Una revisión del perfil personal de Google Académico


Si Google es el buscador por excelencia, Google Académico puede ser una excelente opción de búsqueda que presenta algunas ventajas que analizaremos en este artículo (también algunos inconveniente). El perfil personal que podemos establecer puede ser interesante y nos ofrece datos sobre nuestras publicaciones además de estar bien posicionado en el buscador.

Que Google es el buscador por excelencia no hay duda. En inglés, idioma posiblemente más plástico que el nuestro y fuente de innovación lingüística, ha surgido el verbo “to google” (que hemos importado como “googlear”/ “guglear”) para hacer referencias a las búsquedas en él.

Google nos ofrece Google Académico que realmente es un buscador con el mismo motor  pero que restringe la misma a páginas relacionadas con entornos académicos (bases de datos bibliográficas, tesis doctorales, libros, artículos, presentaciones).

El ejemplo más evidente y frecuentemente puesto para comparar ambos buscadores es teclear en su cajetín de búsqueda la palabra “sexo”. En Google arroja, en el día de escribir este artículo más de 447 millones de resultados. mientras que en Google Académico no llega a 2 millones y medio. Evidentemente la orientación de los resultados arrojados no es la misma.

sexo

FiltrosGoogle Académico como buscador nos ofrece una serie de filtros que se localizan en el margen derecho de la página (al estilo de los filtros en PubMed) pudiendo filtrar por:

  1. Intervalo de tiempo: Artículos publicados desde un año determinado o eligiendo un intervalo de fechas.
  2. Tipo de orden: Siguiendo dos criterios: relevancia o fecha de publicación.
  3. Nos permite incluir patentes o citas.
  4. Nos permite crear alertas de las búsquedas.

En los últimos años no se han modificado los filtros y estaría bien tener una mayor posibilidad de afinar búsqueda en esta plataforma ya que se ha comparado con el buscador biosanitario por excelencia que es PubMed:

 

Pero en esta entrada nos interesa Google Acagémico como creador de un perfil personal académico.

Nos permite crear un perfil con unos pocos datos profesionales donde se van a ir incluyendo las publicaciones que aparezcan en Internet.

Tiene una serie de ventajas e inconvenientes.

Ventajas Inconvenientes Google Academico

Ventajas:

  1. Al ser una herramienta de Google la posiciona muy bien en el buscador por lo que aparece mucho antes cuando se busca nuestro nombre que otras plataformas similares ya vistas en anteriores artículos de este blog (como ORCID, Mendeley o ResearchGate).
  2. Actualiza automáticamente los artículos según aparecen indexados en el buscador a través de nuestro nombre.
  3. En el caso en que no aparezca un artículo determinado lo podemos buscar entre una lista de artículos donde seamos posibles autores o incluirlo de forma manual.
  4. Nos ofrece índices bibliométricos como el “h index” o el “i10 index” así como el número total de artículos y citas por año.
  5. Permite creación de citas bibliográficas a través de la exportación de las referencias a gestores de citas en diferentes formatos (BibTeX, EndNote, RefMan o CSV)
  6. Además de los artículos en revistas científicas, Google Académico, amplía su búsqueda en otras bases de datos. Por este motivo la cantidad de referencias suele ser mayor.

Inconvenientes:

  1. Carece de identificadores inequívocos de autor (ScopusID, ORCIDID) por lo que si nuestro nombre aparece en algunas combinaciones no detectadas no nos lo incluye automáticamente en el perfil. Nos permite, eso sí, la posibilidad de hacer una búsqueda manual de artículos (a través de artículos cuyos autores tienen una composición similar a nuestro nombre) o poder incluirlo manualmente.
  2. Por ese motivo hay que revisarlo de forma periódica para ver si están todas nuestras publicaciones.
  3. Como aparecen referencias de nuestros artículos en citas digitales (no necesariamente publicadas en revistas científicas el índice h suele estar incrementado respecto a otras plataformas que lo calculan exclusivamente con publicaciones en papel. Así mi h index en Scopus y Mendeley es de 2, mientras que en Google Académico es de 6.

    Comparación h index.png

¿Cómo crear un perfil en Google Académico?

  1. En la esquina superior derecha de la pantalla principal de Google Académico podemos iniciar la creación de un perfil.
    1
  2. Se nos muestra una pantalla inicial donde podemos ofrecer datos de filiación y profesionales y subir una imagen.
    2
  3. Rastrea en la red para incluir los artículos de los cuales seamos autores. La generación de índices bibliométricos es automática.

¿Cómo visualizar nuestras referencias?

Tenemos os opciones de visualizarlas: bien por fecha de publicación o por impacto (número de veces que han sido citadas)

Captura de pantalla 2018-01-14 a las 13.45.51.png

 

¿Cómo gestionar nuestras referencias?

Añadir referencias. Podemos añadir referencias a través de una búsqueda automática o un registro manual.

Para la búsqueda automática (referencias existentes porque Google no ha podido detectar nuestra autoría por propblemas en la identificación). Vamos a la barra de botones superior y pulsamos sobre el botón añadir artículo desplegándose una ventana emergente donde podemos añadir un artículo de forma semiautomática (se nos muestra un listado con artículos con la grafía del nombre similar a la nuestra seleccionando los artículos de los que somos autores), añadir artículo de forma manual y añadir grupos de artículos.

Añadir.png

Fusionar artículos duplicados. Hay veces que ocurre que aparecen artículos duplicados por varias razones:

  • La grafía de nuestro nombre tiene sutiles diferencias en diferentes bases de datos.
  • Lo más frecuente es que Google detecta como diferentes el mismo artículo con el título en inglés y en español.

Por ello a veces hay que fusionarlos (nos contabilizarían el número de citas en dos artículos diferente cuando en realidad son el mismo).

