Análisis de: «Facebook IV: Cómo crear listas de amigos»


A principios de mayo de 2011 dedicamos una semana temática a la red social de Facebook. La cuarta entrada de la semana se dedicaba a cómo crear listas de amigos en esta red social.

En varias entradas en este blog hemos hecho referencia a la privacidad en las redes sociales y la importancia de conocer cómo gestionar nuestros «amigos» en diferentes grupos confiriéndoles diferentes nieveles de acceso. Este hecho es más intuitivo en Google + y era uno de las dificultades del inicio de Facebook.

Esta entrada empezó con unos niveles de vistas bastante bajos aunque despegó con un poco de 40 visitas el primer día (para esas fechas este número de visitas en relación con las visitas totales del blog era todo un éxito) y hasta el mes de agosto estuvo en niveles decrecientes.

A partir de mediados de agosto de 2011 se ha mantenido con un número bastante estable de visitas con una media de unas 10 visitas al día que prácticamente mantiene hasta el mometo actual.

(Haz clic para ver la imagen en grande).

Hasta aquí todo casi perfecto…. y decimos «casi» porque en ese verano cambiaron en Facebook la forma de gestionar las listas de amigos. No quisimos suprimir la entrada ya que estaba localizable en Google por lo que si se accedía desde el buscador se obtendría un mensaje de error.

Por ese motivo decidimos:

  1. Hacer una segunda entrada complementaria a la primer explicando la nueva forma de gestionar las listas que se publicó el 18 de noviembre.
  2. Señalar en negrita y mayúscula al final de la primera entrada que se habían realizado cambio y colocar de forma visible el enlace a nuestra segunda entrada donde se explicaban las modificaciones.

Aunque creemos que la acción fue correcta, tenemos aún a fecha de hoy muchas más visitas en la entrada con información atrasada que en la entrada con información actualizada… ¿alguien nos quiere ayudar?, ¿debemos suprimir la primera entrada con información atrasada?

 

Facebook IV: Cómo crear listas de amigos


No todos los «amigos» de Facebook son realmente amigos. En nuestro perfil podemos tener varios tipos o grupos de amigos (igual que en la vida real) con la diferencia que en la realidad podemos cambiar nuestro comportamiento o forma de actuar, mientras que lo que publiquemos en Facebook lo verán todos nuestros amigos. A lo largo de los meses en la comunidad virtual solemos tener varios grupos:

  1. Primer grupo: Los amigos reales, a quienes hemos dicho que nos hemos abierto un perfil en Facebook (o lo hemos abierto con ellos o por elllos).
  2. Compañeros de trabajo.
  3. Familiares
  4. Personas que nos encuentran por las redes sociales o que encontramos en la red social. Normalmente hemos tenido una relación pasada real y nos puede apetecer en un momento dado que formen parte de nuestra red virtual.
  5. A quienes no sabemos decir «no».

Una necesidad importante es saber dar a cada grupo un nivel de acceso determinado para que no todos sean capaces de ver todo.

¿Qué sentido tiene que mi jefe vea las fotos del cumpleaños de mi prima y acceda a los comentarios de mis primos y mi hermana sobre el vestido que llevaba la abuela?.

Una buena herramienta es agrupar a nuestros contactos en diferentes grupos y dar a cada uno de ellos una serie de permisos diferentes para cada una de las publicaciones que hagamos.

  1. Crear grupos: Para crear una lista debemos ir a la opciones de nuestra cuenta y elegir “Editar amigos”. Por defecto Facebook nos da dos listas; “amigos” y “páginas”. Ahora, crearemos una tercera lista. Elige la opción “+Crear” que se encuentra debajo de tu menú de listas, a continuación dale un nombre a la lista, ahora solo resta seleccionar los contactos que queremos colocar dentro de la misma y  una vez seleccionados presiona el botón “Crear una lista”. Conforme se vayan agregando más amigos a nuestro perfil, deberemos irlos clasificando en alguna de las listas creadas previamente o en listas nuevas.
  2. Gestionar permisos: Para todo lo que publicamos en Facebook podemos gestionar permisos de acceso. Por ejemplo podemos crear un album de fotografías que solo lo pueda ver nuestro grupo «Familia» o viceversa (que lo puedan ver todos menos nuestros familiares). También podemos restringir el acceso al grupo «Amigos por error» de forma que solo tengan acceso a escasos datos de filiación y siempre podremos decir aquello de «yo es que uso muy poco Facebook y por eso no publico casi nada».

Es importante saber qué decimos y a quién lo decimos y aunque tengamos la conciencia tranquila respecto a nuestras acciones, es cierto que muchas de nuestras «cosas» no se las contamos a «todos» nuestros «amigos».

Espero que os haya servido este post.

 

IMPORTANTE: DESDE ESTE VERANO HAN CAMBIADO EN FACEBOOK LA FORMA DE GESTIONAR Y CONFIGURAR LA PRIVACIDAD DE NUESTROS CONTENIDOS. INFORMACIÓN ACTUALIZADA SIGUIENDO ESTE ENLACE.

Gestionando Twitter I


La política de aumentar el número de seguidores es una de las acciones para aumentar el número de personas que nos siguen. Se trata de una acción muy rentable… pero ¿qué hacer cuando el número de personas a las que seguimos supera un cierto número en el que no podemos leer todos los twits que nos aparecen en la pantalla?, ¿qué hacer cuando seguimos varios grupos de profesionales que posiblemente no tengan relación unos con otros?, ¿qué hacer cuando seguimos con la misma cuenta a amigo y compañeros de trabajo?

La solución es saber gestionar bien las listas de Twitter para tener clasificados todos nuestros contactos por temas de conversación y no morir de «infoxicación».

Paso para crear listas en Twitter:

  1. Acceder a nuestro perfil de Twitter a través de la web.
  2. Seleccionar nuestra pestaña de «Siguiendo».
  3. Aparecerá la señal en verde que estamos siguiendo a esa cuenta y posteriormente un icono donde podremos ir desplegando las listas que vamso creando.
  4. Si hemos creado previamente alguna lista aparecerá en el desplegable. De no ser así o querer incorporar una nueva lista deberemos señalar la opción «crear lista».
  5. Si seleccionamos crear lista nos aparece una nueva ventana donde tenemos que dar un nombre a dicha lista y decidir si se trata de una lista pública o privada.

Es mucho más fácil gestionar cuatro listas de 100 seguidores que hablen sobre los mismos temas que una única de 400 seguidores donde se lean mensajes de contenido más heterogeneo.