SSI de Linkedin, ¿un nuevo juego de presencia digital?


linkedin
linkedin

El SSI (Social Selling Index) se trata d eun nuevo índice sintético que estima nuestra presencia en Linkedin. Posiblemente la evaluación de nuestra presencia en la red social profesional más importante que existe actualmente en la red y donde todos (o casi todos) vamos a buscar a las personas que nos cruzamos en nuestra vida cotidiana para conocer sus logros profesionales sea una buena manera de evaluar nuestra presencia profesional en la red.

Seún el resumen de su propia página web es la medida de la eficacia con la que estableces tu marca profesional, encuentras a las personas adecuadas, interactúas con información y creas relaciones en esta red social.

Para tener un buena valoración en este índice es necesario tener construído un buen perfil personal. La eficacia de nuestro perfil la podemos ver en la propia página inicial del mismo. En el margen de la izquierda de la pantalla tenemos un indicador de la calidad del perfil que crece desde «básico» a «eminencia» calificando la calidad del perfil, no la calidad profesional de la persona.

eficacia perfil Linkedin

La base para tener un buen SSI es tener un perfil bien construído, actualizado, tener un buen número de contactos y aportar contenido a la red.

¿Qué evalúa y cómo se construye este índice?

Evalúa la calidad de nuestra presencia en Linkedin a través de 4 variables que se actualizan diariamente.

El índice tiene un valor de 1 a 100 y se construye con la suma de puntuación de 4 componentes que se valoran cada una de 0 a 25:

  • Marca personal (color naranja): Completa tu perfil teniendo en cuenta a tus clientes y ofrece a la red contenido de calidad (calidad se mide como popularidad o número de veces que el resto de miembros interactúan con el mismo).
  • Encuentra a las personas adecuadas (morado): Valora cómo utilizamos las herramientas de esta red para localizar a las personascon las que podemos tener relaciones profesionales. Cómo utilizamos las herrameintas de búsqueda avanzada e investigación.
  • Interactúa (rojo): Genera y comparte información a la red social que genere debate entre los miembros de la misma.
  • Crea relaciones (verde): Establece un c´rculo de contactos con perfiles profesionales con capacidad de decisión.

SSI Linkedin

Puedes acceder a tu perfil SSI a través de este enlace.

Nuestras dudas

Hay que partir de la premisa de la dificultad de medir el posicionamiento y la presencia digital. Existen varios índices previos que evalúan múltiples variables y que fundamentalmente nos ofrecen una valoración de nuestra popularidad en la red. Estos índices han sido evaluados hace tiempo en este blog y os remitimos a la información sobre los mismos como Klout y Kred.

Nos surgen principalmente tres dudas:

  1. Desconocemos que perámetros se miden en cada una de las 4 varibles y qué peso específico tienen cada uno de ellos. No hemos logrado descubrir de qué forma se obtiene un valor numérico de cada uno de ellos.
  2. ¿Por qué se ha decidido que cada uno vale un 25%?.
  3. ¿Cómo se han establecido esas 4 variables?.

Tampoco pedimos a Linkedin un ejercicio de transparencia total que pueda poner en peligro la patente de esta fórmula pero sí una explicación de cómo y por qué se han elegido esas variables.

Cómo subtitular un vídeo de YouTube

Conclusiones

Como hemos dicho en otras ocasiones sobre estos valores de posicionamiento y popularidad de una persona o marca en Internet creemos:

  1. Pueden ser unos indicadores aproximados y un juego divertido.
  2. Nos pueden indicar los aspectos en los que nuestro perfil o actividad en la red puede mejorar y establecer planes personales de mejora.
  3. El valor más importante, a nuestro juicio, es el poder compararnos a nosotros mismos a lo largo del tiempo, más que una comparación campetitiva entre diferentes perfiles.

