We are Alfred


Embodied Labs.png

Se trata de un proyecto de EmbodiedLabs en el que la realidad virtual nos coloca en los zapatos de nuestros pacientes mayores. Un ejercicio virtual de empatía por el que deberíamos pasar todos los sanitarios.

Cuando conocí la existencia de este proyecto me entusiasmó ya que tanto hablamos de humanizar (¿Cuándo abandonamos los sanitarios este componente de humanización propio de los cuidados?). La experiencia de meternos en la piel, los ojos, la fuerza y la agilidad de una persona mayor debería ser obligada para todos y cada uno de nosotros.

Podemos recomendar que alguien pasee cuando no tiene fuerza de levantarse o que se entretenga viendo la televisión o leyendo un buen libro cuando solo ve por una pequeña parte de su campo visual.

Por ello muchos de los consejos los proporcionamos desde el absolut desconocimiento de cómo es la vida dentro de algunos cuerpos.

“We are Alfred” es un proyecto de inmersión virtual que nos coloca en escenas cotidianas de la vida bajo el prisma de un anciano con sus dificultades por el deterioro progresivo de la edad de ciertas funciones como puede ser la visión, la audición o la pérdida de fuerza muscular y dificultad de la movilidad.

Esta vivencia en primera persona nos permite obtener una comprensión global de la experiencia de las personas mayores y entender sus limitaciones a través de una vivencia personal con lo que podemos mejorar la comunicación y los consejos dados a los mismos.

El equipo de trabajo está foprmado por cuatro jóvenes profesionales que han conseguido una vivencia muy real de situaciones cotidianas con limitaciones claras en cuyos escenarios nos tendremos que desenvolver con la mayor precisión y agilidad posibles. Nos meteremos de verdad en los zapatos de nuestros pacientes.

Seguridad, privacidad e inteorperabilidad


consejos_seguridad_ordenador--644x450.jpg

Cuando hablamos de datos sanitarios y salud (y hablamos mucho de ellos cuando se trata de BigData, inteligencia artificial o uso de wearables) la seguridad y la privacidad son temas fundamentales sobre todo cuando hemos sido testigos el pasado mes de mayo del primer ciberataque masivo por un ramsonware.

El pasado mes de mayo nos despertamos un día con la noticia de un atque masivo a nivel mundial por medio de un ramsonware (malware informático que encripta los archivos de un disco duro y pide un rescate a cambio). Estábamos en fin de semana y las noticias nos iban desvelando grandes empresas afectadas.

Es cierto que la entrada de este malware se debía a un fallo de seguridad de un sistema operativo. También es cierto que el fallo era conocido y que tuvieron tiempo desde su detección hasta el ataque de crear los parches de seguridad necesarios.

Las noticias nos alertaban que numerosos equipos sanitarios de sistema público de salud británico estaban afectados.

El lunes llegué a mi puesto de trabajo y por “necesidades técnicas” tuvimos restringido el acceso a la web y al correo electrónico durante una semana.

Si nos ponemso a pensar en un futuro próximo con numerosos servicios basados en datos y la cantidad de datos personales que están circulando en la red da miedo pensar lo que pueda pasar.

Ciudades inteligentes que pueden ser “secuestradas” o alterar toda su función a través de pequeños programas informáticos que pueden ir camuflados en cualquier adjunto de correo electrónico o en cualquiera de los archivos de intercambio continuo que hace nuestro navegador.

¿Podremos estar secuestrados en nuestra propia casa domótica?, ¿podrán secuestrar una ciudad entera o privarla de servicios fundamentamentales?. Cualquier elemento digital conectado a una red puede ser hackeable, hasta los coches inteligentes.

En el entorno de la BigData no existe problema ya que para analizar estas tendencias, en el campo que sea, no es necesario tener identificados los datos. Datos anonimizados engullidos por una inteligencia artificial virgen van a servir para entrenarla. Pero ¿podemos alterar las decisiones de esta inteligencia artificial a través de virus informáticos?.

Pero no solamente con la inteligencia artificial aparecen estos riesgos. Cada vez se habla más de interoperabilidad aplicada a la historia clínica digital. La interoperabilidad es la habilidad de dos o más sistemas o componentes para intercambiar información y utilizar la información intercambiada. (Institute of Electrical and Electronics Engineers. IEEE Standard Computer Dictionary: A Compilation of IEEE Standard Computer Glossaries. New York, NY: 1990.).

