Acceso abierto (Open Acces): nuevas formas de difundir ciencia por una tercera vía


El Acceso abierto (Open access  en inglés) es la posibilidad de adquirir u obtener de forma inmediata y sin requerimientos de registro, suscripción o pago material digital educativo, académico o científico. Principalmente artículos de investigación científica de revistas especializadas y arbitradas mediante el sistema de revisión por pares o peer review. (Wikipedia)

A través de este tipo de acceso se favorece la difusión de la investigación a más alto nivel de forma que no existen restricciones para que el conocimiento se difunda entre todos los profesionales e investigadores interesdos en un tema.

De esta forma se favorece que la literatura científica se encuentre disponible en internet y accesible sin barreras, eliminando procesos de suscripción y diferencias de posibilidad de acceso por motivos económicos. Además se elimina el concepto clásico de derechos de distribución de manera que la mayoría de las barreras de uso de este material desaparecen manteniéndose el hecho de reconocimiento de la autoría del original.

Aunque se inició esta corriente en el ámbito científico y académico se ha extendido a muchos otros campos del saber ya que actualmente existen en Internet numerosas bases de datos, software, elementos multimedia y libros cuyo acceso está restringido.

open_access_grafik2016Eliminar barreras de diferentes tipos (legales, económicas o de acceso) permite que el contenido sea más difundido, que los autores tengan más impacto y que el beneficio de la investigación llegue a la sociedad.

Tener la disponibilidad de acceso de forma gratuita de literatura en Internet de manera que cualquier usuario pueda leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de estos artículos, reutilizarlos como datos para generar software o utilizarlos para cualquier otro propósito legal, sin barreras financieras, legales o técnicas distintas de las fundamentales a la propia conexión a Internet es el objetivo último de este movimiento.

La única limitación ha de ser otorgar a los autores el control último de su trabajo y reconocerlos como tal en cualquier obra derivada de la obra original citando su trabajo y enlazándolo a la fuente original.

Durante los años 2002 y 2003 se establecen reuniones en Budapest (2002), Bethesda (2003) y Berlin (2003) donde se establecen las bases y las normas del acceso abierto.

Tradicionalmente existen dos vías de acceso.

  1.  Acceso verde (autoarchivo): Los autores del original almacenan o archivan el contenido de su trabajo en un servidor (normalmente el de la institución donde realizan el mismo) con acceso abierto a otros investigadores. La limitación de esta vía es que aún el trabajo no ha sido revisado por pares. Aunque en investigación clínica este hecho es una limitación, en otras disciplinas (programación de software) el tener acceso a este archivo en bruto permite el aprovechamiento del mismo y la construcción de nuevas utilidades de programación a partir del contenido compartido.
  2. Acceso oro (revistas de acceso abierto). Por el momento es el máximo exponente de acceso abierto para la difusión de artículos científicos. Los autores remiten el manuscrito y éste es revisado por pares previo a su publicación. Los editores (editores tradicionales que están variando el modelo de negocio hacia modelos abiertos) o editores que han nacido como modelos abiertos como Public Library of Science (PLOS) o BioMed Central se encargan de establecer la revisión y difundir el trabajo a través de sus plataformas y redes sociales (en abierto). El coste de todo el proceso es sostenido por los autores (normalmente sufragado a través de becas o ayudas a la investigación con capítulos presupuestarios específicos).

Se está iniciando una tercera vía denominada acceso diamante que supondría una mezcla de las dos.

Los autores suben el original a una base de datos abierta (vía verde) y existirían una serie de revisores voluntarios que a través de un trabajo voluntario acreditarían la validez de la investigación actuando como revisores (vía dorada).

De esta forma el modelo diamante emula la forma de generar contenido de Wikipedia con la que hemos empezdo el artículo en la definición de código abierto. En Wikipedia cualquiera podemos editar cada uno de los wikis que corresponden a las entradas de los artículos, bien modificando los contenidos o generando contenidos o entradas nuevas. La propia comunidad actúa como revisor de forma gratuita y se amplían, corrigen,, modifican o aceptan nuevas aportaciones.

Esta vía diamante tendría las siguientes ventajas:

  1. Sería la propia comunidad científica quien tendría la capacidad de generar, revisar y difundir el producto de la investigación.
  2. Se tendría acceso en un mismo reservorio institucional el trabajo sin revisar y revisado.
  3. Se obvian intermediarios que suponen un coste adicional en la investigación.
  4. El acceso se amntiene abierto y libre de cargo económico tanto para los lectores como para los autores.

Como inconvenientes vemos:

  1. El trabajo del revisor es voluntario y debería estar planificado y estructurado por la institución científica o académica que lo alberga o solicitar revisón a terceros.
  2. La propia voluntariedad del trabajo podría generar sesgos en la propia revisón.

