Como difundir un artículo científico o proyecto de investigación en redes sociales


Las redes sociales se han convertido en una herramienta de difusión de artículos científicos muy interesantes. Si pretendemos tener impacto con nuestra publicción deberemos desarrollar una pequeña estrategia de difusión en redes que nos puede resultar muy rentable.

Las redes sociales digitales se han convertido en herramientas de difusión de ciencia entre saitarios. Si estamos participando en un proyecto de investigación o hemos escrito un artículo que queremos difundir. ¿qué estrategia podemos seguir?. Aquí os lanzamos unas sugerencias clasificadas por redes sociales.

  1. Sitio web: Crear un sitio web es una buena inversión. En él se puede resumir el proyecto, presentar al equipo de investigación e ir compartiendo las publicaciones o presentaciones a congresos pueden ser algunas de las acciones que se pueden realizar desde este espacio web que puede (y debe) ser el centro de nuestra actividad. Además se puede enlazar con un blog donde se vayan publicando noticias o información sobre la evolución del proyecto e incluso puede ser el lugar de acceso al cuadrno de recogida de datos (CRD) de los investigadores.
    Posiblemente no sea necesario generar cuentas en redes sociales del proyecto a no ser que estemos dispuestos a generar más trabajo o sea un proyecto muy largo o ambicioso, pero sí podemos buscar una etiqueta o “hashtag” que nos identifique.
  2. Twitter: Posiblemente sea la herramienta de difusión más potente. Una buena estructura de un  tweet puede ser: mensje (recordar que ahora disponemos de 280 caracteres), enlace, imagen y etiquetas. Las cuents de todos los investigadores han de colaborar para difundir el mensaje.
  3. Instagram: Aunque en el inicio de esta red veíamos pocas aplicaciones en salud se está consolidadndo como una red de difusión de infrmación importante. Aunque tiene el límite de que no funcionan los enlaces en cada uno de sus mensajes sí nos puede ayudar a difundir el proyecto.
  4. LinkedIn: Es una red profesional consolidada donde podemos difundir nuestro trabajo. Existen un campo de texto importante donde podemos explicar el contenido del artículo, subir una imagen y enlazrlo. Lo podemos poner en el contexto de toda nuestra experiencia profesional y difundirlo en grupos donde creamos que puede tener interés su contenido.
  5. Redes soociales de investigadores: Mendeley, ORCID y sobre todo ResearchGate se están convirtiendo en grandes difusores de este tipo de información científica. Hay que tener cuidado con los derechos de distribución de contenido en caso de artículos publicados. ResearchGate nos permite crear carpetas de proyectos donde podemos ir subiendo producción (video, presentaciones de diapositivas, texto, artículos, preprints, conferencias….) relacionadas e integradas dentro de un mismo proyecto de investigación.

Los nuevos modelos editoriales (pago por parte de los autores y distribución libre) suelen ofrecer difusión del artículo por parte de la empresa que lo publica de forma que allí podemos encontrar cuentas de redes sociales en las que se difunde nuestra investigación y que tienen una cantidad considerable de seguidores.

Una pequeña estrategia de difusión del proyecto no estaría mal realziarla sabiendo de cuantas cuentas y en qué redes sociales disponemos acceso y generando algunos mensajes programados que en ciertos momentos del día y días d ela semana pueden tener más impacto en la red.

No queríamos olvidarnos del formato vídeo. Muchos congresos son grabados en vídeo (bien para su difusión en directo o su almacenaje en redes socailes de vídeo como YouTube). Tener localizadas las intervenciones relacionadas con el proyecto y difundirla convenientemente etiquetadas son otras manera de generar audiencia en nuestro proyecto.

Por último os quería invitar a visitar nuestro proyecto #DejaloBot, un proyecto de investigación en el que participamos miembros de este grupo de trabajo de la SoMaMFyC y del Grupo de Atención al Tabaquismo (GAT) también de esta sociedad.

Mendeleyanos vs. Zoteristas


No se trata de una guerra intergaláctica con el enfrentamiento de dos razas por los recursos naturales del algún planeta fuera de nuestro sistema solar.

A lo largo de esta última semana hemos estado analizando de forma somera el programa Mendeley que es muy similar a otro gestor de referencias bibliográficas y documentación como es Zotero.

Cada uno tiene ventajas e inconvenientes respecto al anterior. Como siempre nuestra recomendación es conocer ambos y utilizar uno de los dos, con el que más cómodo nos encontremos o con el que hayamos sido capaces de alcanzar más facilidad en su uso.