Esta característica, aplicada a la historia clínica, permite que cualquier dato introducido en la historia clínica del pacientes, en cualquier localización, sea integrado en todos los sistemas. Es decir, tendríamos casi una historia clínica única y accesible desde cualquier parte.

Llevado al extremo ideal, se podrían introducir variables de salud desde cualquier parte (domicilio del paciente, oficina de farmacia, centro de salud, hospital…) e incluso sin intervención humana (por ejemplo un glucómetro o un tensiómetro o cualquier otro aparato de medida, podría meter directamente la información si está conectado a la historia clínica). Incluso un wearable que midiera variables en salud (un podómetro, un calculador de calorías consumidas….) podría introducirlas.

Como gran ventaja es que no se perderían datos en salud que actualmente estamos perdiendo y esta medición de variables de manera más continuada y registrada prodría servir para predecir eventos futuros de alteración de la salud. Además se podrían transmitir estos datos a otros sistemas (si el paciente viaja o cambia de domicilio) o poddrían ser accesibles por  el propio paciente con un terminal.

Por otro lado tenemos flujos de datos, miles de flujos de datos que irían entre elementos conectados a los que daríamos autorización de forma que las vulnerabilidades del sistema serían mucho mayores.

¿Podemos permitirnos el riesgo de entradas de agentes nocivos en un sistema tan sensible como el que alberga los datos de salud de un población?

Esta última pregunta puede ser clave en el caso en que la salud vaya por estos caminos.

Internet Cognitiva y Ubicua.


internet-technologies.jpg

El internet de las cosas (IoT), el Big Data, la Inteligencia Artificial, los Wearables, la Computación Cognitiva y los sistemas en la nube están creando una tormenta perfecta que nos permite vislumbrar el futuro de Internet dentro de unos años,

Para los que nos conectamos a Internet antes de la aparición de la web y sufrimos ese intercambio de archivos a través de procolos ftp el cambio que hemos vivido en pocas décadas ha sido muy acelerado.

La aparición de la web supuso una visualización lógica de la información. Las primeras imágenes y gifs animados junto con los hiperenlaces supusieron una capacidad de acceso a información que supuso grandes cambios (en este caso y para mí) en mis últimos años de universidad y principio de mi residencia.

Posteriormente la capacidad de escuchar música y ver vídeos supuso un cambio en el ocio. La aparición de la web 2.0 con la posibilidad de crear comunidades virtuales y ser capaz de editar y publicar contenidos supuso un gran cambio en la comunicación y la relación humana.

Todo ello acompañado de mucha mayor velocidad de procesamiento y almacenaje de datos de forma que mi movil actual tiene muchos más avances que el primer ordenador de sobremesa que tuve en casa.

El almacenamiento en la nube, los trabajos colaborativos, compartir y editar archivos de forma simultánea son acciones hoy en día cotidianas y dificícilmente imaginables en mis primeros contactos con Internet.

Muchos pensamos… ¿qué va a pasar ahora?, ¿de qué forma toda esta nueva tecnología que se está desarrollando relacionada con la inteligencia artificial, los wearables, la big data, la robótica va a afectar a la web?.

Ha aparecido el concepto de Internet Cognitiva y Ubicua para intentar definor lo que puede ser la red en pocos años.

Está claro que estamos utilizando cada vez más wearables con sensores capaces de medir variables (físicas y biológicas fundamentalmente) que se van a convertir en elementos sensoriales de la red capaces de “ver”, “escuchar”, “comprender” y “sentir”.

Estos elementos sensoriales van a estar interconectados (a través de tecnología de relación máquina-máquina o M2M) y dotados de capas de tejido neuronal capaz de toma de decisiones autónomas de manera que unos elementos van a comportarse como perceptores del entorno (imputs) y otros como ejecutores de acciones (outputs) interconectados (acción-reacción) a través de capas neuronales de elementos digitales.

Internet va a dejar de ser una red de ordenadores para convertirse en una red de objetos interconectados entre sí y que pueden llegar a funcionar de forma independiente. ¿Se podrá regular el tráfico de una gran ciudad adaptándose a los flujos circulatorios mediante semáforos inteligentes interconectados a una capa de inteligencia artificial?, seguro que muchos lo veremos.

