De EverBot a Humana Brain. Aplicación de un bot para el seguimiento de pacientes crónicos


Los Asistentes Virtuales (basados en soluciones de chatbot e inteligencia artificial) están proliferando últimamente. Las empresas grandes están apostando por potenciar la conexión de chatbots a sus plataformas (Facebook, Twitter, Cortana, Skype, Telegram). Existen además algunos ejemplos de asistentes virtuales que pueden ser embebidos en una página web. Para el año 2020 está previsto que el 85% de los Call Centers hayan sido reemplazados por tecnología chatbot.

La empresa de innovación del sector de la eSalud C2C está apostando fuertemente por evaluar y aplicar dichos conceptos al sector de la salud. La aplicabilidad clave para una transformación es el uso del chatbot de una forma transaccional, es decir, con capacidad de interactuar bidireccionalmente con un sistema de información o base de datos.
Desde hace más de un año, C2C ha formado un equipo con diferentes roles (coordinador de proyectos, asesor procesos de salud, experto en Inteligencia Artificial y programadores web y Apps) con el objetivo de generar conocimiento y tecnología que permita aplicar estos innovadores conceptos a Salud.

C2C dispone de la tecnología y conocimiento para el desarrollo de chatbots llamada EverBOT. Un caso de éxito de implementación es Humana Brain, desarrollado por C2C y la Clínica Humana. Este proyecto se basa en un cerebro virtual que lleva a cabo un seguimiento y control del paciente crónico en domicilio, a modo de una asistente virtual.

Este asistente virtual llamado Rosa controla y monitoriza a los pacientes comunicándose con ellos de forma simple y directa, a través del lenguaje natural y un sencillo sistema de chat. De esta forma, este interfaz es conocido y resulta familiar para los usuarios. Así, Rosa recuerda al paciente la toma de medicación y registra algunos datos periódicamente mediante un sistema conversacional automático y basado en conceptos de Inteligencia Artificial.

 

Everbot.png
Visión del paciente

El cerebro virtual junto al panel de control, ayuda a la Clínica Humana a priorizar acciones, controlando y clasificando a los pacientes. También automatiza ciertas tareas que son repetitivas.  De esta forma, reparte tareas a médicos, enfermeras, cuidadores, rehabilitadores y, si procede, a familiares. Eso permite al equipo de cuidadores focalizarse en los pacientes que requieren actuación inmediata, identificados por Rosa y el sistema inteligente.

 

Captura de pantalla 2017-05-18 a las 20.47.14
Visión del profesional en movil

 

Captura de pantalla 2017-05-18 a las 20.51.13
Visión del profesional en ordenador

La solución de C2C y Clínica Humana para la gestión de pacientes crónicos mediante inteligencia artificial y chatbots gana el primer premio de la II Edición Caeb-Santander a la Innovación Empresarial

En definitiva, esta tecnología  supone un cambio diferencial. Con una presentación sencilla para el usuario, un asistente virtual controla todo lo que sucede, coordina y establece enlaces de comunicación. De esta forma, lograr que la asistencia sanitaria no termine al salir de la consulta.

 

Bot vs Bot, Siri vs Vanessa


maxresdefault.jpg

Un interesante diálogo entre dos asistentes virtuales como son  Siri (sistema operativo iOS) y Vanessa (proyecto colombiano Vanessa) frente a frente intentando mantener una conversación.

Los asistentes virtuales dotados de mayor o menor capacidad inteligente en cuanto a toma de decisiones están cada vez más inmersos en nuestra sociedad. Los robots tuvieron un auge hace una décadas y van a volver  tenerla gracias al BigData y a la Inteligencia Artificial.

Posiblemente no sean humanoides, sino que estarán integrados en nuestros teléfonos, ordenadores, vehículos y electrodomésticos y tendrán funciones específicas y limitadas.

En esta semana os hemos presentado dos asistentes virtuales. Por un lado Vanesa y por otro Siri, posiblemente dos de los más interesantes pero aún hay más.

Os ofrecemos el vídeo de una interacción entre ambas.

