La web profunda


internet_profundaSi nos parece grande la web accesible, nos podemos hacer una idea de la inmensidad que hay sumergida en este icebreg si tenemos en cuenta que la web no accesible es 500 veces mayor que la accesible a través de buscdores convencionales

La web profunda o web invisible está formada por toda la información que existe en Internet a la que no se accede a través de los buscadores convencionales.

Por norma general es una información que se encuentra alojada en bases de datos y que se muestra a través de páginas web dinámicas que se crean de forma temporal ante una pregunta o una serie de criterios con los que “interrogamos” a la misma. De esta forma la página resultante es temporal, carece de una URL fija, y por lo tanto no es accesible a los buscadores convencionales.

De esta manera podemos dividir la web en tres capas:

  1. Web superficial: Web libre y gratuíta a la que podemos acceder a través de navegadores convencionales. Sus páginas están clasificdas y ordendas y podemos acceder a las mismas a travé sde búsquedas con palabras clave en un buscador convencional (Google).
  2. Web profunda: Normalmente alojada en bases de datos. Su acceso se hace a través de consultas en esas bases de datos contruyéndose páginas web temporales y dinámicas que dan la respuesta a la consulta realizada en la misma, La mayoría de las bases de datos de ciencias de la salud y registros sanitarios se encuentran alojadas en esta capa de la web. En esta web se alojan también información bancaria, fuentes gubernamentales o cualquier tipo de archivo bajo suscripción (catálogos de música, televisión a la carta o reproducción de películas).
  3. Web oculta u oscura (Drak Web). Espacio de Internet solo navegable a través de navegadores específicos (como Tor) en la que se maneja inf0rmación ultrasensible legal (ejército, defensa) o ilegal (tráfico de drogas, venta de armas…)

Sherman y Price  en su artículo The Invisible Web: Uncovering Sources Search Engines Can’t See señalan cuatro tipos de contenidos no visibles en la web convencional y las denominan: la Web opaca (the opaque Web), la Web privada (the private Web), la Web propietaria (the proprietary Web) y la Web realmente invisible (the truly invisible Web).

La web opaca está formada por contenido que no está en los buscadores tradicionales indexdo por alguno de los siguientes motivos:

  • Por economía: No todas las páginas de un sitio están indexadas en los buscadores.
  • Por frecuencia de generación de contenidos: Por muy eficientes que sean los robots de búsqueda e indexación de la web hay una producción tan grande de contenidos que es posible que no todas las páginas se encuentren indexadas.
  • Por número máximo de resultados visibles: Aunque se pueden generar millones de resultados a una búsqueda determinada se suelen mostras unas decenas o centenares.
  • Páginas web mal construídas o desconectadas que dificultan su indexación por parte de robots de búsqueda.

La web privada está formada por información que el autor o propietario de la información no quiere que esté de forma libre en la web. De esta forma limita su acceso a través de claves y contraseñas.

La web propietaria es una parte de la web privada en la que por estos mecanismos se protege el acceso libre y se puede dar acceso a la totalidad de contenido a través de un sistema de contraseñas bajo suscripción bajo pago al mismo (revistas científicas por suscripción, catálogo de música o cine…).

La web realmente invisible está formada por sitios web que no están indexados por contener archivos de tipo no indexable por los robots (realmente es una limitación técnica del robot) como son archivos comprimidos o ejecutables.

Lluis Codina dice que “Internet invisible es un nombre claramente inadecuado para referirse al sector de sitios y de páginas web que no pueden indizar los motores de búsqueda de uso público. Debería denominarse, en realidad, la web “no indizable”, lo cual es un término mucho más adecuado”.

 

Informe EHON Salud Digital


ehon

A principios de este mes de febrero se ha hecho público el informe EHON (eHealth Focus On) donde se recogen las conclusiones del encuentro que se celebró el día 2 de noviembre entre profesionales sanitarios, periodistas especializados en salud y representantes de asociaciones de pacientes para abordar el tema de la comunicación en temas de salud con la rrupción de nuevas vías digitales de comunnicación.

Personalmente este informe supone grandes satisfacciones:

  • Se hacen públicas y se difunden las reflexiones (cualitativas) y las conclusiones a través de un novedoso formato de votación en directos (cuantitativo) de estas jornadas de trabajo.
  • Se plasman las inquietudes, dificultades y fortalezas de los diferentes actores en la comunicación en salud.
  • Gracias al esfuerzo de  AIES (Asociación de Investigadores en eSalud) podemos disponer de un marco de inicio para el desarrollo de actividades y proyectos encaminados  mejorar tanto los canales de comunicación como las actitudes para comunicar.

Se ha demostrado que el trabajo multidisciplinar enriquece y genera importantes conclusiones donde las verdades absolutas carecen de sentido.

Extrayendo un párrafo de las conclusiones de este informe me quedo con la siguiente reflexión: “La mayoría de los profesionales sanitarios consideran que son ellos quienes deberían publicar información de salud, postura que apoya gran parte de los representantes de las asociaciones de pacientes, aunque también se incluyen como parte emisora de información de salud de calidad. Los periodistas, por su parte, creen que la búsqueda y comprobación de información y el contraste de versiones es lo que los diferencia del profesional sanitario a la hora de informar sobre salud y manifiestan no sentirse amenzados o ‘invadidos’ profesionalmente por blogs pertenecientes a personal sanitario o asociaciones de pacientes en los que publican informaciones de salud.” Esta es la visión, un espíritu colaborativo y no excluyente donde sanitarios (que comunicamos de forma contiuada y con muy poca preparación académica para ello) y periodistas (comunicadores profesionales especializdos en temas de salud) seamos capaces de encontrar caminos comunes por el bien de los pacientes.