Cada teléfono móvil que llevaos en nuestros bolsillos está dotado de infinidad de sensores y cada vez se están desarrollando nuevos sistemas de medida de variables. Muchos de ellos morirán por falta de utilidad y otros muchos se desarrollarán hasta ser capaces de medir con errores tan mínimos que los seres humanos daremos esta medida como aceptable y apta para que sirva de referencia para toma de decisiones donde incluso nuestra seguridad pueda estar comprometida (desarrollo de sistemas de seguridad de vehículos inteligentes, ciudades con sistemas autorregulados…)

Cada vez las máquinas tienen más autonomía y esta característica puede hacer que nuestra percepción aumente. Hasta ahora somos capaces de percibir por nuestros sentidos en un entorno físico muy limitado pero si ciertos sensores complementaran nuestros sentidos humanos y las máquinas estuvieran interconectadas entre sí ¿por qué no ver o escuchar lo que está fuera del alcance de nuestra vista y oído?.

Incluso las máquinas ya están aprendiendo conceptos complejos como la semántica del lenguajes. Hasta ahora nuestra entrada a Internet es un buscador que interpreta secuencias alfanuméricas y nos devuelve un listado de sitios web donde existen las mismas secuencias (o secuencias muy similares y aproximadas a las que hemos introducido). Posiblemente tengamos relaciones diferentes con las máquinas para obtener información y seamos testigos y protagonistas de preguntar a una máquina con lenguaje natural y que nos devuelva la respuesta a nuestra pregunta.

¿Peligros?… posiblemente muchos pero esta es la aventura que nos está tocando vivir.

 

Privacidad e intimidad en Internet


privacidad-y-seguridad-en-las-redes-sociales-un-problema-actual

Hay veces que somos muy cautos en redes sociales a la hora de decir cosas porque difundir ciertos datos que consideramos privados no nos gusta (o no nos interesa). Pero las empresas tienen mecanismos para saber muchas cosas de nosotros que no decimos… pero hacemos con nuestro teléfono movil.

En este artículo nos dedicamos a repasar información que damos sin decirla y que muchas empresas saben de nosotros ¿asustados?… pues aún no habéis empezado a leer.

Nuestro teléfono movil habla sin que nosotros hablemos. Es capaz cada vez de hacer más cosas que nos facilitan la vida, pero a cambio está ofreciendo información a empresas sobre nuestras actividades y puede que éstas actividades las queramos mantener en un plano de privacidad, pero nuestro teléfono las grita a los cuatro vientos.

Otras actividades en Internet como las búsquedas en buscadores,  la subida de fotos, el etiquetado con personas de las mismas, las compras on line o a través de tarjetas de crédito o el uso de tarjetas de fidelización de empresas están dando información muy suculenta a las mismas sobre nuestra vida cotidiana.

No se entrometen en nuestra intimidad, sino que voluntariamente la divulgamos de forma indirecta.

Pero ¿cómo ocurre ésto?. Veamos algunos ejemplos.

