SSI de Linkedin, ¿un nuevo juego de presencia digital?


linkedin
linkedin

El SSI (Social Selling Index) se trata d eun nuevo índice sintético que estima nuestra presencia en Linkedin. Posiblemente la evaluación de nuestra presencia en la red social profesional más importante que existe actualmente en la red y donde todos (o casi todos) vamos a buscar a las personas que nos cruzamos en nuestra vida cotidiana para conocer sus logros profesionales sea una buena manera de evaluar nuestra presencia profesional en la red.

Seún el resumen de su propia página web es la medida de la eficacia con la que estableces tu marca profesional, encuentras a las personas adecuadas, interactúas con información y creas relaciones en esta red social.

Para tener un buena valoración en este índice es necesario tener construído un buen perfil personal. La eficacia de nuestro perfil la podemos ver en la propia página inicial del mismo. En el margen de la izquierda de la pantalla tenemos un indicador de la calidad del perfil que crece desde «básico» a «eminencia» calificando la calidad del perfil, no la calidad profesional de la persona.

eficacia perfil Linkedin

La base para tener un buen SSI es tener un perfil bien construído, actualizado, tener un buen número de contactos y aportar contenido a la red.

¿Qué evalúa y cómo se construye este índice?

Evalúa la calidad de nuestra presencia en Linkedin a través de 4 variables que se actualizan diariamente.

El índice tiene un valor de 1 a 100 y se construye con la suma de puntuación de 4 componentes que se valoran cada una de 0 a 25:

  • Marca personal (color naranja): Completa tu perfil teniendo en cuenta a tus clientes y ofrece a la red contenido de calidad (calidad se mide como popularidad o número de veces que el resto de miembros interactúan con el mismo).
  • Encuentra a las personas adecuadas (morado): Valora cómo utilizamos las herramientas de esta red para localizar a las personascon las que podemos tener relaciones profesionales. Cómo utilizamos las herrameintas de búsqueda avanzada e investigación.
  • Interactúa (rojo): Genera y comparte información a la red social que genere debate entre los miembros de la misma.
  • Crea relaciones (verde): Establece un c´rculo de contactos con perfiles profesionales con capacidad de decisión.

SSI Linkedin

Puedes acceder a tu perfil SSI a través de este enlace.

Nuestras dudas

Hay que partir de la premisa de la dificultad de medir el posicionamiento y la presencia digital. Existen varios índices previos que evalúan múltiples variables y que fundamentalmente nos ofrecen una valoración de nuestra popularidad en la red. Estos índices han sido evaluados hace tiempo en este blog y os remitimos a la información sobre los mismos como Klout y Kred.

Nos surgen principalmente tres dudas:

  1. Desconocemos que perámetros se miden en cada una de las 4 varibles y qué peso específico tienen cada uno de ellos. No hemos logrado descubrir de qué forma se obtiene un valor numérico de cada uno de ellos.
  2. ¿Por qué se ha decidido que cada uno vale un 25%?.
  3. ¿Cómo se han establecido esas 4 variables?.

Tampoco pedimos a Linkedin un ejercicio de transparencia total que pueda poner en peligro la patente de esta fórmula pero sí una explicación de cómo y por qué se han elegido esas variables.

Cómo subtitular un vídeo de YouTube

Conclusiones

Como hemos dicho en otras ocasiones sobre estos valores de posicionamiento y popularidad de una persona o marca en Internet creemos:

  1. Pueden ser unos indicadores aproximados y un juego divertido.
  2. Nos pueden indicar los aspectos en los que nuestro perfil o actividad en la red puede mejorar y establecer planes personales de mejora.
  3. El valor más importante, a nuestro juicio, es el poder compararnos a nosotros mismos a lo largo del tiempo, más que una comparación campetitiva entre diferentes perfiles.

Bibliografía

  1. Joel Pacheco. Aprende a evaluar tu presencia en LinkedIn con el Social Selling Index (SSI) [Internet]. [citado 26 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: http://blogthinkbig.com/aprende-a-evaluar-tu-presencia-en-linkedin-con-el-social-selling-index-ssi/.
  2. Get Your Social Selling Index (SSI) | LinkedIn Sales Solutions [Internet]. [citado 26 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: https://business.linkedin.com/sales-solutions/social-selling/the-social-selling-index?src=li-prod&veh=ssi_dashboard&utm_source=linkedin&utm_medium=ssi_dashboard&utm_campaign=ssi

Cuando las recomendaciones las carga el diablo: recomendaciones profesionales en redes sociales


ok+sign+666+devil+satanicCompletando la entrada de ayer nos gustaría hacer una reflexión sobre las recomendaciones profesionales en la redes sociales.

Una de las herramientas que tiene la plataforma LinkedIn es la posibilidad de que recomendemos a cierto profesional. Es decir, si algún compañero, jefe o subordinado tiene alguna característica profesional que nos ha llamado la atención y que vemos como una fortaleza dentro de su perfil profesional, podemos destacarla. Esta recomendación, además de ser una valoración subjetiva de su trabajo, proporciona mayor visibilidad a su curriculum ya que el número de recomendaciones que posea una persona es una de las variables que utiliza el algoritmo de LinkedIn para posicionar su perfil.

Si esta herramienta se utiliza con honradez no hay ningún problema, pero… ¿y si intentamos aprovecharnos de ello?.  Jorge Ávila, en el blog «dos en social» ha publicado a principios de febrero la entrada «5 Razones por las que no recomiendo pedir que te recomienden en Redes Sociales y 5 Alternativas«, una magnífica reflexión sobre este tema.

El pedir una recomendación significa:

  1. Comprometer a alguien para que de una opinión de tu trabajo sin conocerlo. La recomendación ha de ser un acto generoso y espontáneo del recomendador, no una petición del recomendado y por esta razón no debemos pedir a quien conoce nuestro trabajo y no nos la ha dado, y mucho menos pedir a quien no conoce nuestro trabajo.
  2. Dejar una huella de «solicitud de recomendación» en las redes sociales que puede tener un efecto «boomerang» y volverse en contra de nosotros.
  3. No tener habilidades para construirnos una presencia digital. Posiblemente si interactuamos, conversamos en las redes, solicitamos ayuda o preguntamos obtendremos poco a poco una visibilidad importante en la red y esta actitud positiva puede provocar una recomendación real por nuestra actitud positiva y colaboradora.

Las redes sociales digitales son una proyección en Internet de las redes sociales reales. Ambas están compuestas por los mismos elementos: personas, y la única diferencia son las herramientas con las que nos relacionamos. Pero en el fondo los motores de las interrelaciones son los mismos. ¿Acaso vamos en nuestro trabajo solicitando  un día cualquiera una recomendación a nuestros compañeros o nuestros jefes?… porque algunas veces las recomendaciones las carga el diablo.