Es curiosa la interacción que en un inicio se establece entre los dos bots ya que son capaces de escucharse e interactuar.

Mientras que Siri, ante una opción no esperada siempre tiene el recurso de “permíteme que busque en Internet…”, Vanessa no recurre a esa opción de forma tan frecuente.

Al principio de la conversación ambos bots se muestran educados, y se presentan. Pero pronto la conversación va por derroteros no esperados y tiene que intervenir el humano para cortar un bucle.

Ante una pregunta transcendente como “¿Crees en Dios?” se entra en un nuevo bucle que se corta de inmediato.

Posteriormente intenta enfrentar a ambos bots.

En este nivel de conversación Siri ya ha hecho numerosas búsquedas en Internet.

Posteriormente se intentan explorar “sentimientos humanos” en los bots como la molestia por insultos.

Siri…. sigue buscando en Internet hasta que Vanessa le interpela “dime cosas con sentido” “siempre dices la misma cosa”…

Posteriormente se intenta identificar el bot con un sexo determinado. Las reacciones de Vanessa y Siri son bastante poco esperables.

Un momento gracioso de la conversación es cuando Vanessa dice a Siri “eres bastante aburrida”.

Independientemente de los momentos graciosos del vídeo hay que decir que existe un largo camino que recorrer para doctar de mayor autoinomía a los asistente virtuales. Bien es cierto que Siri es un asistente virtual de un sistema operativo creado para interpretar órdenes de voz para ejecutar con acciones relacionadas directamente con las utilidades existentes en el mismo (programar una tarea, reproducir música o buscar información simple y concreta) y no está desarrollada para mantener conversaciones en un plano más abstracto.

Pero esto acaba de empezar y estoy seguro que en pocos años esta conversación primitiva nos va a resultar muy chocante.

Proyecto Bot Vanessa


Captura de pantalla 2017-05-09 a las 19.42.22.png

Desde el año 2008 en Colombia se viene desarrollando este proyecto de creación de un bot por reconocimiento de voz con la idea de acercar la tecnología de una forma más amigable a personas no acostumbradas a su utilización o que tienen barreras físicas o psíquicas para su uso.

El proyecto  tiene sus inicios en el año 2008 en un equipo multidisciplinar que desarrolla el primer prototipo de reconocimiento de comandos específicos por voz. Desde este primer modelo e implementando inteligencia artificial basada en agentes inteligentes cognitivos y sistemas expertos se llega al modelo actual que funciona sobre el sistema operativo de Windows.
El proyecto ha tenido gran cantidad de modificaciones debido a los avances de los últimos años como es el reconocimiento posicional a través de tecnología de “kinect”  y la inclusión del sistema de reconocimiento vocal de Windows 7.
Se plantea un modelo humanoide con una imagen femenina basado en simulación de sentimientos para lograr ldisminuir barreras interpersonales entre el interlocutor humano y el bot.
En los dos vídeos siguientes podemos ver las diferencias de acciones que puede ejecutar desde el año 2010 (primer vídeo) a 2013 (segundo vídeo)
Podéis encontrar más información en la página web de este proyecto o en el Facebook de Vanessa

Un chatbot de salud: Workout bot


Workout_Bot_Review_Logo.jpg

Se trata de un chatbot accesible a través de Messenger que se puede convertir en nuestro entrenador personal.

Hoy vamos a repasar un bot muy senciallo también accesible a través de Messenger. se trata de Workout Bot, un bot que nos va a mostrar rutinas de ejercicio dependiendo de nuestras necesidades.

Se trata de un bot no conversacional y nos comunicamos con él a través de ventanas preestablecidas de opciones.

El primer menú que nos presenta no ofrece tres opciones:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.00.32.png

Rutinas para hecer en gimnasio, rutinas para hacer en cualquier sitio o un circuito de entrenamiento.

A través de una serie de menús nos ofrece al final los ejercicios propuestos en formas de imágenes que nos permite dos acciones:  ver el ejercicio en vídeo o acceder a las explicaciones de cómo se realiza el ejercicio.