Bibliografía

  1. Joel Pacheco. Aprende a evaluar tu presencia en LinkedIn con el Social Selling Index (SSI) [Internet]. [citado 26 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: http://blogthinkbig.com/aprende-a-evaluar-tu-presencia-en-linkedin-con-el-social-selling-index-ssi/.
  2. Get Your Social Selling Index (SSI) | LinkedIn Sales Solutions [Internet]. [citado 26 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: https://business.linkedin.com/sales-solutions/social-selling/the-social-selling-index?src=li-prod&veh=ssi_dashboard&utm_source=linkedin&utm_medium=ssi_dashboard&utm_campaign=ssi

Cuando las recomendaciones las carga el diablo: recomendaciones profesionales en redes sociales


ok+sign+666+devil+satanicCompletando la entrada de ayer nos gustaría hacer una reflexión sobre las recomendaciones profesionales en la redes sociales.

Una de las herramientas que tiene la plataforma LinkedIn es la posibilidad de que recomendemos a cierto profesional. Es decir, si algún compañero, jefe o subordinado tiene alguna característica profesional que nos ha llamado la atención y que vemos como una fortaleza dentro de su perfil profesional, podemos destacarla. Esta recomendación, además de ser una valoración subjetiva de su trabajo, proporciona mayor visibilidad a su curriculum ya que el número de recomendaciones que posea una persona es una de las variables que utiliza el algoritmo de LinkedIn para posicionar su perfil.

Si esta herramienta se utiliza con honradez no hay ningún problema, pero… ¿y si intentamos aprovecharnos de ello?.  Jorge Ávila, en el blog «dos en social» ha publicado a principios de febrero la entrada «5 Razones por las que no recomiendo pedir que te recomienden en Redes Sociales y 5 Alternativas«, una magnífica reflexión sobre este tema.

El pedir una recomendación significa:

  1. Comprometer a alguien para que de una opinión de tu trabajo sin conocerlo. La recomendación ha de ser un acto generoso y espontáneo del recomendador, no una petición del recomendado y por esta razón no debemos pedir a quien conoce nuestro trabajo y no nos la ha dado, y mucho menos pedir a quien no conoce nuestro trabajo.
  2. Dejar una huella de «solicitud de recomendación» en las redes sociales que puede tener un efecto «boomerang» y volverse en contra de nosotros.
  3. No tener habilidades para construirnos una presencia digital. Posiblemente si interactuamos, conversamos en las redes, solicitamos ayuda o preguntamos obtendremos poco a poco una visibilidad importante en la red y esta actitud positiva puede provocar una recomendación real por nuestra actitud positiva y colaboradora.

Las redes sociales digitales son una proyección en Internet de las redes sociales reales. Ambas están compuestas por los mismos elementos: personas, y la única diferencia son las herramientas con las que nos relacionamos. Pero en el fondo los motores de las interrelaciones son los mismos. ¿Acaso vamos en nuestro trabajo solicitando  un día cualquiera una recomendación a nuestros compañeros o nuestros jefes?… porque algunas veces las recomendaciones las carga el diablo.

Semana de la marca personal digital. ¿Por qué es importante nuestra imagen digital?


La imagen que mostramos a los demás es nuestra carta de presentación y en nuestro mundo real somos capaces de modularla de manera automática. No nos vestimos, hablamos o nos comportamos de la mismas manera si estamos entre familia, amigos, en nuestro puesto de trabajo o estamos acudiendo a una entrevista profesional.

Dependiendo del contexto, de nuestra situación personal y de la actividad que vayamos a realizar modulamos nuestra presencia y lenguaje pero sin dejar de ser nosotros mismos.

Durante estas semanas he tenido más relación con residentes de medicina de familia y enfermería de familia de la Comunidad de Madrid y en muchos de ellos hay una preocupación latente sobre su futuro profesional. Mi consejo ha sido que se trabajen una imagen digital, que plasmen lo que son profesionalmente y sus logros a través de herramientas existentes en Internet para proyectarse con un objetivo concreto y claro dependiendo de sus aspiraciones y sus valores profesionales.

Se terminó el modelo de búsqueda de trabajo a través de entrega personal de «curriculum vitae» en los departamentos de recursos humanos y de búsqueda de trabajo a través de portales web. Ahora tenemos herramientas para mostrar quiénes somos, qué queremos y cuáles consideramos nuestros puntos fuertes como profesionales.