  1. Gelocalización: Nuestro teléfono tiene un sistema de localización donde nos posiciona en cada momento en el sitio en el que estamos. Este sistema se realzia a través de conexiones con las antenas existentes y funciona aunque el teléfono esté apagado o sin batería. Otro sistema es el de posicionamiento por GPS que es utilizado por cualquier programa o aplicación que nos muestre una ruta (mapas, juegos que precisan localización, aplicaciones que nos muestran recursos o servicios de proximidad…). ¿Qué información proporcionan?.
    1. Donde estamos en cada momento. De esta forma es muy fácicl deducir dónde vivimos y donde trabajamos y las rutas diarias que hacemos entre trabajo y domicilio.
    2. Nuestros viajes. Ya sean viajes cortos o largos, escapadas de fin de semana, viajes entre semana (por motivos laborales frecuentemente), rutas habituales dentro de la ciudad en la que residimos…
    3. La velocidad a la que nos movemos. De esta forma es fácil saber si un trayecto lo hacemos caminando o en vehículo. Además registra la velocidad (y esperemos que no lo comparta con la Guardia Civil).
  2. Viajes: Hay veces que damos esta información de manera directa ya sea en buscadores generales cuando estamos planificando un viaje o ya sea en portales o páginas de servicio de reserva de hoteles, alojamientos o vuelos (en este caso incluso con las fechas concretas del mismo). Pero otras maneras más sutiles existen para saber dónde y cuándo hemos hecho un viaje (e incluso con quien).
    Utilizamos muchos programs para compartir fotos. No solamente redes sociales (donde se puede localizar la imagen, se sabe la fecha y la hora de la subida e incluso podemos etiquetar quien o quienes están con nosotros). Además tenemos servicios gratuítos que nos permiten alojar y compartir imágenes (Google Fotos, Imágenes de iOS…). Dentro de cada imagen existe metadtos que informan: cuándo se ha tomado la imagen (día y hora) y dónde se ha realizado aunque no lo digamos en ningún momento, esa información va asociada a la fotografía que subimos. Incluso se están desarrollando sistems de reconocimiento facial (muy desarrollado y con pocos fallos en Google) que es capaz de reconocer las personas que aparecen en cada foto (es decir nuestros compañeros de viaje).
  3. Ocio cotidiano: No solamente un ocio excepcional como un viaje (ya sea corto o largo), sinpo nuestro ocio cotidiano también es conocido.
    1. Cine, teatro, conciertos y otros eventos. Si hacemos una búsqueda en buscadores ya estamos dando una pista que estamos interesados en ello. En cuanto compremos la entrada por Internet ya damos la información. Con compras repetidas pueden saber mucho acerca de nuestros gustos (tipo de película, qué dias y a qué horas vamos al cine, si somos más de cine o de teatro…).
    2. Música: Spotify, Música de iOS, Last fm…. son servicios que saben exactamente qué escuchamos y cuando lo hacemos. Al conocer nuestros grupos favoritos (los más reproducidos) nos pueden mostrar grupos similares (una buena forma de descubrir música) pero la información se la estamos dando.
    3. Series y películas: Netflix o cualquier otro servicio similar (HBO, televisión a la carta….) sabe qué tipo de series y películas vemos. De esta forma es muy fácicl sugerirmos series similares que posiblemente nos puedan gustar y además estamos dando valorción a temas concretos más populares o giros temáticos de guión. Aplicando el Big Data a estos temas y con millones de espectadores en todo el mundo las productoras conocen qué personajes son más populares o que elementos de guión van a ser más aceptados por la audiencia… de paso saben si eres más de zombies o de dramas. En Internet , YouTube (Google) conoce qué videos vemos (trailers de películas, vídeos musicales…) imaginaos la información que también le estamos dando.
  4. Compras: Evidentemente la empresa de uestra tarjeta de crédito conoce los gastos que hacemos y en qué comercios. Con el pago a través del movil es posible que nuestro teléfono también lo pueda saber. las tarjetas de fidelización relacionan nuestro ticket (compra exacta) con nosotros de esta forma saben qué perfil de consumo tenemos y qué tipo de productos preferimos. Mucha información directa de la que se puede sacar mucha más información indirecta (si estamos solteros o casados, si hay niños en casa y más o menos la edad que tienen, si hay personas mayores, si hacemos deporte, nuestro gusto en vestir, si compramos marcas blancas o no, la existencia de algún tipo de enfermedad relacionada con la alimentación o que requiera dieta especial…).
  5. Aplicaciones de nuestro terminal movil: Muchas de ellas para funcionar requieren la localización (ya sea la actual o nuestro destino) como aplicaciones de rutas de tráfico, algunos juegos que requieran localización u otros servicios. Hay aplicaciones que aportan poco sevcio pero nos solicitan acceso a cosas no necesarias para su funcionamiento como acceso a nuestro micrófono o a nuestra lista de contactos. En este caso mejor no instalarlas y eliminarlas de nuestro terminal.
  6. Asistentes virtuales: Todas las conversaciones que mantenemos con nuestros asistentes virtuales de diferentes sistemas operativos (Cortana, Siri…) son grabadas y enviadas a las empresas propietarias de los mismos. Con ello se puede obtener numerosas información de nuestras búsquedas, intereses, aficiones o necesidades.

Todos estos son datos cotidianos, algunos ofrecidos directamente por nosotros y otros que se generan de forma automática sin que los demos de forma explícita (pero en los términos y condiciones de los contratos que firmamos al utilizar un servicio se explicitan)… aunque seamos muy escrupulosos a la hora de dar información personal, mucha de ésta se da simplemente por llevar nuestro teléfono encendido .