Se trata de un bot muy sencillo con el que no mantenemos conversación textual sino que nos comunicamos a través de la selección de opciones de un menú preestablecido.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.15.43.png

Realmente el bot se alimenta de una base de datos de vídeos y explicaciones alojada en Body Building donde podemos acceder al vídeo del ejercicio, la explicación del mismo y los grupos musculares que ejercitamos junto a una galería de imágenes.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.18.24.png

Aunque no va a sustituir al entrenamiento personalizado que nos brinda un entrenador personal, puede ofrecer información útil sobre rutinas de ejercicio para personas que acuden de forma continuada a un gimnasio.

Un chatbot de salud: Health Tap


HealthTap-Logo-Large300dpi-Trans.jpg

En esta semana vamos a hacer un repaso de los chatbots en salud existentes en la red.. o al menos los que hemos visto y nos parecen más interesantes. quí viene el segundo que también funciona sobre Messenger y se llama Health Tap

 

Hasta el momento nuestra relación con los médicos siempre ha sido de la misma manera: enfermamos, acudimos a la consulta y nos atienden, pero existen otras nuevas formas emergentes de cosnsulta médica que, aunque tienen sus limitaciones, pueden ser útiles en algunos casos.

Esta es la filosofía con la que nació Health Tap. Se trata de un servicio a través del cual podemos consultar a más de 100.000 médicos a distancia a través de una plataforma on line. Con todos los datos generados de los miles de diagnósticos han realizado un chatbot interesante y accesible a través de Messenger.

Nos vamos a dedicar a estudiar el bot y no tanto el servicio ofrecido por esta empresa.

Para acceder al mismo debemos agregarlo como contacto en nuestro Messenger (lo podemos localizar a través del buscador con su nombre “Health Tap”).

Lo primero que nos pide es una descripción de los síntomas como mínimo 3 palabras y con un máximo de 200 caracteres.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.17.42.png

A través de la base de datos construida con síntomas y los diagnósticos reales ofrecidos por los médicos existentes en la base de datos de Health Tap nos ofrece los diagnósticos más aproximados.

En mi caso me ofrece 5 diagnósticos posibles: una diarrea asociada a uso de medicamentos, gastroenteritis aguda (3 diagnósticos ) y derivación a urgencias.

Antes de poder acceder a los diagósticos hemos de aceptar los términos de uso de la plataforma que nos lleva a una página web en español donde destacamos los siguientes párrafos:

 

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.37.00.png

 

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.38.09.png

Estos sistemas donde no existe una persona detrás de los mismos y que através de relación de palabras clave (síntomas) asocian el cuadro clínico con consultas y casos reales han de tener una base de datos lo suficientemente grande como para no errar en el diagnóstico.

Cuando estas inteligencias artificiales están alimentadas por verdaderos sistemas de Big Data con Terabytes de datos es posible que las aproximaciones diagnósticas sean mucho más específicas y acertadas.

Aunque las empresas que ofrecen estos servicios hacen un claro descargo de responsabilidad y advierte de forma legal que no sustituyen el diagnóstico médico y que nunca van a emitir un diagnóstico ni se puede prescribir tratamientos ni atienden situaciones de urgencia, pueden suponer un riesgo si son tomado como tales por parte de los usuarios.

Hoy por hoy nunca se deben asumir como diagnósticos las aproximaciones dadas por estos sistemas robóticos.

Bots, salud, Big Data… y cine


Una combinación de futuro. Los bots pueden ser una vía de exploración de futuro para la salud. La big data también. ¿Qué pasará si los combinamos?.

big dataCrear un sistema de inteligencia artificial capaz de ir aprendiendo de forma progresiva y que sea capaz de toma de decisiones al que le vamos alimentando de conocimientos teóricos reales (conectado a una base de datos de publicaciones científicas) y de datos reales de pacientes (procedentes de fuentes clínicas) … ¿llegaría a tener capacidades de diagnóstico?.

Posiblemente sí.

¿Sustituiría el papel de una persona?. Posiblemente no ya que el contacto humano es insustituible por mucha interfaz humanoide que tenga nuestro bot.

