¿Quien puede decir que no a Tamara?


videosysaludPor supuesto nos referimos a Tamara Sancho (y no a ninguna otra Tamara) ya que justo dentro de un mes, el día 18 de octubre, en el Col.legi Oficial de Infermeres i Infermers de Barcelona, se va a celebrar IV edición de la Jornada #videosysalud 2014.

 

Y Tamara nos la presenta con este vídeo (otra nueva obra) y esta vez con actor invitado.

 

¿Quien puede decir que no a Tamara?. Pues eso, que os esperamos en BCN.

 

 

World Mobile Congress Barcelona


World Mobile Congress BarcelonaAnualmente se celebra en Barcelona una de las ferias más importantes sobre tecnología movil que reune en un mismo espacio a operadoras, empresas de móviles, desarrolladores de aplicaciones y gestores de servicios sobre sistemas móviles.

Una presentación mundial de los avances de cada uno de los sectores que acaba de terminar el 27 de febrero y donde la mHealth va teniendo cada vez una mayor importancia ya que la salud sigue siendo un tema de gran interés para los seres humanos y la tecnología movil nos sigue aportando herramientas interesantes para el seguimiento de procesos y personas.

Aunque está muy bien que la mHealth se vea representada en un congresos que tiene una repercusión mundial y su contenido es global, llama la atención que se sigue mezclando la salud con el bienestar y se sigue hablando de Health & Wellness. Aunque la agenda es de lo más atractiva, el precio de casi 1700 € hace que las inscripciones particulares sean un tanto complicada para que profesionales individuales podamos asistir.

Leyendo un artículo del Blog Merbondal de Mercè Bonjorn Dalmau (@merbondal), Atentos a la mHealth que nos viene. En este artículo nos clasifica los diferentes tipos de mHealth de los que vamso a ser testigos en los próximos años.

Y es que… la mHealth “se especializa” y no a través de “especialidades médicas” sino a través de “especialidades funcionales”. Así tendremos mAssistance, mMonitoring, mHospital, mVisiting y mPrescription. (Fuente: WebSite Barcelona Mobile World Mobile, Dossier Professional, Prensa).