Objetivo 1MF+ #1MFmás @semFYC


DIA_MF_2017_banner_horizontal.jpgBajo el lema  Objetivo 1 MF+ la semFYC reivindica hoy, en el día del Médico de Familia, un Médico de Familia más por cada 10.000 habitantes para acercarnos a la media europea.

 

Esta reivindicación fue realizada por Salvador Tranche, presidente de semFYC en el Congreso semFYC de Madrid celebrado hace unas semanas, tanto en la rueda de prensa como en el acto de clausura del mismo y ho, día de la medicina de familia, volvemos a poner voz a esta desigualdad.

En España, la media de médicos de atención primaria se cifra en 7,6 por cada 10.000 habitantes mientras que la media en Europa es de 9,7. Con la reivindicación Objetivo 1MF+ alcanzaríamos 8,6 médicos de media, más próximo pero aún lejanos de nuestro entorno sanitario más próximo.

·1MFmas.png

La excusa de la crisis ha servido para debilitar la Atención Primaria de nuestro país, altamente valorada por los usuarios y de gran importancia estratégica para el conjunto de la sanidad pública y otros niveles asistenciales. Ha sido excusa porque mientras la inversión en otros niveles asistenciales ha ido creciendo, la inversión en el primer nivel ha disminuído de manera considerable en los últimos años.

 

¿Qué pasa en la Comunidad de Madrid?

LogoSomamfyctransp

En la Comunidad de Madrid hay una media de 6,8 médicos en Atención Primaria por cada 10.000 habitantes, de las más bajas de España. Este dato, expuesto en cifras absolutas se traduce en un colectivo que médicos que comprende unos 3500 médicos de familia y unos 900 pediatras. Frente a estas cifras, la SoMaMFyC reclama un incremento/mantenimiento de la plantilla a fin de aproximarse a las cifras europeas mediante la creación de una plaza más por cada 10.000 habitantes y así alcanzar al menos 7,8 (cifra que ya tienen otras comunidades en España)

La Atención Primaria de Madrid es de las peor presupuestadas de toda la sanidad española. Se puede y se debe hacer el esfuerzo para colocarla en el lugar que le corresponde entre las comunidades autónomas de nuestro país. Desde el año 2007 prácticamente no se ha incrementado el número de profesionales de medicina familiar a pesar del incremento demográfico de la población, que en la Comunidad de Madrid se cifra en 500.000 habitantes desde el año 2005. Además en los últimos años, 200.000 pacientes de colaboradoras privadas han pasado a ser atendidos por la sanidad pública madrileña, en el ámbito de la atención primaria, sin el consiguiente ajuste de recursos humanos.

Según datos globales para toda España, con solo 34.900 médicos atendiendo a los ciudadanos en la Atención Primaria, la media de efectivos por cada 10.000 habitantes de España se queda en 7.6, lejos de los 9,7 que hay de media en Europa. Ante tal circunstancia, la Sociedad Española de Medicina de Familia reclama que se incremente con 4.500 médicos de familia el cuerpo de médicos que atienden  a los ciudadanos en AP.

“Desde la semFYC, entendemos los retos de la gestión económica del Sistema Nacional de Salud y por eso entendemos que los cambios deben ser progresivos por lo que creemos en un aumento gradual. Alcanzar 1 médicos de familia más por cada 10.000 habitantes nos permitiría acercarnos a la media europea, no alcanzarla. Pero, sin duda nos permitiría mejorar la calidad asistencial que reciben los ciudadanos”, señala Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Coincidiendo con el Día de la Medicina de Familia la semFYC, la SoMaMFyC y también las otras 15 sociedades federadas a la semFYC iniciarán una acción de concienciación entre los médicos de familia, en la que se implicarán también las Sociedades Federadas que forman parte de la sociedad.

 

Contexto por comunidades.
Aunque la cobertura es desigual en función de la comunidad autónoma que se observe: por encima de la media española se hallan las comunidades de Aragón (8.8 médicos en AP por 10.000 habitantes), Cantabria (7.8), Castilla y León (11),  Castilla-La Mancha (7.8), Extremadura (8.8), Galicia (8.2), Región de Murcia (7.7), Navarra (8), País Vasco (7.8) y La Rioja (8.3); por debajo se hallan Andalucía (7.2), Principado de Asturias (7.3), Islas Baleares (6.3), Cataluña (7.2), Comunidad Valenciana (7.5), Comunidad de Madrid (6.8), y Ceuta y Melilla (6.3).