En un entorno homogéneo, competitivo y cambiante (como el que se encuentran todos los residentes de familia ya sean médicos o enfermeros) el conoces cuáles son nuestros valores o los hechos destacables que nos hacen ser diferentes del restos y ser capaces de expresarlos, nos coloca en una situación de partida mejor que el resto. A ésto se le llama marca personal o personal branding

No solamente las búsqueda de empleo ha de ser el objetivo de estas herramientas. Muchas de ellas nos ponen en contacto a través de grupos con otros profesionales de nuestro campo laboral y a través de ellas surgen colaboraciones puntuales o a largo plazo, remuneradas o no; pero siempre enriquecedoras y que aumentan nuestro círculo de relaciones profesionales.

Para saber más sobre marca personal os recomiendo una serie de lecturas interesantes: el blog de Andrés Pérez Ortega  y la visión de la gestión de recursos y personas que realizan en sus respectivos blogs dos profesionales que trabajan en la gestión de nuestro mundo sanitario como Iñaki González (SobreviviRRHHé!) y Miguel Ángel Máñez (Salud con cosas) que se encuentran entre nuestros favoritos y que dedican, entre otras cosas, un espacio para tratar temas sobre marca personal.

En esto también hay que ser original y no solamente tener un presencia trabajada en la red, además hay que destacar de alguna forma. Os presento cómo me presento a través del correo electrónico; donde combino mi imagen real (para que quien no me conozca vea mi cara, mis direcciones de correo electrónico y un QR o BIDI con mi imagen).

El código QR lleva a mi perfil en about.me donde he concentrado mi presencia personal (con filtros) y profesionale en Internet.

No es el único modelo que existe, pero es un modelo de presentación en la red.

Os dejo un vídeo con las aplicaciones más interesantes para la creación de nuestro Curriculm Vitae en la red.

¿Cuál es el vuestro?, ¿creeis importante tener una buena presencia digital?. Os animo a comentar.

Spezify


Se trata de un servicio interesante que nos presenta de una forma visualmente atractiva la presencia de un concepto en Internet. A través de una caja de búsqueda podemos escribir una palabra (marca, nombre, idea) y en poco segundos nos localiza la referencia de esta palabra que encuentra en internet. Localiza textos, imágenes, vídeos, música y tweets y podemos filtrar cada uno de estos grupos de los resultados finales haciendo que se oculten o se muestren.

Se trata de un medidor gráfico y cualitativo de la presencia de marca en Internet. No nos aporta valores numéricos pero gráficamente es muy interesante.

Os adjuntamos dos imágenes de búsqueda de marca: semFYC y SoMaMFyC.

Llamamiento digital a todas las federadas #semFYC


Durante esta semana hemos estado haciendo un repaso a toda la presencia virtual de las sociedades federadas semFYC en las dos plataformas más importantes dentro de las comunidades virtuales: Facebook (el recreo) y Twitter (el aula donde aprendo).

Seguro que alguna presencia se nos olvida y como sabemos el esfuerzo personal que supone mantener una red social viva, además de pedir disculpas por anticipado si ocurre ésto, os rogamos os pongáis en contacto con nosotros por el medio que queráis para agregar en un próximo post las presencias que hemos olvidado.

Nos han llamado la atención varios aspectos que querríamos señalar:

  1. La mayoría de las cuentas, tanto en Facebook como en Twitter, se ha abierto a lo largo del último año. Existen algunas cuantas abiertas con anterioridad, pero la actividad más importante se ha mantenido desde mediados del 2010.
  2. Existe una irregular actividad en cada una de ellas.
  3. No teníamos conocimiento de muchas. Desde la presencia madrileña estamos haciéndonos «amigos» y «followers» de todos vosotros (os habrán ido llegando solicitudes y esperamos que nos aceptéis… no somos demasiado malos ;).
  4. En Facebook existen tanto perfiles personales asociados a cuentas como páginas o grupos. Personalmente os recomiendo o bien una página como primera opción o un grupo como segunda. No recomiendo un perfil personal para representar a un grupo de trabajo o una sociedad por varias razones:
    1. Privacidad: Al «hacernos amigos» podemos conocer todos los datos personales de las personas que nos siguen.
    2. No disponemos de las estadísticas que nos proporciona Facebook que son un punto clave para analizar la métrica de nuestro impacto virtual.

