El peligro de las redes sociales


Un vídeo para verlo con los hijos… no para crear temor, sino para hacerles más críticos e independientes.

Todas las herramientas requieren un tiempo de aprendizaje, o acaso ¿no hemos titubeado todos al principio?, ¿no hemos errado en su uso?.

Enseñemos y no creemos temos.

Subir fotos de nuestros hijos a las redes sociales


fotos, niños

Internet cada vez se hace más visual y cada vez subimos más imágenes. Posiblemente por la fuerza de la transmisión de información de la imagen sumado a que con nuestros teléfonos móviles la cámara está incorporada.

Simplemente un disparo de la cámara, unos pocos clics y podemos compartir la imagen. ¿pero con quien?.

Si tenemos una perfecta configuración de los niveles de privacidad y seguridad en nuestros perfiles sociales no hay problema en subir una imagen de nuestros hijos, pero siempre puede haber problemas (sobre todo en facebook) donde las imágenes pueden ser vistas por amigos de algún amigo que no tenga bien configurada su privacidad.

Por supuesto en otras redes más públicas como Instagram o Twitter los niveles de privacidad son mucho más laxos.

Elegimos las imágenes de los hijos porque muchas veces, desde la ternura, estamos haciendo público un soporte que puede ser utilizado para otros fines por parte de terceras personas.

No solamente pornografía infantil con imágenes manipuladas; una foto curiosa o en situaciones que pueden causar tierna hilaridad en un ambiente familiar, pueden ser convertidas en un «meme» y ver a nuestros hijos junto a una leyenda grotesca o humillante.

El mejor consejo es no subir fotos de nuestros hijos a las redes sociales ya que:

  • Tendremos que ponernos en su lugar y saber si dentro de unos años esas imágenes les pueden perjudicar. Cuando ellos sean adultos decidirán, mientras tanto es posible que no debamos decidir esto por ellos.
  • Si queremos compartir con familiares unas imágenes existen otras formas mucho más seguras como albunes de fotos compartidos con personas concretas o incluso el correo electrónico que no debemos olvidar su utilidad (no todo en Internet son redes sociales).

Aún así unos consejos sobre imágenes de niños:

  1. Nunca subas fotos de tus hijos desnudos.
  2. Cuidado con fotografiarles en lugares que pueden dar pistas sobre el lugar donde está el domicilio o el colegio al que van.
  3. Cuidado con las fotos o vídeos con acciones comprometedoras que para la familia pueden resultar graciosas pero para el resto del público pueden ser fuente de burla o mofa.
  4. Sobre todo recuerda que aún él o ella no pueden decidir.

 

Guía para padres y madres sobre uso seguro de videojuegos por menores


El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y la Asociación Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe), han publicado en diciembre de 2010 la Guía para padres y madres sobre uso de videojuegos por menores. El objetivo perseguido por la guía es resolver las principales cuestiones sobre seguridad y privacidad que se encuentran los padres españoles a la hora de regular el juego electrónico de sus hijos.

Esta guía se inscribe dentro de la colaboración iniciada por ambas entidades para el impulsar los aspectos de seguridad de la información, la privacidad y la protección de los menores en el uso de las nuevas tecnologías. Con el lema ¡Infórmate, decide y disfruta!, la campaña incluye igualmente la presentación de una serie de materiales orientados a la realización de una compra y un uso confiado y seguro de videojuegos, que estarán accesibles al público en los principales centros de compra de software de entretenimiento.

La Guía, especialmente orientada a padres, madres y tutores, extiende su ámbito a colectivos como educadores, industria y poderes públicos, implicados todos ellos en el desarrollo personal del menor. En cuanto al contenido, se realiza una aproximación a la situación actual del mercado del entretenimiento digital y al lugar que ocupan los menores españoles como usuarios de estas tecnologías, así como al marco legal involucrado en esta práctica.