Desde un punto de vista general y desde una perspectiva muy particular me encuentro más cómodo con Zotero cuando tengo que incluir artículos ya que al estar integrado en el navegador no tengo que cambiar de programa para comprobar su inclusión y los recursos que se consumen en ese momento dentro del ordenador son menores.

En cambio Mendeley tiene la ventaja de poder gestionar directamente los .pdf y poder añadir notas y subrayados y alamacenarlos directamente en la cuenta y no tener un acceso a los mismos on line.

Mendeley es un gestor de fichas y de archivos, mientras que Zotero es solo un gestor de fichas.

Otra diferencia en lo personal es que Mendeley tiene una aplicación para iPad (y iPhone) que permite consultar las colecciones, mientras que para hacer los mismo utilizando Zotero, tenemos que tener otro programa sincronizado (Evernote o Dropbox).

Existen otras diferencias que podemos ver en las siguientes tablas.

Respecto a la gestión de documentos.

App Mendeley


Mendeley tiene una aplicación para dispositivos móviles aunque por el momento solo para iPhone e iPad. Posiblemente muy pronto disponga de soporte para otros tipos de teléfonos y tabletas.

Mendeley es un software académico que gestiona y organiza documentos PDF y documentos de investigación en una biblioteca digital personal. Extrae diferentes campos de los documentos permitiendo buscar, organizar y citar. También busca en PubMed, CrossRef, DOI otros detalles relacionados con el documento de forma automática, e importar documentos de forma rápida y sencilla a partir de Google Scholar, ACM o IEEE.

Mendeley (Lite) para el iPhone e iPad se sincroniza con la colección previamente creada en Mendeley. Esto significa que podemos tener nuestra biblioteca digital personal dondequiera que estemos. La aplicación para terminales portátiles mantiene los documentos organizados de la misma forma que la colección “on line”, con fácil acceso a todas ellas, a los elementos recientemente añadidos y favoritos.

Podemos hacer las siguientes acciones:

  1. Leer documentos OFFLINE. Se puede descargar a través de WiFi directamente al iPhone la biblioteca almacenada. Se mantendrá disponible para leer en línea en cualquier momento.
  2. COMPARTIR CITAS. Si hay un documento que queramos compartir en ese momento, podemos compartir la cita a través de correo electrónico.
  3. Tener actualizados los documentos COMPARTIDOS. Mendeley (Lite) para el iPhone/iPad también sincroniza las colecciones compartidas, eliminando la molestia de crear una bibliografía con los colaboradores. Al sincronizar la colección a través de iPhone podremos ver todos los documentos nuevos que se hayan agregado a las colecciones compartidas.

Para utilizar el Mendeley (Lite) para el iPhone es necesario tener una cuenta con Mendeley web y agregar la biblioteca a través de Internet o a través de Mendeley Mendeley Desktop.

Una vez que se carga la aplicación podemos acceder con nuestros datos de cuenta a la plataforma de Mendeley y sincronizar la biblioteca en cualquier momento mediante la activación del botón de sincronización en la parte inferior izquierda de la aplicación.

De esta forma la app es unidireccional desde el servidor Mendeley a nuestro terminal móvil. Puede ser útil en caso que queramos descargar los documentos pdf y poder tener acceso a los mismos a través de los terminales portátiles o para comprobar si en alguna carpeta compartida se han añadido más elementos.

Desde la aplicación no podemos subir ni añadir ninguna referencia. Con la aplicación para el teléfono esta utilidad es poco importante, pero con la mejor navegabilidad de las tabletas, si puede ser útil poder añadir a través de una app nuevas referencias y documentos a nuestras colecciones.

Mendeley avanzado


La generación de citas bibliográficas es un proceso laborioso y una gran fuente de error si se realiza de forma manual.

Todos los gestores bibliográficos facilitan el trabajo tanto a la hora de elaborar la biobliografía a partir de una colección de referencias como a la hora de ciatrla en los artículos que estemos escribiendo.

En este capítulo vamos a ver ambas cosas.

Mendeley permite construir nuestras colecciones en bibliografías pudiendo utilizar nuemerosos estilos. En el siguiente vídeo podemos observar cómo se pueden utilizar y añadir los diferentes estilos de citas.

.

La gran ventaja que permiten los gestores de bibliografía es que nos permiten ir añadiendo referencias en el texto que estamos escribiendo y completar al final la bibliografía de nuestro artículo.

Los vídeo tutoriales han sido elaborados por M. Carmen Rodríguez Otero (@camenrodote) mrodote3 en cuyo canal de youtube podemos encontrar grandes tutoriales en relación a esta herramienta.