Como resumen de los post anteriores os pasamos un tabla con toda la presencia en comunidades virtuales que hemos visto durante esta semana:

 

Facebook

Twitter

YouTube

semFYC

2

3

1

SVMFiC

1

1

1

Osatzen

1

0

0

SAMFyC

1

0

0

CAMFiC

3

0

0

AGAMFEC

1

0

0

SoCaMFyC

1

1

0

SEXMFyC

1

1

0

SBMFiC

1

1

0

SoMaMFyC

4

2

0

 

16

9

2

 

Nuestras propuestas desde el Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC son las siguientes:

  1. Mantener contactos virtuales y presenciales entre todos los socios que nos encargamos de mantener la presencia digital de cada una de nuestras sociedades.
  2. Posibilidades colaborativas: Libro blanco de presencia digital de sociedades científicas, recomendaciones de presencia digital para médicos de Familia, análisis de prestigio digital de marca.
  3. Estandarización de las métricas usadas para determinar impacto digital.
  4. Acciones coordinadas en la difusión de eventos a nivel nacional o autonómico.
  5. Llama la atención que ni la marca «semfyc» ni ninguna de las federadas aparece en uno de los escaparates más importantes, de mayor impacto y mejor posicionamiento como es Wikipedia. Nos gustaría crear una entrada de semfyc y otra por cada una de las federadas. Creemos que tenemos historia, conocimiento, presencia socia e impacto suficiente como para aparecer en la mayor enciclopedia libre de la historia. Si existe alguien más interesado nos gustaría que contactara con nosotros a través del blog y si esta idea llega a la Junta Directiva de semFYC y se hace la propuesta de una presencia institucional dirigida (sería la opción ideal), este grupo de «la madrileña» queda a vuestra disposición.

Para todo ello también tenéis abierta nuestra puerta y colaboración.

 

Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnología de la SoMaMFyC

 

Gracias a un correo de Juan Quintana, conocemos que hay una entrada de semFYC en Wikipedia creada por Edu Puerta (Canarias) y Manu Sarmiento (Cataluña y Baleares) http://es.wikipedia.org/wiki/Sociedad_Espa%C3%B1ola_de_Medicina_de_Familia_y_Comunitaria

¿Miedo a ser digitales?


El desconocimiento de los medios digitales y de la Red de Internet hace que muchas personas sientan un verdadero miedo a perder su anonimato y su intimidad por el hecho de tener presencia en la red. La presencia sin actividad hace que sea simplemente eso, presencia. Y la sola presencia no significa nada. De hecho todos estamos aunque no queramos (si no me cree alguien simplemente teclee su nombre en Google). El miedo a ser digitales junto a la imposibilidad de dejar de estar crea en algunas personas una especie de frustración que podemos comparar con un duelo; posiblemente el duelo a la percepción de la pérdida de privacidad.

.

.Y como en todo proceso de duelo podemos distinguir las 5 fases de Klüber-Ross.

Una propuesta de esta adaptación, aunque no tiene que ser la única, puede ser la siguiente:
  1. Negación: Esto de la web social no me afecta. Yo sigo siendo el médico y ellos los pacientes… y qué sabrán ellos de medicina. Mucho me ha costado llegar hasta aquí para que ahora vengan con información que han sacado de internet.
  2. Ira: ¿Pero cómo me puede haber pasado esto? ¿Quién permitió que apareciera mi nombre en esta página web estando expuesto a la crítica por los pacientes? ¿A quién se le ocurre hacer éso? ¿Dónde está el culpable?
  3. Negociación: Ahora que ya estoy presente deberé tener más cuidado con lo que hago o digo. Miraré todos los días para ver si alguien ha dicho algo de mí.
  4. Depresión: (En el caso de apreciaciones negativas por nuestro desempeño)
  5. Aceptación:Es inútil luchar contra el anonimato así que me tendré que unir a la red de forma activa (identidad digital) . Podemos aprender de nuestros pacientes ya que nos dicen continuamente en qué tenemos que mejorar.

Como en las fases del duelo no es necesario pasar por todas y ni siquiera en ese orden, pero el camino entre la negación y la aceptación es ineludible.

Muchos profesionales médicos de la sanidad pública y privada de numerosas especialidades tenemos presencia digital a través de la página web masquemedicos. Esta presencia lleva asociada una valoración que nos conferirá un prestigio a través de una serie de puntuaciones entre 0 y 5 de variables de percepción por el usuarios y dos campos de texto para escribir las consideraciones positivas y menos positivas de nuestra actividad profesional (valoración de nuestro prestigio profesional).