Si las cifras se comparan con los datos europeos, la única Comunidad Autónoma que supera los estándares europeos es Castilla y León, donde la media de médicos de familia por cada 10.000 habitantes es de 11, con 2.630 médicos atendiendo en AP.

Cabe destacar que la cifra de 34.900 médicos resulta de la suma de médicos de familia, con 28.500 en todo el Estado trabajando en AP, y pediatras, que ascienden a 6.400 (de los cuales se calcula que un 30% podrían ser médicos de familia a los que se les ha asignado una plaza de pediatría). Cabe señalar que en buena parte de los países europeos los especialistas en pediatría desarrollan su actividad en el ámbito hospitalario, y son los especialistas en medicina de familia y comunitaria quienes cubren la atención primaria para todas las edades.

Captura de pantalla 2017-05-18 a las 18.03.55.png

 

Asistente virtual Siri


Siri-macOS.jpg

El asistente virtual Siri es un asistente a través de un sistema de reconocimiento de voz capaz de ejecutar órdenes simples de acciones sobre el sistema operativo iOS. Facilita mucho la tarea de realizar ciertas acciones solamente con comandos de voz.

Acciones que pueden requerir cierto trabajo como buscar y llamar a un número de teléfono, reproducir una canción determinada o averiguar un dato concreto pueden ser realizadas a través de órdenes de voz usando como interfaz a Siri, la asistente virtual de iOS.

Siri es capaz de ejecutar acciones básicas como programar una alarma, crear un evento en el calendario, buscar y reproducir una canción determinada, informarnos sobre el tiempo o hacer una llamada o video llamada a uno de nuestros contactos solamente con una orden verbal.

Puede ejcutar órdenes un poco más complejas como mandar un mensaje a alguien a través de una aplicación “Siri dile a XXX  por whatsapp que ya llego a la reunión”, iniciar videollamadas por Skype o hacer transacciones de dinero a través de aplicaciones específicas.

Es capaz de aprender relaciones personales de nuestra agenda de contactos. Es decir podemos decir que un contacto determinado es nuestro hermano y así, cuando volvamos a nombrar la palabra “hermano” para ejecutar una acción concreta sabrá exactamente a quien nos referimos.

Es capaz de gestionar nuestra tareas creando listas, consultando la agenda, modificando alarmas…

Es muy eficaz para ofrecernos datos relacionados con el ocio:

  1. Podemos hacer numerosos preguntas sobre eventos deportivos utilizando lenguaje natural. Calndarios deportivos y resultados.
  2. Podemos hacer preguntas sobre libros, películas de cine o cnciones.
  3. Podemos pedir que nos reproduzca archivos: canciones, capítulos de series…
  4. Podemos pedir que nos identifique una canción (si tenemos instalada una aplicación en nuestro teléfono que sea capaz de hacerlo).
  5. Podemos acceder a nuestras cuentas sociales (dando permiso a Siri para acceder a las mismas).

Otras acciones más complejas que puede ejecutar son relacionadas con domótica. Por ejemplo podemos anunciar a Siri que hemos llegado a casa y podrá ejecutar acciones relacionadas con la intensidad de la luz, persianas o funcionamiento de aparatos siempre que estén conectados a una red domótica y hayamos establecido previamente nuestras preferencias.

Con las opciones de localización podemos pedirle a Siri que nos localize un restaurante, comercio, cine, gasolinera… con algunas caracteristicas en nuestro entorno.

Al utilizar Siri es posible que le estemos dando permiso de acceso a nuestras aplicaciones para su consulta (acceso que permitimos a Apple) y nuestras conversaciones y voz también tiene acceso. Es decir Apple es conocedor de todo lo que le preguntamos a Siri (así que cuidado con las intimidades y posibles ilegalidades que digamos… porque no queda solo entre Siri y nosotros).

¿Y en salud?.

Siri ha sido capaz de decirme el hospital más cercano y la localización de farmacias, Cuando le he preguntado sobre los “centros de salud más cercanos” me ofrece una lista de gimnasios y centrode belleza y no es capaz de responder a síntomas.

Ante frases como “me duele la cabeza” o “me duele la tripa” lista las farmacias más cercanas y ante “dime los efectos adversos más frecuentes del paracetamol” hace una búsqueda en Internet

 

 

 

Un chatbot de salud: Workout bot


Workout_Bot_Review_Logo.jpg

Se trata de un chatbot accesible a través de Messenger que se puede convertir en nuestro entrenador personal.

