Facebook IV: Cómo crear listas de amigos


No todos los “amigos” de Facebook son realmente amigos. En nuestro perfil podemos tener varios tipos o grupos de amigos (igual que en la vida real) con la diferencia que en la realidad podemos cambiar nuestro comportamiento o forma de actuar, mientras que lo que publiquemos en Facebook lo verán todos nuestros amigos. A lo largo de los meses en la comunidad virtual solemos tener varios grupos:

  1. Primer grupo: Los amigos reales, a quienes hemos dicho que nos hemos abierto un perfil en Facebook (o lo hemos abierto con ellos o por elllos).
  2. Compañeros de trabajo.
  3. Familiares
  4. Personas que nos encuentran por las redes sociales o que encontramos en la red social. Normalmente hemos tenido una relación pasada real y nos puede apetecer en un momento dado que formen parte de nuestra red virtual.
  5. A quienes no sabemos decir “no”.

Una necesidad importante es saber dar a cada grupo un nivel de acceso determinado para que no todos sean capaces de ver todo.

¿Qué sentido tiene que mi jefe vea las fotos del cumpleaños de mi prima y acceda a los comentarios de mis primos y mi hermana sobre el vestido que llevaba la abuela?.

Una buena herramienta es agrupar a nuestros contactos en diferentes grupos y dar a cada uno de ellos una serie de permisos diferentes para cada una de las publicaciones que hagamos.

  1. Crear grupos: Para crear una lista debemos ir a la opciones de nuestra cuenta y elegir “Editar amigos”. Por defecto Facebook nos da dos listas; “amigos” y “páginas”. Ahora, crearemos una tercera lista. Elige la opción “+Crear” que se encuentra debajo de tu menú de listas, a continuación dale un nombre a la lista, ahora solo resta seleccionar los contactos que queremos colocar dentro de la misma y  una vez seleccionados presiona el botón “Crear una lista”. Conforme se vayan agregando más amigos a nuestro perfil, deberemos irlos clasificando en alguna de las listas creadas previamente o en listas nuevas.
  2. Gestionar permisos: Para todo lo que publicamos en Facebook podemos gestionar permisos de acceso. Por ejemplo podemos crear un album de fotografías que solo lo pueda ver nuestro grupo “Familia” o viceversa (que lo puedan ver todos menos nuestros familiares). También podemos restringir el acceso al grupo “Amigos por error” de forma que solo tengan acceso a escasos datos de filiación y siempre podremos decir aquello de “yo es que uso muy poco Facebook y por eso no publico casi nada”.

Es importante saber qué decimos y a quién lo decimos y aunque tengamos la conciencia tranquila respecto a nuestras acciones, es cierto que muchas de nuestras “cosas” no se las contamos a “todos” nuestros “amigos”.

Espero que os haya servido este post.

 

IMPORTANTE: DESDE ESTE VERANO HAN CAMBIADO EN FACEBOOK LA FORMA DE GESTIONAR Y CONFIGURAR LA PRIVACIDAD DE NUESTROS CONTENIDOS. INFORMACIÓN ACTUALIZADA SIGUIENDO ESTE ENLACE.

Facebook III: Bloquear solicitudes de amistad


En la vida real nos movemos siempre con un grupo reducido pero selecto de amigos con quienes compartimos la mayor parte de nuestras vivencias y experiencias. En las comunidades virtuales parece que el hecho de tener más amigos y más popularidad es la tónica, sin darnos cuenta en la mayoría de las ocasiones, que personas con un nivel de intimidad bajo están accediendo a datos confidenciales de nuestro perfil.

Ante ello podemos tener dos opciones:

  1. Utilizar nuestro perfil con niveles bajos de intimidad de forma que puede ser un escaparate para mostrarnos.
  2. Ser selectivos a la hora de aceptar nuevas “amistades”.

Normalmente el problema viene con aquellas personas con quienes hemos tenido un nivel de amistad determinado, que a lo largo del tiempo hemos ido perdiendo el contacto y volvemos a reencontrar (o nos reencuentran) a través de la red social sin habernos retomado la amistad en unas condiciones reales.

¿Qué fue de aque amigo del colegio o instituto? ¿y de ese amor de juventud?, ¿en qué trabajará ahora?, ¿estará casado o casada?, ¿divorciado/a?, ¿tendra hijos?.

Cuando nos aparece una nueva solicitud de amistad podemos aceptarla o rechazarla. En este último caso aparece la siguiente ventana:

Pero también nos da opción a poder bloquear o denunciar a la persona que nos ha solicitado como amigo.

Con el bloqueo evitamos que esa persona esté dentro de nuestros “amigos” de Facebook y además evitamos que nos pueda seguir buscando de forma que tengamos que ir denegando la amistad de forma continuada ( a veces los seres humanos no somos capaces de detectar sutilezas).

Con la denuncia tenemos que justificar una razón del listado que nos aparece en la ventana (ver imagen) y puede ser útil en caso de acoso virtual o de detectar mensajes de contenido ilícito.

Todos los integrantes de comunidades virtuales tenemos la obligación de mantener nuestra intimidad, de evitar ser acosados y de denunciar cualquier comportamiento o comentario ilícito que se realice en ellas. Esto es responsabilidad de todos.

Las imágenes de este post y la idea del mismo han surgido tras la lectura del blog Tutoriales Facebook. Enhorabuena a Grillo por su estupendo trabajo