Hasta ahora la valoración del prestigio era algo mucho más circunscrito. Nuestros pacientes, sobre todo a los médicos de familia, nos conocen y se forjan una opinión concreta tanto de nuestra forma de actuar en lo profesional como en el trato. Estas valoraciones se extendían por el tradicional «boca-oreja» en los lugares reales de nuestras zonas básicas. En caso de actuar de forma que no diésemos satisfacción a las espectativas de nuestros pacientes se recurría a la reclamación en el centro de salud que en el mejor de los casos era fuente de obtención de datos para la comisión de calidad del mismo y en algunas ocasiones ha originado ciclos de mejora de muchos procesos asistenciales o administrativos.

Pero el mundo ha cambiado. Nuestro mundo también. La posibilidad de libre elección de profesional en la sanidad pública en diferentes Comunidades Autónomas hace que surgan plataformas como esta en la que los médicos estamos expuestos a la opinión de nuestros clientes-usuarios-pacientes en un medio elevada potencia como Internet.

Imagino que esta plataforma utilizará técnicas de posicionamiento para llegar a ser muy visible (y nosotros estaremos en ella) por lo que nuestra presencia será más patente. Ahora llega el momento en que tengamos que elegir tener o no visibilidad… y eso es una opción personal e individual de cada uno de nosotros.

El miedo que existe entre algunos profesionales a los que hemos preguntado no es tanto que figuren datos públicos (nuestro nombre, profesión, puesto y turno de trabajo), sino la exposición pública al juicio de los usuarios en un medio de muy elevada penetración y difusión. Por un lado sabemos que no se ha modificado la legislatura actual, es decir, las calumnias e injurias continuan siendo delito. Por otro lado la plataforma da una posibilidad de escribir comentarios desde el anonimato (anonimato relativo ya que con la huella digital que vamos dejando por Internet, es fácil localizar quien ha publicado información… a no ser que se haga a través de una conexión pública con un equipo público o compartido) y posiblemente ese es uno de los fallos que personalmente veo a todo el proceso, es decir, los profesionales actuamos de forma obligatoria desde la identificación total mientras que los usuarios pueden particiapr desde el anonimato.

Por otro lado hay profesionales que no quieren ser juzgados. Es decir quieren mantenerse en el anonimato digital  y la plataforma masquemedicos, les lanza inexorablemente a la presencia digital obligada; pero no solo a estar presentes, sino a poder ser evaluados con el conociento pleno de que la injuria es la mancha más difícil de quitar. Muchas de las reclamaciones que se relizan en los Centros de Salud y Hospitales se deben a no cumplir las espectativas del usuario y eso se conoce una vez analizada la reclamación particularmente para cada caso.. Da un poco de miedo enfrentarse a una acusación que no sea delictiva, sea falsa y no haya forma de eliminar y permanezca en nuestro perfil dando reflejo de algo que no somos.

Si el usuario-cliente-paciente utiliza esta plataforma como herramienta de ataque personal ante el no cumplimiento de espectativas no razonables (no me quiere dar la baja, no quiere hacerme una receta, no quiere hacerme un certificado médico…..) posiblemente sea una amenaza. Espero que esto no se convierta en un ataque indiscriminado y que la empresa que gestiona la plataforma no lo permita, ya que si no ejercen ningún tipo de filtro o no admiten un mínimo feeback por parte de los profesiones que estamos en ella dejará de ser útil para la población y por lo tanto dejará de ser útil como negocio.

Según el sentir de algunos compañeros, una de las cosas que  ha molestado es que esta iniciativa no haya salido de la propia institución a la que pertenecemos, dentro de un proyecto de mejora profesional y servicio al ciudadanos ante la libre elección de médico; sino que se ha originado a partir de una acción privada que ha sabido ver la opción de negocio.

Os animamos más que nunca a utilizar los comentarios. Opiniones a favor y en contra hay muchas.

Presencia digital llevada al humor: No sin mi blog!


Una nota de humor que nos llega desde la etb con uno de sus programas más vistos.

La presencia digital es importante…. pero sin llegar a extremos.