Hoy vamos a repasar un bot muy senciallo también accesible a través de Messenger. se trata de Workout Bot, un bot que nos va a mostrar rutinas de ejercicio dependiendo de nuestras necesidades.

Se trata de un bot no conversacional y nos comunicamos con él a través de ventanas preestablecidas de opciones.

El primer menú que nos presenta no ofrece tres opciones:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.00.32.png

Rutinas para hecer en gimnasio, rutinas para hacer en cualquier sitio o un circuito de entrenamiento.

A través de una serie de menús nos ofrece al final los ejercicios propuestos en formas de imágenes que nos permite dos acciones:  ver el ejercicio en vídeo o acceder a las explicaciones de cómo se realiza el ejercicio.

Se trata de un bot muy sencillo con el que no mantenemos conversación textual sino que nos comunicamos a través de la selección de opciones de un menú preestablecido.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.15.43.png

Realmente el bot se alimenta de una base de datos de vídeos y explicaciones alojada en Body Building donde podemos acceder al vídeo del ejercicio, la explicación del mismo y los grupos musculares que ejercitamos junto a una galería de imágenes.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 18.18.24.png

Aunque no va a sustituir al entrenamiento personalizado que nos brinda un entrenador personal, puede ofrecer información útil sobre rutinas de ejercicio para personas que acuden de forma continuada a un gimnasio.

Un chatbot de salud: Health Tap


HealthTap-Logo-Large300dpi-Trans.jpg

En esta semana vamos a hacer un repaso de los chatbots en salud existentes en la red.. o al menos los que hemos visto y nos parecen más interesantes. quí viene el segundo que también funciona sobre Messenger y se llama Health Tap

 

Hasta el momento nuestra relación con los médicos siempre ha sido de la misma manera: enfermamos, acudimos a la consulta y nos atienden, pero existen otras nuevas formas emergentes de cosnsulta médica que, aunque tienen sus limitaciones, pueden ser útiles en algunos casos.

Esta es la filosofía con la que nació Health Tap. Se trata de un servicio a través del cual podemos consultar a más de 100.000 médicos a distancia a través de una plataforma on line. Con todos los datos generados de los miles de diagnósticos han realizado un chatbot interesante y accesible a través de Messenger.

Nos vamos a dedicar a estudiar el bot y no tanto el servicio ofrecido por esta empresa.

Para acceder al mismo debemos agregarlo como contacto en nuestro Messenger (lo podemos localizar a través del buscador con su nombre “Health Tap”).

Lo primero que nos pide es una descripción de los síntomas como mínimo 3 palabras y con un máximo de 200 caracteres.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.17.42.png

A través de la base de datos construida con síntomas y los diagnósticos reales ofrecidos por los médicos existentes en la base de datos de Health Tap nos ofrece los diagnósticos más aproximados.

En mi caso me ofrece 5 diagnósticos posibles: una diarrea asociada a uso de medicamentos, gastroenteritis aguda (3 diagnósticos ) y derivación a urgencias.

Antes de poder acceder a los diagósticos hemos de aceptar los términos de uso de la plataforma que nos lleva a una página web en español donde destacamos los siguientes párrafos:

 

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.37.00.png

 

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 17.38.09.png

Estos sistemas donde no existe una persona detrás de los mismos y que através de relación de palabras clave (síntomas) asocian el cuadro clínico con consultas y casos reales han de tener una base de datos lo suficientemente grande como para no errar en el diagnóstico.

Cuando estas inteligencias artificiales están alimentadas por verdaderos sistemas de Big Data con Terabytes de datos es posible que las aproximaciones diagnósticas sean mucho más específicas y acertadas.

Aunque las empresas que ofrecen estos servicios hacen un claro descargo de responsabilidad y advierte de forma legal que no sustituyen el diagnóstico médico y que nunca van a emitir un diagnóstico ni se puede prescribir tratamientos ni atienden situaciones de urgencia, pueden suponer un riesgo si son tomado como tales por parte de los usuarios.

Hoy por hoy nunca se deben asumir como diagnósticos las aproximaciones dadas por estos sistemas robóticos.

