II Jornada de Tutores de Formación Sanitaria Especializada (Parte 1)


Uso docente de nuevas tecnologías, redes sociales y aplicaciones móviles en la formación de especialistas en Ciencias de la Salud.

Muchos de vosotros, seguidores acérrimos de éste, nuestro blog, os darías cuenta y, tal vez, quedarías desilusionados al ver que el pasado 21 de octubre no se publicase el post diario al que os tenemos acostumbrados.

Ante todo pediros disculpas porque una serie de sucesos equívocos, de los que me he dado cuenta recientemente, dieron lugar a este error al que hoy pongo su correspondiente solución, vamos… en resumidas cuentas… que os traigo el post del 21 de octubre un mes después. Continúa leyendo II Jornada de Tutores de Formación Sanitaria Especializada (Parte 1)

Los 10 puntos claves de la clase invertida o flipped classroom


flippedA través de este vídeo localizado en YouTube podemos ver los 10 puntos principales de la nueva metodología de enseñanza de la pedagogía invertida o flipped classroom.

No se trata de algo tan simple como “os estudiais la lección en cas y la comentamos en clase”, sino que hay que planificar, estructurar y determinar las competencias que queremos desarrollar en la clase.

Un decálogo muy interesante en formato de vídeo elaborado por aulaPlaneta que nos sirve para cualquier etapa docente ya sea en el pregrado, grado o postgrado.

Donde dice “alumno” pongamos “alumno de grado” o “residente” ya que esta metodología educativa se puede aplicar en cualquier momento.

Incluso los talleres de los congresos pueden ser planteados como una “flipped classroom” de manera que el trabajo colaborativo puede ser realizado posteriormente a través de plataformas de trabajo colaborativo.

Construyamos entre todos el conocimiento.

Flipped clasroom o clase invertida. Aplicaciones en la formación sanitaria


Flipped-ClassroomLa metodología de la “flipped classroom” va mucho más allá de “os lo estudiáis en casa antes de la clase y vemís con la lección ya aprendida” que muchas veces me decía a mí en la clase y tampoco podemos decir que sea más fácil para la persona que imparte el conocimiento.

La preparación de la clase (y no tengamos en mente solamente las clases escolares o universitarias… abrámoslo a la formación postgrado) es mucho más compleja ya que lo sencillo es ofrecer una clase “magistral” sobre un tema en el que a priori “se es experto” o al menos más conocedor de los alumnos que acuden como discentes.

Es necesario crear dinámicas de participación, de debate y de juego para que los alumnos pongan en práctica los conocimientos ya aprendidos previamente y para que salgan todos aquellos espacios “grises” y sean capaces de llegar a consensos. Para ello la clase es impredecible y por lo tanto el docente tiene que tener una serie de aptitudes y actitudes especiales:

  • Ha de ser un gran dominador del tema de la clase: Seguro que saldrán en el debate los temas más “grises” (conflictivos, dudosos) y que cuestiones complejas saldrán en el debate.
  • Ha de ser un gran dominador del aula: Ya que hay que crear y mantene dinámicas participativas, debates colabortivos e incluso técnicas de juego dentro del aula. Ha de ser capaz de fomentar la participación y de manejar un caos controlado creado dentro del aula.

¿Cómo hacer llegar los contenidos de forma previa a los alumnos?. Hoy en día disponemos de numerosas herramientas para poder hacerlo fundamentalmente a través de plataforma docentes que ya existen en niveles preuniversitarios y universitarios. En nuestro entorno docente… ¿tenemos establecidas plataformas virtuales docentes en la Unidades Docentes Multidisciplinares de Salud de Familia y Comunitaria para nuestros MIRes y EIRes?.

Pero no solamente en la formación postgrado… ¿no estaría bien que los cursos y talleres a los que asistamos se realizaran siguiendo esta metodología de manera que los asistentes dispusieran de material didáctico semanas antes de la celebración del mismo y que tiempo del taller fuera un tiempo de dimámica de discusiones?