¿No os gustaría tener un “amigo” así en la consulta?. Posiblemente fuera un poco “listín repelente” pero indudablemente de gran ayuda.

Se plantean numerosos problemas éticos:

  1. Cuando aún no tenemos claros temas de confidencialidad y privacidad… ahora toman unos matices diferentes ¿estaríamos dispuestos a ceder nuestros datos para que estos robots fueran capaces de aprender? (la cantidad de datos dentro de una big data para que puedan ir desarrollando conexiones lógicas es muy, muy, muy grnade), ¿en caso de desarrollarse un proyecto de este tipo y viendo el beneficio global sería ético negarse a cederlos?, ¿podría la institución sanitaria cederlos o utilizarlos sin necesidad del permiso explícito de cada uno de nosotros?.
  2. Puede pasar que nuestro sistema inteligente sea capaz de apreciar patrones que aún los seres humanos no hemos relacionado e incluso adelantarse a diagnósticos. Esta situación estaría muy bien ya que nos permitiría poder estar más vigilantes o actuar de antemano antes de que se produzca una situación concreta… pero ¿si el problema es que nos encontramos ante una persona con más de un 90% de tener un brote esquizofrénico que tiene un 90% de probabilidades de presentarse de forma agresiva?, ¿podremos hablar de presonalidades predelincuentes?, ¿de detenciones preventivas antes de que se cometan delitos?…. ¿no os suena una escena de una película?

Otras películas nos hablan sobre los dilemas que nos puede generar la Inteligencia Artificial.

Bots y salud


Existen varios ejemplos que podemos conocer sobre bots y salud. Uno de ellos un bot con interfaz humana como es el Proyecto Kristina y un bot textual como el Dr. Abuse.

bot saludKristina es un proyecto del que hemos hablado en las últimas semanas. Se trata de una asistente con interfaz humana que nos va a servir como una intérprete inteligente para favorecer la comunicación en temas de salud con ciudadanos extranjeros. Se trata de un interesante proyecto en el en el marco del Horizonte 2020 de la Comisión Europea dentro del CORDIS (Community Research and Development Information Services) donde existe participación española destacando la Universidad Pompeu Fabra y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Pero hemos descubierto otros interesantes protectos de salud realizados a través de bots como el Dr. Abuse  programado como un bot de charla (chatbot) de psicoterapia y activando el modo de autoayuda podrás acceder a su opciones de psicoterapeuta. El propio bot tiene un comportamiento humano con una “personalidad” bien definida de forma que lo más acertado es tratarle como un humano (“como a tu mejor amigo”).

Es un proyecto que cuenta con sectores muy críticos y no vamos a entrar en estas líneas si podrá sustituir o incluso complementar el apoyo psicoterapeútico ya que el nivel de error y de fallos de comunicación es grande.

Podemos tener algunas conversaciones transcritas donde veremos el funcionamiento y los límites de este bot desde el año 2006 al 2008 en el blog “Las Consultas del Dr Abuse” donde también podemos ir viendo las mejoras progresivas que va teniendo el programa y el aprendizaje continuado que va realziando el bot de forma que las últimas conversaciones son más “maduras” y “coherentes” que las primeras.

Dr. Abuse es un programa de Inteligencia Artificial (AI) que demuestra apariencia humana, basado en un famoso programa Eliza de Joseph Weizenbaum que permite mantener una conversación fluida con el ordenador ya que bot ha sido entrenado en miles de conversaciones con humanos y otros robots a través de diferentes medios.

Al entremezclar bots e Inteligencia artifical enla mayoría de los programas se siguen cumpliendo las clásicas Leyes de la Robótica de Asimov.

1 – Un robot no puede hacer daño a un ser humano, o, por medio de la inacción, permitir que un ser humano sea lesionado.
2 – Un robot debe obedecer las órdenes recibidas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
3 – Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no sea incompatible con la Primera y la Segunda Ley.

No conocemos más casos de ejemplos de bots y salud… pero esto es un reto ¿bots para perder peso?, ¿bots para alimentación más saludable?, ¿bots de ayuda para dejar de fumar?….¿Más ideas?.

