Ciberadictos: desde China a Estados Unidos


ciberadiccionQue actualmente el DSM 5 no reconozca la ciberadicción  y que existan numerosos profesionales que no crean que se trate de una nueva enfermedad, no quiere decir que la denominemos como la denominemos, pueda llegar a ser un problema de salud para muchas personas.

La prueba es que desde EE.UU hasta China se están llevando a cabo investigaciones.

La Academia de Ciencias de China está llevando a cabo experiencias en esta línea de investigación tanto des de el punto de vista de la existencia de alteraciones anatómicas o funcionales en el sistema nervioso central o análisis descriptivos desde un punto de vista más psicológico o sociológico:

1.  The effect of Internet use on adolescents’ lifestyles: A national survey.   The effect of Internet use on adolescents’ lifestyles: A national survey.,Wang L,2012,,28,2007-2013,Computers in Human Behavior,
2 .  Internet Addiction of Adolescents in China: Prevalence, Predictors, and Association with Well-being.    Internet Addiction of Adolescents in China: Prevalence, Predictors, and Association with Well-being.,Wang, L,2012. Addiction Research and Theory,
3 .  Abnormal White Matter Integrity in Adolescents with Internet Addiction Disorder: A Tract-Based Spatial Statistics Study   Abnormal White Matter Integrity in Adolescents with Internet Addiction Disorder: A Tract-Based Spatial Statistics Study,Lin,FC,2012,7,1,e30253,PLOS ONE ,
4 .  Brain Imaging on Adolescence with Internet Addiction Disorder

La profesora Betsy Sparrow y su grupo de investigadores de la Universidad de Columbia encontraron que las personas que saben que alguien puede recordarles las cosas  toman menos esfuerzo en recordarlo. Esto quedó comprobado cuando a dos grupos de personas se les dijo que buscaran una información en un buscador de Internet, pero a un grupo se le dijo que la información se perdería y al otro que iba quedar almacenada por si querían consultarla después. Se vio que en las personas del primer grupo lograban recordar más datos que las personas del segundo grupo

 

Ciberadicción: concepto y ¿diagnóstico?


ciberadiccionLa ciberadicción o adicción a Internet se podría definir como un uso probblemático de la red a través de cualquier terminal disponible que interfiere en la actividades cotidianas y en el desarrollo de nuestra vida.

Lógicamente el uso de Internet resta tiempo a otras actividades ya que el día tiene 24 horas y la aparición de Internet para los que no somos nativos digitales ha supuesto una actividad “extra” que antes de la existencia de la red no existía.

Una de las preguntas que se repite en todas las ediciones de la Encuesta “Navegantes en la Red” de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), es “¿Ha disminuido usted el tiempo que dedica a realizar alguna de estas actividades con el uso de Internet? (respuesta con opciones múltiples)”.

Pero, evidentemente, no es lo mismo restar tiempo a otras actividades de ocio o de estudio que restar el tiempo a otras actividades que supongan interacción directa con nuestro entorno o la realización de funciones importantes para nuestra salud (descanso o alimentación).

Es decir, si disminuimos el tiempo que dedicábamos antes a leer la prensa, escuchar radio o ir al cine, posiblemente es que hayamos cambiado la forma de hacer las mismas actividades (estar informados, oir música o noticias o ver películas); incluso sería discutible el caso que disminuyéramos el tiempo de estar en contacto con amigos ya que podría ser también un cambio de herramienta en caso que mantuviéramos la relación a través de herramientas de comunicación digitales.

Tendríamos que tener en cuenta que a veces hay un cambio simplemente en la forma en la que hacemos las cosas pero no en el fondo de lo que hacemos.

Por esta razón el discutible término ciberadicción no puede basarse solamente en el tiempo que estamos conectados a la red.

Y hablamos de discutible porque en la última edición del DSM-5 , la APA (American Psychiatric Association) no incluye la adicción a Internet entre sus diagnósticos y por la existencia de grandes detractores de esta situación.

Una de ellos es Helena Matute, directora del Laboratorio de Psicología Experimental (Labpsico) y Catedrática de Psicología Experimental de la Universidad de Deusto que defiende que la adicción a Internet no existe y que el uso excesivo de la misma no es una adicción.

Y algo que comenzó como una broma… está siendo un gran negocio para muchas clínicas.