  • mAssistance: apoyo para ayudar a personas con discapacidad de algún tipo, soluciones para una gestión más adecuada dentro y fuera de casa. En una entrada de hace unas pocas semanas vimos cómo actualmente hay en desarrollo algunas aplicaciones muy interesantes para facilitar movilidad dentro de las ciudades a peatones con problemas de movilidad (discapacidades físicas motoras, movilidad con bebés o niños pequeños) o incluso el desarrollo de una app que localizaría obstáculos en el recorrido en una persona con déficit visual.
  • mMonitoring: poder hacer un seguimiento en tiempo real de las funciones del cuerpo, hábitos de salud del paciente, seguimiento y la prevención de su deterioro. Posiblemente sea el campo de la mHealth que más desarrollo esté teniendo ya que muchas de las variables biológicas se pueden medir de forma cuantitativa y operar con estas cifras. Uno de los problemas que pueden aparecer es que si la persona no tiene los suficientes conocimientos como para poder interpretar estas variables puede generar mayores problemas que beneficios. Un caso concreto se tiene en diabéticos que actualmente monitorizan sus niveles de glucemia a los que previamente hay que educar para que tengan el conocimeinto y las habilidades para dar respuesta de forma inmediata a situaciones concretas. ¿Qué pasará cuando una persona pueda medir decenas de variables a través de terminales o aplicaciones y no sepa interpretarlas?
  • mHospital: dar mayor cobertura al paciente para una mayor eficiencia de los servicios de salud a largo plazo. Llega el hospitalocentrismo a la salud movil (y da un poco de miedo). La mayor eficiencia que puede tener un servicio sanitario es tener una nivel primario de asistencia potente y para ello se le debe dotar de profesionales y capacidades de actuación. Actualmente ni hay un número adecuado de profesionales ni existe una capacidad real de actuación ya que tenemos vetadas numerosas pruebas diagnósticas.
    ¿Qué pasará cuando el médico y enfermera de familia sean baipaseados por una aplicación y el paciente tenga acceso directo a su especialista correspondiente por una aplicación?, ¿quién se hará cargo de tener y mantener una visión global del paciuente en todas sus esferas vitales?, ¿quién hará un seguimiento longitudinal de todos sus procesos de forma global?.
    Y la visión del otro extremo ¿qué pasará cuando un profesional sanitario de segundo o tercer nivel asistencial se vea abrumado por la llegada masiva de información sanitaria a través de medios digitales directamente por parte de la población?
  • mVisiting: citas remotas virtuales con profesionales de la salud. Esta es una realidad que actualmente se está haciendo en el sistema sanitarios público donde la obtención de cita a través de Internet se puede adecuar de forma sencialla por medio de una aplicación o en sistema sanitario provado a través de aplicaciones que ofrecen este servicio como Doctoralia
  • mEmergencies: asistencia de emergencia del especialista (accidentes, zonas remotas, desastres, etc.) para los profesionales de la salud. Posiblemente sean las aplicaciones de mayor utilidad ya que utilizando sistemas de vídeo y geolocalización en cada uno de los operativos existentes sobre el terreno, se puedan facilitar las acciones de coordinación de los mismos a través de los servicios centralizados. Coordinar a todos los profesionales (sanitarios y no sanitarios) que pueden actuar en una emergencia es una labor compleja que se facilitaría con sistemas de apoyo más potentes.
  • mPrescription: procesos de ciclo de venta con receta establecida directamente a través de móvil. Con la implantación de sistemas de receta electrónica y la posibilidad de la gestión de las prescripciones a través de la banda magnética o chip de la tarjeta sanitaria o la identificación del paciente no parece que aporten ningún valor añadido en un principio.

Revisando estos apartados de la mHealth que nos propone el World Mobile Congress de Barcelona se me ocurren otros posibles campos de actuación ignorados.

  • mHealthCommunication. Sistemas de comunicación seguros multimedia para coordinar diferentes niveles asistenciales o acceso directo de los ciudadanos a sus profesionales sanitarios de referencia.
  • mHealthParticipation: Sistemas de participación de los ciudadanos en su propia salud. Ayuda a las asociaciones de afectados y familiares y a los enfermos no asociados a crear comunidades para compartir conocimientos y recursos.
  • mHealthInformation: Sistemas de información de salud fiables, independientes y veraces para formación de los ciudadanos en salud y para la formación continuada de profesionales.

y algunos otros más… mHealthGammification, mHealthPromotion…. porque los campos de actuación de la salud son mucho más que los expuestos por los expertos de la WMC y poder poner palabras en inglés con una “m” delante tampoco es tan complicado.

Pero ¿realmente hacen falta aplicaciones para todo ello?, ¿no estaremos creando la burbuja de las apps?. Posiblemente en esta época de despegue veamos aparecer aplicaciones sobre sistemas moviles que carezcan de sentido y que el propio sentido común (con el uso o abandono de las mismas) sean quien haga una “selección natural” quedando las útiles y las mejores.

Por último me entristece que en esa clasificación hecha por los expertos de la WMC se nos sigan olvidando piezas claves del sistema sanitario: los profesionales de atención primaria (ignorados y baipaseados) y los ciudadanos (que solo son considerados como emisores de datos sin tener participación activa).

Guía de Uso de Social Media para médicos


El Colegio Ofical de Médicos de Barcelona (COMB) a través de su programa Web Médica Acreditada nos ofrece una serie de consejos para la relación médico paciente a través de herramientas digitales.