Museos y bibliotecas con contenido en abierto en Internet


Arte y saludUna de las grandes ventajas que nos permite la red es la posibilidad de difusión de cultura y conocimiento. Si bien no es lo mismo admirar una exposición o una obra de arte en directo que a través de un soporte digital (por mucha innovación que podamos dar a la imagen virtual), es cierto que eso es mejor que nada.

Personalmente siempre que viajo y quiero ver unmueso o exposición intento buscar en Internet si esa institución tiene espacio en la web (casi todas la tienen) y poder hacer una visita virtual que me aporta numerosos datos previos: localizar las obras que quiero ver, ubicarlas en el edificio, obtener información complementaria sobre la obra y el autor.

Todos estos datos son complementarios a las sesnaciones que puedo tener en vivo cuando estoy delante de la obra sin una pantalla luminos de por medio.

En otras ocasiones siempre es mejor tener esa aproximación a la obra que no tenerla. Aunque se trate de una aproximación académica, las herrameintas digitales, nos permiten un acercamiento mayor y diferente a los medios impresos.

En esta entrada queremos hacer un reconocimiento a todas las instituciones que nos permiten acercarnos a su contenido, que aproximan el conocimiento a la ciudadanía y contribuyen de esta manera a nuestra formación acercando el arte y la ciencia a la población.

En el artículo “46 museos y bibliotecas que han digitalizado todo su conocimiento y lo ofrecen gratis en internet” de Raúl Álvarez publicado en el blog Xataka el 13 de marzo de este año, se describen todos los recursos bibliográficos y museísticos que ponen al alcance de todos su contenido (total o parcial) a disposición de la ciudadanía.

En esta entrada de nuestro blog vamos a destacar todos aquellos que presentan un contenido científico-técnico que puede ser útil a los sanitarios no tanto por un interés de actualidad científica (para ello tenemos buscadores bibliográficos de revistas), sino por su interés histórico.

Biblioteca Británica Fue la primera institución que utilizó la tecnología para digitalizar sus obras y ponerla a disposición de la ciudadanía. En su colección (actualmente 30.000 títulos) se encuentran los famosos manuscritos ilustrados de  “Alice in Wonderland”, primeras ediciones de obras de Shakespeare o una colección de mapas antíguos excepecional.

Canada’s Digital Collections. Un proyecto único porque este país ha decidido reunir en un  portal los más de 600 proyectos de digitalización de su patrimonio cultural, científico, literario e histórico de Canadá. A partir de este porta podemos acceder a textos, artículos imágenes y vídeos de numerosas disciplinas culturales de este país norteamericano.

Wikisource Importante proyecto iniciado e impulsado por la Fundación Wikimedia donde se concentran más de 100.000 textos de dominio público en formato HTML. Desde la página inicial podemos localizar los textos por tipo (novela, poesía teatro, ensayo…) o país de origen del mismo; en la siguiente pantalla los podemos listar por orden alfabético o por autor. Como obras destacada podemos acceder a ensayos de Galileo Galilei‎ o de Albert Einstein‎ o el texto completo de El origen de las especies de Chasles Darwin.

Google Books Uno de los grandes proyectos de Google que se inició como un buscador o localizador de textos y que se ha ido completando a través de la digitalziación total o parcial de su contenido a través de importantes colaboraciones con instituciones públicas y privadas. En el momento actual cuenta con un catálogo de más de 10 millones de títulos. El inicio es un sobrio cajetín de búsqueda como en todas las herramientas similares de Google. Los libros que aún están comercializados se muestran de forma parcial con el enlace a su tienda de compra.

Biblioteca Digital del Real Jardín Botánico Interesante proyecto de digitalización de obras especializadas en botánica de los archivos propios de la Biblioteca del Real Jardín Botánico y de otras instituciones de obras de carácter científico e histórico relacionadas con las diferentes especies vegetales. Los textos pueden estar disponibles en formato .pdf (único o múltiple) o html.

Ciberoteca Se trata de un proyecto de la Fundación Bancaja que nos proporciona acceso gratuito a 45.000 de textos literarios, científicos y técnicos. Dentro del apartado de Ciencias de la Salud, disponemos de acceso a texto completo de numeroso contenido (manuales, textos, cursos, material didáctico) específicos de enfermería, medicina, farmacia y veterinaria la mayoría proporcionado a través de enlaces a recursos externos.

Museo tecnológico de Viena Más de 150.000 piezas existentes en el museo han sido fotografiados y descritos. En la sección de ciencia y tecnología podemos disfrutar de muchas piezas relacionadas con la física, astronomía y algunos objetos relacionados con la salud.

Si lo que buscamos es arte (en numerosas obras artísticas podemos tener referencias a la historia d ela salud y los cuidados), podemos perdernos en los principales museos del mundo como: