Implantación de un cráneo hecho con impresora 3D


craneoHace ya algunos meses publicamos una serie de entradas relacionadas con la impresión 3D y sus aplicaciones a la salud.

En estas entradas nos introdujimos a esta técnica capaz de “modelar” en 3D y reproducir elementos anatómicos con materiales que se puedan integrar en tejidos biológicos humanos y por lo tanto ideales para crear prótesis; y también capaces de reproducir estructuras de forma repetida de manera que podemos crear tejidos artificiales (creación de piel artificial) o un abaratamiento para producir moléculas en serie con aplicaciones en la industria farmacéutica.

Nos ha llegado esta noticia que sucedió hace un mes en el Hospital Universitario de Utrech donde a través de esta técnica de impresión en 3D se ha modelado un cráneo y se ha implantado una calota completa a una mujer de 22 años. La intervención se llevó a cabo en diciembre de 2013 y se ha hecho pública en marzo de 2014.

“Cuando una mujer holandesa con una rara enfermedad necesita un nuevo cráneo, los cirujanos imprimen uno con tecnología de impresión 3D y lo implantan sobre su cerebro como una gorra.
El cráneo humano se puede añadir a la creciente lista de partes del cuerpo impresas en 3D que incluye un dedo, una mano, prótesis oculares , brazos o una mandíbula.
El cráneo de plástico fue hecho por una empresa australiana y se colocó sobre el cerebro de una mujer holandesa en el Centro Médico de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos . La operación , que duró 23 horas, tuvo lugar hace unos tres meses y acaban de informar de que la paciente ya ha vuelto a trabajar.
Antes del procedimiento , el cráneo de la mujer era más de tres veces más gruesa que un cráneo normal debido a una enfermedad poco frecuente . El aumento del grosor causó que el cráneo de la mujer empezara a presionar sobre el cerebro originando dolores de cabeza y pérdida de visión.
Aunque el informe no menciona la condición , la enfermedad Camurati – Engelmann es una de las dolencias que pueden causar estos síntomas”.

Hoy es domingo de… Da Vinci


domingoPocos médicos no cirujanos han tenido la suerte de ver el robot quirúrgico DaVinci y solo unos pocos han tenido la posibilidad de trabajar directamente con él.

Cada vez se están realizando más cirugías con nuevas técnicas que logran que la invasión del cuerpo sea menor disminuyendo los riesgos quirúrgicos y postquirúrgicos, el tiempo de duración de la intervención y el tiempo de recuperación  y aumentando la calidad de vida del postoperado.

Es otro ejemplo de cómo la tecnología, en este caso la robótica, está adentrándose en las técnicas tradicionales de cirugía.

Los afortunados que pueden disfrutar de esta herramienta la usan cada vez más y mejor…. y para el resto siempre nos quedará YouTube.

Os presentamos un vídeo de una prostatectomía radical por DaVinci, intervención realizada en directo y transmitida en streaming en el European Urological Association Meeting de Barcelona.
Department of urology CHU mondor de l’Assistance Publique des Hopitaux de Paris

Steven Schwaitzberg: Un traductor universal para cirujanos


TEDSteven Schwaitzberg, cirujano experto en cirugía mínimamente invasiva por laparoscopia,  ha encontrtado dos problemas al tratar de enseñar estas técnicas a cirujanos de todo el mundo: el lenguaje y la distancia. Dedica esta conferencia TED a presentarnos una nueva tecnología que combina las videoconferencias con un traductor universal en tiempo real solucionando ambos problemas.

Aplicaciones en medicina de las Google Glasses


Google GlassesEn la entrada de ayer pudimos ver una charla TED sobre el nuevo proyecto de las gafas de Google a las que ya habíamos dedicado alguna entrada en este blog.

Muchos han sido los artículos a favor, en contra y alguna broma respecto a este proyecto. Posibles vulneraciones a la privacidad, la posibilidad de negar la entrada a los casinos con estas gafas o la reticencia a ocupar el urinario contíguo a un portador de estas lentes son algunos de los ataques.