TED. Talithia Williams: Own your body’s data


Una nueva charla de TED, esta vez Talithia Williams nos habla de nuestro cuerpo, nuestra salud, los datos que generamos y cómo los podemos utilizar

TED

La nueva generación de aparatos y sistemas de auto-monitores de alta tecnología (midiendo el ritmo cardíaco, el sueño, los pasos por día) puede parecer dirigida a atletas competitivos. Pero erl mundo de los wearables se ha generalizado desde esta conferencia del año 2014 y en muchos hogares disponemos de sistemas de registro de variables que monitorizan muchas de nuestras funciones vitales.  Talithia Williams, una estadística, hace un caso convincente de que todos debemos medir y registrar datos sencillos sobre nuestros cuerpos todos los días, porque nuestros propios datos pueden revelar mucho más de lo que incluso nuestros médicos pueden saber.

Captura de pantalla 2017-05-08 a las 19.51.00Talithia Williams es profesora asociada de matemáticas en el Harvey Mudd College. Sus experiencias profesionales investigaciones en el Jet Propulsion Laboratory (JPL), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la NASA. La Dra. Williams desarrolla modelos estadísticos que enfatizan la estructura espacial y temporal de los datos con aplicaciones ambientales y ha sido reconocida por el desarrollo de un modelo utilizado para predecir el índice de cirugía de cataratas en los países en desarrollo de África.

La charla de la Dra. Williams explicará cómo cada uno de nosotros puede comenzar a recoger datos sobre nuestras variables biológicas que pueden proporcionar una visión de nuestra salud personal.

Esta visión de los wearables tiene que ser matizada ya que no en todos los procesos ni en todas las personas, la repilación continuada de datos puede ser de utilidad ya que estos datos han de ser evaluados y puestos en un contexto clínico.

El placer de la visibilidad @NurseEmoji


La visibilidad es fundamental para nuestra reafirmación como personas, trabajadores e indivíduos. Está claro cuando hablamos de la visibilidad de la mujer, de grupos socialmente marginados o de personas con formas diferentes de ver o entender la vida. pero, ¿lo tenemos igual de claro al mostrar nuestra visibilidad como profesionales?.

Este orgullo debió presidir el espíritu del contacto entre Pedro Soriano (@soriano_p) y Jordi Mitjà (@enfermeratweet). A Pedro le conozco (e incluso le puedo llamar amigo) y aunque no tengo el placer (aún) de conocer a Jordi imagino que será un alma tan inquieta como la de Pedro.

Captura de pantalla 2017-04-11 a las 20.37.05Imagino ese sentimiento entre rabia y reivindicación cuando al ver los emojis de los sistemas de mensajería (fundamentalmente WhatsApp) existen iconos profesionales identificativos de médicos y médicas y de investigadores e investigadoras (además con la posibilidad de dar hasta 5 tonos de piel diferentes) y no encontraron un icono de enfermero o enfermera que les identificara como profesionales.

Hay reyes y reinas, astronautas, mecánicos y mecánicas, policías, bomberos y bomberas… todo muy correcto en cuanto a las diferencias de sexo y raza… ¿pero y las enfermeras?.

Por ello se pusieron manos a la obra y desarrollaron una campaña de gran alcance   mediático en redes y en medios tradicionales de difusión, iniciada el 15 de marzo, para la inclusión de un emoticono que representara a los enfermeros y enfermeras. Un #NurseEmoji que tiene una representación realizada (propuesta en espera de aprobarse por el consorcio Unicode (formado por Google, Apple, Microsoft, IBM, Adobe, entre otros) para incluir los emojis dedicados a la enfermería en los dispositivos electrónicos y que sean accesibles en redes sociales y sistemas de mensajería.

NurseEmoji

Han desarrollado una campaña en redes sociales formada por la cuenta de Twitter @NurseEmoji y un hashtag (#NurseEmoji) para su visibilización en redes.

La visibilidad es fundamental, digámoselo a las mujeres o a los miembros de colectivos LGTB… y también en salud, digámoselo a los pacientes y familiares con enfermedades raras o a los enfermeros y enfermeras que trabajan en nuestra puerta de al lado. Ánimo a Pedro y a Jordi y a ver si Unicode tiene oídos.

Algun@s dirán que da igual, que da lo mismo.

“Ya está, de una vez lo he dicho,
que dé igual, no siempre da lo mismo”

(Love of Lesbian)

Love of Lesbian.png