

Cuando las recomendaciones las carga el diablo: recomendaciones profesionales en redes sociales


ok+sign+666+devil+satanicCompletando la entrada de ayer nos gustaría hacer una reflexión sobre las recomendaciones profesionales en la redes sociales.

Una de las herramientas que tiene la plataforma LinkedIn es la posibilidad de que recomendemos a cierto profesional. Es decir, si algún compañero, jefe o subordinado tiene alguna característica profesional que nos ha llamado la atención y que vemos como una fortaleza dentro de su perfil profesional, podemos destacarla. Esta recomendación, además de ser una valoración subjetiva de su trabajo, proporciona mayor visibilidad a su curriculum ya que el número de recomendaciones que posea una persona es una de las variables que utiliza el algoritmo de LinkedIn para posicionar su perfil.

Si esta herramienta se utiliza con honradez no hay ningún problema, pero… ¿y si intentamos aprovecharnos de ello?.  Jorge Ávila, en el blog “dos en social” ha publicado a principios de febrero la entrada “5 Razones por las que no recomiendo pedir que te recomienden en Redes Sociales y 5 Alternativas“, una magnífica reflexión sobre este tema.

El pedir una recomendación significa:

  1. Comprometer a alguien para que de una opinión de tu trabajo sin conocerlo. La recomendación ha de ser un acto generoso y espontáneo del recomendador, no una petición del recomendado y por esta razón no debemos pedir a quien conoce nuestro trabajo y no nos la ha dado, y mucho menos pedir a quien no conoce nuestro trabajo.
  2. Dejar una huella de “solicitud de recomendación” en las redes sociales que puede tener un efecto “boomerang” y volverse en contra de nosotros.
  3. No tener habilidades para construirnos una presencia digital. Posiblemente si interactuamos, conversamos en las redes, solicitamos ayuda o preguntamos obtendremos poco a poco una visibilidad importante en la red y esta actitud positiva puede provocar una recomendación real por nuestra actitud positiva y colaboradora.

Las redes sociales digitales son una proyección en Internet de las redes sociales reales. Ambas están compuestas por los mismos elementos: personas, y la única diferencia son las herramientas con las que nos relacionamos. Pero en el fondo los motores de las interrelaciones son los mismos. ¿Acaso vamos en nuestro trabajo solicitando  un día cualquiera una recomendación a nuestros compañeros o nuestros jefes?… porque algunas veces las recomendaciones las carga el diablo.

Perfiles profesionales en redes sociales


linkedin g+Cada vez hay más redes sociales en las que encontramos más herramientas para desarrollar o difundir nuestro perfil profesional. Como en cualquier red social lo importante no es estar, sino para qué estar.

Es fundamental hacer un ejercicio previo (probablemente con lápiz y papel), determinar nuestros objetivos, ver las posibilidades que tenemos entre las diferentes redes y por último elegir cuál o cuáles se adaptan a nuestras necesidades. El ejercicio más frecuente es el contrario: abrirnos un perfil y después ver para qué nos sirve estar allí presentes.

Es posible que la decisión sea no estar o bien porque no deseamos una visibilidad profesional o porque no nos convence la herramienta. La elección de no estar es muy válida siempr y cuando sea tomada por razones profundas y no por miedo o desconocimiento de manejo de la herramienta.

Cuando hayamos decidido visibilizar nuestra presencia profesional en la red hemos de tener en cuenta los motivos:

  1. Búsqueda de trabajo en nuestro país o en el extranjero. Cada vez más profesionales sanitarios (sobre todo médicos, enfermeras y fisioterapeutas) toman la opción de salir de nuestras fronteras en busca de puestos de trabajo. En este caso nos puede interesar una red profeional que tenga una alta penetración internacional, que nos permita mostrar nuestro perfil en varios idiomas (fundamental en inglés si queremos esta proyección internacional) y que tenga herramientas para la empresas de selección de personal. La más adecuada en este caso sería LinKedin ya que cumple todos los requisitos anteriores.
  2. Relación con otros profesionales y posibilidad de crear grupos de trabajo. En este caso no buscamos un empleo, sino crear redes de trabajo. Necesitamos una plataforma en la que predominen herramientas de comunicación y trabajo colaborativo. En este caso destaca Google+ que en poco tiempo ha logrado agrupar herramientas que tenía dispersas y aglutinar una serie de servicios de comunicación que hace que cada vez tenga más posibilidades. Aunque LinkedIn posee herramientas para comunicarse, son realmente estructuras muy similares a los foros, mientras que en este caso Google+ ha conseguido cubrir una necesidad profesional facilitando la creación de grupos de personas (círculos) y agrupando herramientas de almacenamiento de archivos (GoogleDrive), comunicación por mensajería instantánea y audio-videoconferencia (hangouts) y últimamente la posibilidad de crear comunidades temáticas. Las posibilidades de esta herramienta son muchas tanto para la comunicación entre personas como para la realización de trabajos colaborativos.

Una vez que tenemos claro para qué estar y con qué herramienta queremos estar debemos conocer técnicamente la misma y ver qué posibilidades nos ofrece. Esta tarea es continuada ya que de forma progresiva van modificándose para mejorar aspectos técnicos o para dar nuevas servicios y no nos debe agobiar.

En el caso que queramos darnos a conocer personalmente debemos trabajar nuestra marca personal y tener en cuenta que uno de los aspectos básicos para conseguirlo es la sinceridad.

Tecnología, Comunicación y Salud


mesaCon este nombre se va a celebrar este miércoles una Jornada Científica en el Auditorio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid organizadas por Fundadeps, Fundación Tecnología y Salud, Hospital Clínico San Carlos y la Universidad Complutense de Madrid.

Las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) están provocando una verdadera revolución en nuestra forma de vivir y relacionarnos. Uno de los ámbitos en los que esta transformación se está manifestando de manera más clara es el sanitario, en el que profesionales, pacientes y familiares, encuentran nuevas vías para intercambiar información y relacionarse.

Mi agradecimiento a los organizadores de este evento por la invitación a participar en la mesa redonda de profesionales bajo el título: “Nuevas tecnologías, nuevos profesionales. Acerca de los cambios que las TIC están generando en la relación de los profesionales con sus pacientes”. En ella voy a tener el honor de compartir mesa y conocimientos con Julio Mayol, Jose Antonio Rodríguez Maniega, Francisco Tardáguila y Vicente Monge.

Os adjunto el programa completo de las jornadas y espero veros en el aucitorio del Hospital Clínico San Carlos… si no os veo os iré contando cómo fueron las cosas por allí.