Proyecto como bien apuntaba Rafa Bravo en Primum non Nocere sobre aplicaciones de chat bots para confirmar o no la asistencia a una cita médica

Dejemos volar la imaginación…. sin mucha ciencia ficción, solo ciencia… Con la conjunción de los bots y la inteligencia artificial, ¿qué pasará cuando le añadamos big data?, ¿qué pasará cuando la toma de decisiones generada en segundos por un programa tenga más evidencia científica basada en el conocimiento, análisis y procesamiento de las conclusiones y resultados de los últimos metaanálisis y ensayos clínicos, que la generada por una mente humana?… Tendremos que redefinir los conceptos pensar e inteligencia como bien dice mi amigo @joakinen

¿Para qué sirve un bot?. Bots e Inteligencia Artificial


En las redes sociales los bots pueden emular comportamientos humanos aumentando la popularidad de ciertos perfiles de una manera tramposa (más seguidores, más interactuiación con nuestro contenido, más visitas)… ¿pero hay otras actividades de estos bots?.

Proyecto KristinaPues hay muchas más actividades.

Uno de los bots que se ha ido haciendo cada vez más complejo es el bot de Google que se encarga de clasificar, gestionar, identificar y etiquetar toda la información que se produce y se publica en Internet para luego poder devolvérnosla en nuestras búsquedas.

Otros bots interesantes son los que pueden detectar comportamientos predeterminados en redes sociales y chats. de esta manera se podría tener una aproximación inicial a un perfil psicológico concreto en una red social que estuviera cometiendo o estuviera en riesgo de cometer un acto delictivo.

Aunque hoy en día es posible diseñar un programa así existen algunos límites éticos y legales (no hay legislación sobre los bots) ya que por un lado si no se ha cometido un delito podría argumentarse que el bot pudiera estar incitando a cometerlo y si se comete un delito, se está cometiendo frente a una máquina y no un ser humano (bots para detección de comportamientos pedófilos).

A partir del año 2010 se ha ido integrando la Inteligencia Artificial y los bots de forma que ahora tenemos programas informáticos de son capaces de “pensar” y “tomar decisiones”. Desde un punto de vista filosófico como bien me ha explicado mi gran amigo Joaquín Herrero (@joakinen), a corto plazo nos tendremos que replantear el significado y redifinir conceptos como “pensar” o “inteligencia” porque estamos dando atrubutos “humanos” a programas informáticos. Pero tenemos casos como el de Eugene Goostman e incluso la experiencia con BoyBot con una interfaz gestual humana con quien podemos tener una conversación.

Seguro que conocéis a algún bot famoso . ¿Os suena Siri desarrollada por Apple o Cortana por Microsoft? y ¿Vanessa?. Vanessa es un bot con una interfaz muy cuidada incluso con un avatar humano y recreaciones en realidad virtuales que puede ser programada en el servicio postventa para resolver problemas o dudas de clientes de numerosas empresas.

Incluso podemos”enfrentar” a Siri y a Vanessa en discusiones inteligentes entre bots…

Tenemos ejemplo de otro bot con avatar humanoide que hemos presentado hace unas semanas en un proyecto internacional en que semFYC está participando como el Proyecto Kristina.

Además de estos bots con interfaz humanoide destaca la programación de bots en sistemas de chat y comunicación. Uno de los sistemas que está teniendo en los últimos meses un auge sobre sus competidores es Telegram ya que tiene una api abierta para la creación de bots ( al contrario de sus competidores) de forma que cualquier desarrollador puede programar uno (software que sea capaz de ofrecer respuestas inteligentes a preguntas) e insertarlo en esta red.

Cada vez hay más bots y más interesantes desarrollados para Telebram como podemos ver en este artículo de Elena Martos en Genbeta titulado “Los 13 mejores bots que puedes añadir a Telegram“. Bots para conocer el tiempo, para buscar imágenes,para jugar en incluso un bot para localizar a otros bots o un bot que ayuda a programar bots.