Pero como habitualmente vamos a buscar la aplicación en salud de este nuevo periférico y en la cirugía, el tener información añadida sobre el estado del paciente sin tener que desviar la mirada del campo quirúrgico, es una gran ventaja. De esta menra podríamos tener las constantes vitales proyectadas en nuestro campo visual o dar paso a pruebas de diagnóstico por imagen durante una intervención concreta…. y además, retransmitir esta intervención, exactamente lo que ve el cirujano, a través de Internet.

En cirugía oftalmológica u otorrinolaringológica, con campos muy pequeños, podría llegar a ser una revolución para la docencia de residentes o la formación continuada de estos especialistas.

De esta forma se han realizado ya algunas intervenciones con estas nuevas gafas (posiblemente más orientadas a la promoción de un nuevo producto que a un uso generalizado del mismo).

Hemos leído en la sección de Tecnología del periódico ABC que en España ya se han probado dentro de un quirófano y así el doctor Pedro Guillén, jefe del Servicio de Traumatatología de la clínica CEMTRO y decano de la Universidad Católica de San Antonio de Murcia, ha sido el primero en utilizarlas.

La intervención ha sido un implante de condrocitos en un rodilla y gracias a la retransmisión de la cirugía, el doctor Homero Rivas, director de Cirugía Innovadora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y experto en Telemedicina, pudo participar en la operación.

Os dejamos unos vídeos donde se hacen eco de esta noticia.

Robots quirúrgicos de código abierto


El uso de los robots quirúrgicos no es nada nuevo y cada día está más extendido, de hecho son muchos los hospitales estadounidenses que los utilizan sobre todo en cirugía de próstata al considerarse un método menos invasivo.

Pero, las nuevas “herramientas” médicas consisten en la unión de la telemedicina, una practica que sirve para dar asistenciaa un paciente que se encuentra lejos de los grandes núcleos de población y  la telecirugia, que permite realizar operaciones remotas y teledirigidas con una precisión asombrosa.

Raven II, que es como lo han denominado, es un asistente quirúrgico con dos brazos robóticos, una cámara para visualizar el campo quirúrgico, y un sistema de interfaz para el control remoto. Un robot que además cumple perfectamente con su trabajo, ya que es capaz de realizar operaciones con una precisión que supera con mucho a la humana.
En total, son siete los sistemas avanzados de cirugía robótica que serán usados por los principales laboratorios de investigación médica en los Estados Unidos.

Pero quizá la mejor noticia son las declaraciones del principal responsable del proyecto Jacob Rosen, profesor asociado de ingeniería informática en la Universidad de California Santa Cruz y la Universidad de Washington.

“Hemos decidido seguir un modelo de código abierto, ya que si todos estos laboratorios cuentan con una plataforma común de investigación para desarrollar cirugía robótica, todo este campo será capaz de avanzar más rápido”

El caso es que los desarrolladores, que no son pocos, hartos de licencias y programas privativos que muchas veces limitan el libre desarrollo de estos sistemas, consideran que de esta forma será más fácil la colaboración entre todos para seguir innovando en este campo con total libertad.

“Los investigadores académicos han tenido acceso limitado a los sistemas propietarios. Estamos cambiando la forma de ofrecer hardware de alta calidad desarrollado por el mundo académico. Cada laboratorio podrá cambiar el hardware y software o los algoritmos para nuevos desarrollos, manteniendo al mismo tiempo los derechos de propiedad intelectual para sus propias innovaciones”

Después de una ronda de pruebas finales, cinco de los sistemas serán enviados a investigadores de robótica de la Universidad de Harvard, Johns Hopkins University, University of Nebraska, UC Berkeley y UCLA, mientras que los otros dos sistemas se mantendrán en la UC Santa Cruz y la Universidad de Washington.
Aunque en este caso podríamos decir que estos robots, más que enviados, van a ser compartidos.