Nuevas experiencias docentes: gamificación, flipped classroom y PLE


teacher in classroomQueremos hacer una parada en pequeñas herramientas o técnicas que están cambiando las técnicas educativas y formativas. ¿Por queé hablar de ello en un blog para sanitarios?.

Incluso los que nos dedicamos de forma casi exclusiva a la asistencia, siempre tenemos personas a quienes en señar. Tutorizamos alumnos de grado de medicina o de enfermería y reisdentes de ambas disciplinas que rotan por nuestros servicios o Centros de Salud.

Se nos nombre “tutores” y muchas veces nos planteamos las capacidades de tutorización que tenemos cada uno de nosotros.

Os queremos presentar algunas técnicas y herramientas docentes que están en el momento actual utilizándose en entornos de innovación docente y algunas de ellas la podemos utilizar tanto en la formación postgrado, en talleres o incluso para la autoformación.

No vamos a hablar mucho de gamificación ya que a lo largo del los últimos meses hemos escrito numerosas entradas en este blog sobre esta técnica de aplicación de técnicas del juego en el proceso de aprendizaje de conocimientos y habilidades que se ha aplicado con éxito a numerosos procesos docentes relacionados con la salud desde el desarrollo de técnicas quirurgicas hasta la promoción de hábitos de vida saludables. La gamificación de puede aplicar a numerosos formatos digitales desde entornos vituuales de enseñanza, aplicaciones para terminales móviles o wearables.

Sobre los entornos de aprendizaje personales (Personal Learning Environmet o PLE) hemos dedicado también algunas entradas teóricas y prácticas. Os dejamos una serie de vídeos que explican qué es (mucho más que una serie de herramientas)  y cómo se puede crear.

Como novedad en esta entrada os presentamos la “flipped classroom” que se puede definir como “El Flipped Learning es un enfoque pedagógico en el que la instrucción directa se mueve desde el espacio de aprendizaje colectivo hacia el espacio de aprendizaje individual, y el espacio resultante se transforma en un ambiente de aprendizaje dinámico e interactivo en el que el educador guía a los estudiantes a medida que se aplican los conceptos y puede participar creativamente en la materia“ ( Red de Aprendizaje Flipped – FLN -).

Se trata de dar la vuelta a la clase de forma que se estudia en casa y en la clase de ponen en común los conocimientos adquiridos y se hacen las tareas. Para ello es necesario un sistema para hacer llegar los contenidos teóricos previamente a los alumnos (a través de aulas virtuales que ya existen en casi todos los niveles formativos) y los espacios de encuentro reales (aula) sirven para discutir los puntos oscuros del tema, hacer prácticas en equipo, generar debates y consensuar puntos clave.

¿Podríamos hacer esto en la formación teórica de nuestros MIRES y EIRES?. ¿Acaso estas técnicas no generarían un debate muchos más interesantes en el aula?

Con la plabra “flip” se ha construído un acrónimo que sirve para establecer las características de este nuevo modelo pedagógico:

  • F “Flexible environment” (Entorno flexible) Los educadores crean espacios adaptables donde los alumnos eligen cuándo y dónde aprenden. Además, los educadores que invierten sus clases, son flexibles en sus expectativas en los tiempos de aprendizaje y en la evaluación de los estudiantes.
  • L “Learning culture” (Cultura de aprendizaje) Cambia deliberadamente hacia un enfoque centrado en el alumno, en el que el tiempo de clase se dedica a explorar los temas con mayor profundidad y crear más oportunidades de aprendizaje. Los estudiantes participan activamente en la construcción del conocimiento, ya que participan y evalúan su aprendizaje de una manera que puede ser personalmente significativa.
  • I “Intentional content” (Contenido intencional) Los educadores piensan continuamente sobre de cómo pueden utilizar el modelo FL para ayudar a los estudiantes a desarrollar la comprensión conceptual y la fluidez de procedimiento.
  • P “Professional educator” (Educador profesional) Los educadores profesionales observan continuamente sus alumnos proporcionándoles retroalimentación relevante en cada momento así como evaluación de su trabajo, son reflexivos en su práctica, interactúan entre sí para mejorar la calidad de su docencia, aceptan la crítica constructiva y toleran el “caos controlado en sus aulas”.