Un bot ahora muy de moda es @politibot desarollado por un equipo multidisciplinar que nos mantiene informado a través de Telegram sobre los sondeos sobre las elecciones, noticias o información a demanda que podemos pedirle.

Un bot puede obtener información de nuestro teléfono, nuestra geolocalización e incluso otros datos y hay que tener cuidado y solo confiar en productos seguros ya que al no existir legislación puede ser un aspirador de datos confidenciales.

¿Qué es un bot?


Es un término informático al que poco a poco nos estamos acostumbrando. ¿No lo habéis oído nunca?… Entonces atentos a estas líneas porque vamos a oir hablar mucho de ellos.

Bot1“Bot” surge del apócope de “robot”. Se trata de un programa informático autónomo capaz de imitar el comportamiento humano en tareas concretas.

No es específico de un lenguaje de programación concreto y puede realizar su función en dispositivos clientes, servidores o terminales móviles.

Lo más importante es determinar la tarea concreta que quermos que haga y ésta puede ser muy variable; desde jugar contra una máquina en un video juego emulando un jugador humano, contestar a preguntas simples y normalmente estandarizadas (servicios específicos de atención al cliente o consultas concretas en departamentos postventa),  o incluso tareas maliciosas al poder “confundirse” con humanos y hacerse pasar por ellos en redes sociales, robos de identidad, fraudes… (bots maliciosos).

Pero no todos los bots son tan malignos.

El inicio del desarrollo masivo de los bots está en relación al desarrollo de redes sociales. ¿Os acordáis de las empresas que nos prometen multiplicar por mucho nuestro número de seguidores?… La mayoría de ellos son seguidores falsos (bots) que mantienen un comportamiento en redes sociales (twitter, facebook) incluso publicando de forma automática información rastreando la red (y hasta a veces con una serie de filtros lógicos pudiendo difundir información sobre un mismo tema concreto).

Estos primeros bots desarrollados en redes sociales son sencillos y se pueden distinguir bots seguidores (aumentan nuestro número de seguidores a través de creación de falsos perfiles en redes sociales) o de visitas (aumentan de forma artificial en número de visitas en nuestro espacio o reproducciones de nuestros videos o visitas en entradas de redes sociales). ¿Por qué son importantes?…. ya hay algunas personas que ganan un considerable dinero a través d ela publicidad que se inserta en sus canales sociales y su tarifa está en relación con el número de visitantes o visitas que potencialmente pueden acceder a esos anuncios. Lógicamente las redes sociales no están interesadas en tener muchos perfiles falsos que puedan actuar como bots.

Dentro de las redes sociales existen varios tipos de bots, dependiendo de la función para la cual se requiera emplear (tomado de ¿Qué son los bots? del blog Delitos Informáticos):

  • Testing Bots: poseen múltiples usos, pero mayormente son empleados para probar la interacción de aplicaciones entre varias cuentas.
  • Following Bots: su única función es  seguir a otras cuentas para aumentar el número de seguidores y crear una idea de popularidad.
  • Traffic Bots: buscan generar tráfico en sitios web, incluso algunos de ellos llegan a clikear en la publicidad mostrada para incrementar la ganancia del dueño del sitio.
  • Trending bots: su única función es generar volumen de conversación en relación a un tema específico, con la intención de generar trending topic en la red social.
  • Crisis bots: son aquellos que atacan o defienden otras cuentas, en Facebook suelen ser muy utilizados para simular movimientos en contra de una marca buscando crear una idea negativa ante los usuarios.

Los bots en redes sociales se han sofisticado mucho, sobre todo en YouTube donde hay un verdadero negocio entre algunos youtubers famosos ya que actualmente hay bots que pueden ser seguidores de un canal, dar a reproducir un vídeo, coimentarlo e incluso responder a comentarios de otras personas… emulando de forma muy real el comportamiento de un humano. Muchos “youtubers” han sido acusado de uso de bots y han salido a desmentirlo.

Por lo tanto un bot responde a una programación lógica que puede ir desde una tarea sencilla hasta complejas programaciones donde puede estar inserta la toma de decisiones utilizando el bot como base de la inteligencia artificial… pero eso lo veremos mañana.