Salud digital según la OMS


A través de un tweet de Alfredo Montero (@Amonterodel) de la mañana de 27 de mayo llegó a nuestro conocimiento  una resolución de la Organización Mundal de la Salud (OMD) sobre Salud Digital sobre la que nos gustaría comentar algunos aspectos.

Se trata de un proyecto de resolución presentado por varios países (Alemania, Argelia, Australia, Brasil, Estonia, Etiopía, Filipinas, India, Indonesia, Israel, Italia, Luxemburgo, Marruecos, Mauricio, Panamá y Sudáfrica) que hace referencia a la salud digital presentado el 21 de mayo de 2018

En su texto se reconoce el potencial de las tecnologías digitales para promover el desarrollo sostenible y la capacidad para dar a los sistemas de salud a nivel mundial mejoras en cuanto a la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades, y  la mejora de la accesibilidad, calidad y asequibilidad de los mismos. Reconoce también que aunque la interacción con el ser humano con la tecnología es cada vez mayor, en el campo de la salud es fundamental aún la interacción humano-humano.

Así mismo insta a los países a:

  1. Evaluar el uso de la tecnología digital como medio de promover un acceso equitativo, asequible y universal a la salud para todos y en especial a las personas más vulnerables.
  2. Integración de las tecnologías digitales en las infraestructuras y reglamentos actuales de los sistemas de salud para priorizar la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades con objeto de reducir la carga que recae sobre los sistemas de salud.
  3. Optimización de los recursos.
  4. Determinación de los ámbitos prioritarios en los que convendría disponer de orientaciones, normativas, asistencia y asesoramiento técnicos sobre salud digital.
  5. Interoperabilidad de los sistemas.
  6. Disfusión de prácticas óptimas y  eficaces de arquitectura de políticas, programas y servicios de salud digital.

Un gran resumen del texto lo podemos encontrar en el tweet de Alfredo@amonterodel

El cuerpo humano, una fuente de big data


big-dataHemos hablado en este blog en varias ocasiones de lo que supone el denominado “big data” y cómo los sistemas sanitarios cada vez manejan más datos de salud pero la mayoría de ellos se encuentran desestructurados.

Con la historia clínica electrónica tanto en atención promaria como en atención especializada tenemos acceso a numerosos datos de un mismo paciente…pero:

  1. Muchos de ellos se encuentran en diferentes bases de datos de forma que es complicada su integración.
  2. Dentro de un mismo hospital existen bases de datos diferentes de forma que diferentes servicios (radiodiagnóstico, laboratorio, anatomía patológica…) tienen sistemas de almacenamiento de datos distintos y mal integrados.
  3. Si intentamos acceder a datos desde un hospital a otro la cosa se complica más.
  4. Hay veces que disponemos de documentos (informes de alta, informes de resultados de pruebas) que nos se almacenan como datos en sí mismos, sino como documentos (normalmente con extensiones pdf) desde los cuales no podemos explotar los diferenets datos que almacenan.
  5. Dificultad para almacenar datos en imágenes (electrocardiogramas, fotografías de lesiones dermatológicas…) y pruebas de diagnóstico por imágenes cada vez más complejas que generan archivos con gran cantidad de información y peso.

Cada vez los centros sanitarios estamos generando más datos y cada vez los datos están más digregados y desestructurados… ¿para cuándo trabajaremos con variables de salud con códigos estandarizados?, ¿cuándo de verdad podremos tener datos disponibles y no grandes documentos de texto en los que hacer “corta y pega” y ser almacenados como texto que no se puede valorar?.

La tecnología existe, sólo queda voluntad para hacerlo y la existencia de una serie de normas comunes para que nos podamos entender desde todos los terminales del sistema sanitario.

El gran perjudicado de ésto, como muchas veces, el propio paciente.

Os dejamos con una infografía de NetApp donde se pueden ver los grandes datos que puede generar el cuerpo humano.

infografia_netapp_cuerpohumano