Mendeley tiene también una App, a diferencia de Zotero de la cual hablaremos mañana en nuestra semana “mendeleyana”

Inicios en Mendeley.


Mendeley es un programa de escritorio, al contrario que Zotero que está integrado en el navegador por lo que aparecerá de forma independiente al mismo.

Los pasos para la instalación son:

  1. Descargar el ejecutable desde la página de Mendeley y abrirse una cuenta. La cuenta nos da un espacio gratuito e ilimitado en sus servidores que nos va a permitir poder sincronizar todos nuestro terminales en los que tengamos instalados el programa, acceder desde otros dispositivos con nuestra clave o compartir colecciones con otras personas. A los pocos minutos recibimos un correo electrónico para confirmar el mismo y ya tenemos activada nuestra cuenta.
  2. Instalar el programa en nuestro ordenador.
  3. Durante el proceso de instalación nos pregnta si queremos añadir un subprograma en el navegador para ir importando las referencias a Mendeley. Simplemente hay que arrastar el botón que aparece en la página web a nuestra barra de favoritos con el ratón. Esta es la forma que tiene el programa de “comunicarse” con el navegador.
  4. Si abrimos el programa de Mendeley nos solicita nuestro nombre de usuario y contraseña. En caso de no habernos hecho una cuenta previamente en su web, podemos hacerla en este momento. Si dispoonemos de usuario y contraseña los introducimos en su ventana correspondiente y accedemso al tapiz de inicio del programa. Ya hay un pdf almacenado, la guía de uso de Mendeley.

En el tapiz de Mendeley podemos ver tres columnas y una serie de botones en la parte superior:

  1. Botones superiores: El primer grupo de botones hace referencia a los documentos. Podemos, por orden, añadir un nuevo documento desde nuestro disco duro, borrarlo, borrarlo de la colección de donde nos encontremos o enviarlo por correo electrónico. El segundo grupo de botones hace referencia a las colecciones y podemos añadir una nueva o borrarla. El tercer grupo cuanta con un único botón para sincronizar nuestro tapiz local con el servidor.
  2. Columnas: Existen tres columnas en el tapiz.
    1. Columna de la derecha: Vista general de documentos y colecciones. En el botón superior “Welcome to Mendeley” se nos permite la interesante opción de importar nuestros documentos desde Endnote, Zotero, Papers o cualquier otro gestor que trabaje con los formatos EndNote XLM, BibTeX o RIS. Podemos ver los documentos (en la ventana central) clasificados por: Todos los documentos (sin filtro), recientemente añadidos, favoritos, por colecciones o grupos o filtrarlos por autores, palabras clave (tanto nuestras etiquetas clave personales como palabras clave de los artículos o por publicación.
    2. Columna central: Columna de documentos. Aparecen los documentos que cumplan los requisitos del filtrado previo realizado en la columna anterior.
    3. Columna de la izquierda: Detalles y notas. Presenta los detalles del documento, pudiendo cumplimentar a mano las etiquetas que no hayan sido cumplimentadas automáticamente y añadir notas personales.

Mendeley nos permite realizar varias acciones en los documentoa almacenados:

  1. Subrayado: Si abrimos un documento se nos cambia la barra de herramientas superior. Mediante la opción “Highlight” podemos destacar parte del contenido.
  2. Podemos añadir notas flotantes.
  3. Podemos selecccionar parte del contenido y copiar/pegar, por ejemplo, en una nota asociada al documento

¿Cómo se añaden documentos?.

Tenemos varias formas de añadir documentos a Mendeley:

  • Añadir referencias de forma manual

  • Añadir referencias desde sitios web.

  • Añadir referencias desde pdf.

Los vídeo tutoriales han sido elaborados por M. Carmen Rodríguez Otero (@camenrodote) mrodote3 en cuyo canal de youtube podemos encontrar grandes tutoriales en relación a esta herramienta

¿Qué es Mendeley?


Mendeley es un gestor bibliográfico que funciona como un programa de escritorio (para PC, Mac y Linux) con un extra para procesador de texto (Word de Microsoft y Open Office) que nos permite recopilar, compartir a través de internet, gestionar y constriur colecciones de referencias bibliográficas.

Se consolidó en el año 2009 recibiendo un gran número de premios y galardones.

Es similar a otro gestor bibliográfico que ya hemos estudiado en estas páginas como puede ser Zotero, y a otros programas de gestión bibliográfica como Connotea, Reference Manager o Refworks.

Existe una interesante comparativa entre todos ellos en Wikipedia.

Todo esto y mucho más en Mendeley.