Juventud y nuevos medios de comunicación


Posiblemente estos medios de comunicación están influyendo de forma importante en los más jóvenes. para los que hemos crecido teniendo que llamar a nuestras casas a través de cabinas telefónicas de monedas, la posibilidad de videoconferencias en terminales móviles es una realidad que hemos tenido que aprender mientras que, en tan solo una generación, nuestros descendientes ya ven esta herramienta comunicativa como algo natural e integrado en su vida.

¿Influyen las herramientas en la esencia de la comunicación?, ¿existen elementos comunicativos de transmisión de información que están por encima de los medios que utilizamos para transmitirlos?.

Os dejamos una reproducción del nª88 de la Revista de Estudios de Juventud del Injuve que hemos descubierto en scrib y que bajo el título de «Juventud y Nuevos Medios de Comunicación» presenta interesantes artículos que hacen referencia a este hecho.

Un viernes de reflexión para desearos feliz fin de semana.

Facebook y Twitter en los medios franceses


Desde hace una semana se ha producido un hecho que cuando leímos el titular parecía que se trataba de una broma. El titular de la noticia era: «Prohiben decir Facebook y Twitter en los medios franceses».

Algunos de los que escribimos en este blog somos fan de páginas como «The Onion» o «El Mundo Today» y pensamos que el desarrollo de la noticia podría ser tan descabellado como el titular. Cuando empezamos la lectura y vimos que iba en serio, llegamos a pensar que el titular de la misma podría ser un tanto exagerado para atraer la atención del lector y diera un clic para su lectura completa.

Estábamos equivocados. Ni se trataba de una noticia de broma, ni el titula era exagerado.

Parece ser que existe en Francia un decreto aprobado en 1992 por el que se prohibe a los medios de comunicación hacer publicidad encubierta. De esta forma se considera que pronunciar las palabras «Facebook» o «Twitter» a no ser que la noticia tenga una relación directa con estas plataformas, se podría considerar como una forma de hacer publicidad de las mismas.

No se lo que pensáis como lectores, pero creo que tenemos cosas más importantes en las que ocupar el tiempo que en realizar prohibiciones un tanto absurdas como estas.