No se trata de la primeras recomendaciones de esta institución pionera en España de la regulación en aspectos de calidad y seguridad de la información y la comunicación sanitaria. Desde hace años disponemos del Decálogo para Uso en Webs Sanitarias en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y de la recomendaciones para el Uso de Correo Electrónico entre Médico y Paciente publicadas en la revista Atencvión Primaria en el año 2006.

Los medios de comunicación basados técnicamente en Internet han cambiado y con la aparición de las redes sociales se hacen necesarias nuevas consideraciones a taner en cuenta. De esta forma durante el año 2011 realizaron un análisis de las recomendaciones internacionales de diferentes instituciones y organizaciones sanitarias, sobre la forma más adecuada de utilizar las redes sociales por parte de médicos y estudiantes de medicina, con fines sanitarios y proponen un primer decálogo que recoge los puntos más destacables de las guías de uso analizadas.

Decálogo sobre el uso de las Redes Sociales para médicos:

  • Las Redes Sociales (RS) proporcionan nuevas vías de comunicación con los pacientes, el público en general y otros profesionales de la salud. Sin embargo, es necesario considerar diversos aspectos para garantizar un uso profesional seguro, útil y dentro de la legalidad y de los requerimientos éticos necesarios.
  • Configure niveles altos de privacidad en las plataformas y webs de las redes sociales. Aún en este caso, debemos tener en cuenta que no toda la información puede protegerse en Internet y lo fácil que resulta acceder a ella.
  • Es conveniente garantizar los estándares de privacidad y confidencialidad de la información de los pacientes, y asegurarnos de que ningún paciente pueda ser identificado por la combinación o la suma de información disponible en la Red. Igualmente, se debe respetar la propiedad intelectual de la información y contenidos.
  • Recordar que lo que se encuentra online probablemente estará para siempre, por tanto debemos tener cuidado con lo que decimos y cómo lo decimos.
  • Es recomendable no ofrecer consejos médicos personalizados en las RS. Si se utilizan para servicios de información general o promoción de la salud, es importante especificar claramente sus objetivos, características de uso y limitaciones. Debería incluirse en el registro de la Historia Clínica Electrónica cualquier interacción relevante que se haya establecido en las RS.
  • En general es prudente no establecer amistades electrónicas con nuestros pacientes actuales, sino es en el contexto de una relación médico-paciente. Algunas instituciones indican que si se trata de antiguos pacientes no es recomendable establecer dicha “amistad” online. Es importante separar siempre de forma clara los perfiles y contenidos personales y profesionales.
  • Deben seguirse las recomendaciones de la organización sanitaria para la que se trabaja en relación al uso de las RS. Si no están establecidas, debe considerarse seriamente sugerir su implementación los antes posible, teniendo en cuenta que si es el caso, los servicios realizados en las RS deberían considerarse como un servicio más entre los ofrecidos por dicha organización sanitaria.
  • Indicar siempre cuando se está opinando o participando en una RS en representación de la institución para la que se trabaja, y si no es el caso, manifestar claramente que las opiniones son personales.
  • Si se encuentra identificado como médico, es recomendable que las opiniones y afirmaciones vertidas en las RS reflejen estándares adecuados de conducta y comportamiento profesional.
  • Cualquier forma de comportamiento inapropiado online puede potencialmente dañar la relación médico-paciente y/o con otros colegas. Debemos ser respetuosos también en los comentarios realizados sobre colegas y departamentos e instituciones de salud.

Historias de ayer… y de hoy


Rebuscando en Youtube volví a encontrarme con el vídeo del XXIX Congreso de la semFYC celebrado en Barcelona en el año 2009. No ha pasado demasiado tiempo y no hemos tenido grandes oportunidades para el cambio pero es patente que los problemas de hace unos pocos años siguen siendo los problemas de ahora… ¿hasta cuándo?.

 

 

 

Mientras veía el vídeo  he recordado los meses de enero, febrero y marzo de APXII.

Gracias a los maestros de APXII por seguir manteniendo encendida la llama