Para ello seleccionaríamos los artículos haciendo clic en la casilla de verificación que aparece delante de los mismos y aparece un botón de “combinar” en la barra superior de botones. En una posterior ventana nos pide cuál es la versión que deseamos que aparezca en nuestro listado. A partir de ese momento considerará el artículo como único.

Combinar articulos.png

Eliminar un artículo. Hay veces que se incluyen artículos de los que no somos autores o nos equivocamos en el registro. Ante esa posibilidad nos permite eliminar un registro que se hace seleccionando el artículo que queremos eliminar haciendo clic en la casilla de verificación anterior y pulsando el botón eliminar.

Eliminar.png

Exportar artículos a gestores bibliográficos. Nos ofrece la posibilidad de exportar artículos a diferentes gestores bibliográficos en diversos formatos que son interpretados e importados por la mayoría de los gestores. Haciendo clic en la casilla de verificación del artículo o artículos que queremos exportar se activa el botón de exportar. Si seleccionamos el mismo nos permite la exportación de la-s referencia-s en diferenets formatos.

Exportar.png

Datos de impacto

Haciendo clic en cada uno de los artículos se nos abre una ventana emergente que nos ofrece numerosos datos de impacto del mismo.

  1. Datos identificativos del artículo: autores, fecha de publicación, revista, volumen, número, editor y citas totales.
  2. Una gráfica con el número de citas por año.
  3. Las diferentes versiones o formas en el que nos lo podemos encontar en Google Académico (ver que se trata de errores tipográficos). En cada uno de ellos podemos ver el número de citas totales al mismo y artículos relacionados (tema similar).Datos de impacto

¿De frente o de perfil? #carnavalsalud


frente perfilLa pena de estar de vacaciones (con ganas exclusivas de playa y sin ordenador) y querer participar en una iniciativa como la que nos propone el nuevo #carnavalsalud es que se suele llegar tarde y otras personas con más conocimientos y autoridad ya han dado su visión.

He leído a través del movil la mayoría de las aportaciones de otros y creo, que como muchos, comparto gran parte de los expresado en los diferentes blogs y redes sociales por vosotros. Como estoy de vacaciones y relajado no quiero ir a mis carpetas “de la nube” y localizar los artículos interesantes que hablan de este tema, no quiero tampoco hacer una reflexión tipo tesis. Por ello permitidme que escriba una entrada personal que lejos de buscar protagonismo, busca simplemente presentaros mi realidad digital.

Creo que el principal problema es dónde colocamos el límite entre lo personal y lo profesional y, como siempre, las redes sociales digitales son una expresión de las redes sociales reales.

Hay profesionales que trabajan con traje y corbata y otros que trabajamos en pantalones vaqueros y jersey, hay profesionales que trabajan con una gran distancia con su paciente/cliente y otros que intentamos irla disminuyendo y aumentando hasta encontrar esa distancia óptima que nos permita el diálogo y la comunicación fluida, y estoy seguro que todos podemos trabajar igual de bien.

En el mundo digital es similar y la pregunta que nos debemos realizar es ¿hasta dónde queremos descubrir de nosotros mismos?, ¿qué es lo público y lo privado?.

Posiblemente el límite sea diferente para cada uno de nosotros y voy a compartir varios ejemplos personales escritos en primera persona (de frente).

EJEMPLO 1:(redes sociales digitales). Actual y muy reciente. Compartiendo de Twitter imágenes de misvacaciones e impresiones personales y relajadas de mis vacaciones resulta que algunos de mis contactos residen en la zona de mi destino vacacional. Resultado: descubro magníficas calas en Cabo de Gata (gracias @mj_alonso y @beatsanc).

EJEMPLO 2: (redes sociales reales). Los límites entre lo profesional y lo personal no solamente están en el mundo digital. El mundo real nos coloca a veces en estos aprietos. Playa nudista a cientos de kilómetros de mi lugar de residencia y trabajo hace algunos años. Ocultos en el anonimato y, con la protección solar adecuada,  mi pareja y yo nos abandonamos a un baño de sol y agua liberados de la exclavitud del bañador. En un corto paseo me cruzo con dos pacientes de la consulta y pocos metros más adelante con una compañera de trabajo. Con todos paramos a hablar. Mucho más sensación de desnudez y gran pudor con mi compañera que con los pacientes (nunca hemos hablado de este tema).

Dentro del mundo virtual no todas las redes sociales tienen el mismo planteamiento. Hay redes en las que es más importante el contacto personal que la información (Facebook) o todo lo contrario (Twitter) y redes en las que es mucho más intuitivo y personalizable el manejo de los destinatarios de cada uno de los mensajes que emitimos (Google+).

Creo que la conclusión es que cada uno de nosotros debemos ser coherentes con nosotros mismos en el manejo de nuestra presencia digital. Quien quiera salir de frente tiene herramientas para salir de frente, quien quiera salir de perfil… que salga de perfil.

De las dos maneras se puede salir bien.

Siguiendo con la primera persona os puedo decir que tengo y gestiono:

  • Un perfil en LinkedIn: donde no hablo de política, de actualidad ni de ocio.
  • Un perfil en FaceBook: donde intento tener los mismos amigos virtuales que reales, cerrado, casi oculto y que utilizo para ni ocio y relaciones personales.
  • Cuatro cuentas de Twitter: una que refleja mi perfil/marca personal, otra que representa a la SoMaMFyC, otra abandonada para pacientes (creí que podía ser una buena idea tener dos cuentas profesionales…. serio error) y una anónima que conecto cuando mi superyo duerme.

Posiblemente vaya de perfil…. pero ha sido mi elección. Y tú ¿sales de frente o de perfil?