Paper.li una buena herramienta para compartir contenidos


logo-paper-liCompartir contenidos es una de las tareas que nos ofrece la web 2.0. Posiblemente la característica de esta nueva forma de estar en red que más me gusta es la generosidad con la que cada uno de los miembros que la formamos somos capaces de compartir «pequeños descubrimientos» que consideramos relevantes (por su utilidad, novedad, calidad o porque nos despiertan algún tipo de sentimiento).

Es cierto que esta característica cada vez es mejor dominada por las personas encargadas profesionalmente de realizar actividades de mercado en la red y que son utilizadas para crear contenido publicitario (que se comparte por novedoso o porque despierta algún tipo de sentimiento en el espectador) como se demuestra en las campañas virales que se distribuyen por todas las redes sociales.

Ya sea con un contenido muy útil o con «ruido» dentro de la red, tenemos herramientas que sirven para recopilar contenidos de otras personas y «encapsularlos» en un único recipiente temático. Hoy os presentamos a un viejo conocido del cual ya hemos hablado en este blog y que se llama Paper.li.

Paper.li es una herramienta que nos sirve para crear un «periódico» a través de twitter recopilando enlaces emitidos por esta red social que proceden de cualquier otra persona. Los que construyen este «perióidico» hacen una labor de selección de contenidos elaborados por otras personas y nos remiten a la fuente original.

De esta forma al seleccionar contenido temático y de valor nos podemos convertir en auténticos content curator o comisarios de contenidos como defiende Javier Albelo en su artículo «¿Comisario, Curador o Content Curator?«

A vueltas con los «content curators»


content-curatorAyer leí un extraordinario artículo escrito por Sandra Sanz Martos titulado titulado «¿Por qué lo llaman ‘content curator’ cuando quieren decir documentalista?» que me ha inspirado esta entrada.

Es cierto que la aparición de Internet y la sociabilización de la red ha dado lugar a nuevos trabajos dentro de este contexto; pero… ¿son tan nuevos? o ¿se trata de adaptaciones de tareas ya realziadas en otros contextos que ven ampliadas sus atrbuciones gracias a nuevas herramientas?.

En estas páginas ya hemos hablado de los «content curator« a quiene podemos definir según palabras de Dolors Reig como «un profesional, interno o externo, especialmente implicado con el conocimiento, y que asesorará sobre la información más relevante en el sector». Posiblemente esta tarea ya la llevan realizando desde hace mucho tiempo los documentalistas con otros soportes de almacenamiento del conocimiento. ¿En qué cambia que el conocimiento se aloje en papel o en archivos electrónicos o que podamos acceder a ellos desde una biblioteca o desde donde queramos a través de Internet?. Lo importante es el conocimiento en sí, cómo se clasifica, con qué criterios seleccionamos su validez o su imparcialidad, quien lo ha elaborado y de qué manera… y no la herramienta con la que se transmite o se accede al mismo.

Dolors Reig nos habla en la conferencia del vídeo anetrior  de una «nueva profesión» y eso parece que molesta a quienes desde hace tiempo llevan recopilando, clasificando y validando de alguna manera la información más relevante en un sector determinado o campo de conocimiento concreto.

Vicente Montiel informático, experto universitario en eLearning y profesor de la Fundación UNED también resalta la figura del content curator como un nuevo elemento fundamental de la estrategia de comunicación 2.0, aportando diversos puntos de vista sobre tu trabajo y estableciendo las diferencias con lo que se ha venido en denominar «community manager«.

Posiblemente un «community manager» como profesional encargado de gestionar un modelo nuevo de presencia de empresas, firmas o instituciones en un  soporte nuevo que tiene sus propias reglas de comunicación (por ahora cambiantes y no bien definidas) pudiera corresponder con un «nuevo» trabajo dentro del mundo de la 2.0, pero tengo mis dudas sobre el «content curator» y por ello dejo abierto el debate junto a estas dos estupendas conferencias en las que he aprendido mucho.