Os dejamos el enlace al texto completo del informe EHON cuya lectura no tiene desperdicio.

 

Hoy es domingo… de #stoptabaco31mayo


domingoUna nueva potente iniciativa que nos sorprende por su forma y su proyección en redes sociales en los últimos meses.

Se trata de #stoptabaco31mayo que solamente cuenta con una etiqueta y un canal de YouTube donde semanalmente nos van  a ir dejando vídeos para concienciarnso tanto a fumadores como a profesionales sanitarios de la importancia de dejar de fumar.

La potencia de esta iniciativa, a nuestro juicio, es precisamente no estar ubicada en ningún sitio y solamente disponer de un hashtag que puede hacer que su viralización sea muy grande (y por lo tanto llegar a muchos receptores).

Una iniciativa multidisciplinar en la que en su primer vídeo nos presenta a sus integrantes.

No os perdáis sus nuevas aportaciones ya que promete ser un proyecto de futuro (hasta el 31 de mayo).

Por el momento cuentan con 9 vídeos (7 con contenidos científicos y 2 de presentación, uno de los integrantes y otro de la propia campaña).

¿Nos animamos a dejar de fumar y a animar a nuestros pacientes que lo hagan?

Pain. Annual Scientific Review


painOs presentamos un encuentro anual que se viene realizando desde hace ya 6 años en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid donde se reunen especialistas multidisciplinares cuyo nexo de union es el tratamiento y la atención a personas con dolor de cualquier tipo.

Investigadores, profesionales asistenciales de diversas especialidades médicas y enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas y otros profesionales se actualizan en un tema transversal como es el dolor que es uno de los principales motivos de consulta en todos los niveles asistenciales.

El encuentro está formado por 5 mesas en las que se revisan los últimos avances en investigación y tratamiento de los diferentes tipos de dolor a través de revisión de los artículos publicados en las mejores revistas científicas y comunicaciones a congresos durante el año previo.

Que mejor presentación a estas jornadas que la carta redactada por su Comité Organizador:

“Querida compañera, querido compañero,

Desde hace ya 6 años, en la primera semana de marzo, un grupo de colegas interesados en el Dolor nos reunimos en la Universidad Rey Juan Carlos para repasar lo más interesante que se ha publicado en dolor, a lo largo del año anterior.

Un total de 15 revisores seleccionarán las que son, a su parecer, las aportaciones más relevantes que se han publicado a lo largo del año 2016. Serán en total 150 artículos, agrupados en 5 “mesas” o categorías: Investigación, Dolor Agudo/Postoperatorio, Dolor Crónico, Dolor Neuropático y Técnicas Intervencionistas”.

En cada mesa, formada por un coordinador y tres revisores, se resumirán 9 artículos (3 por cada revisor), seleccionados de los 10 que previamente habrá escogido cada uno de ellos.

Eso significa que, al final de la reunión, se habrán presentado 45 artículos en detalle, de entre los 150 elegidos, que estarán disponibles, en formato completo, para los asistentes.

Pero lo más importante para nosotros es que, en cada mesa, se dispondrá de tiempo para discutir esos 15 trabajos y valorar qué aportan de nuevo, de útil, o de relevante para la práctica clínica, en suma, para mejorar el tratamiento de los pacientes con dolor.

Esta será la séptima edición. Siete es un número mágico donde los haya: 7 días de la semana, 7 pecados capitales, 7 sabios de Roma, 7 notas musicales, 7 mares… Sin duda esta séptima edición del “Pain Review” tiene que ser igual de mágica. Contamos con tu presencia para ayudarnos a que así sea.

Te esperamos los días viernes 3 y sábado 4 de marzo de 2017, en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos, para, entre todos, aprender más sobre el Dolor y su tratamiento.

A la espera de poder saludarte en persona, recibe un muy fuerte abrazo,

El Comité Organizador”.

 

¿Por qué hablamos de este encuentro en un blog dedicado a la tecnología?. Porque desde esta entrada queremos agradecer a los organizadores de estas jornadas, y en especial al Prof. Carlos Goicoechea, que nos hayan invitado a participar en una mesa redonda que tendrá lugar al final de esta jornada.

La mesa redonda se titula Comunicación y Nuevas Tecnologías para la medicina del siglo XXI y tendremos la oportunidad de compartir mesa con D. Javier Ramos y el Dr. Víctor Mayoral.

Podéis tener más información de estas jornadas en su página web.

Os dejamos el díptico de presentación de las mismas.

Decisiones al final de la vida


imagenNada que ver con las tecnologías, pero sí con la salud, la vida y el ppel de los sanitarios y pacientes en los últimos momentos.

Os invitamos a una Jornada de Reflexión organizada por la SoMaMFyC y que se celebrará la semana que viene el el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid.

“Como profesionales de la salud, el esfuerzo por mejorar la asistencia en el último tramo de la vida, procurando una muerte digna a nuestros pacientes, figura como un objetivo prioritario al que los médicos de familia nos vemos impelidos. En un encuadre de relación médico- enfermo participativo, el paciente tiene derecho a expresar sus deseos, y el marco legal regulado por la normativa de autonomía del paciente, permite que así lo exprese en lo que ha venido definiéndose como testamento vital o instrucciones previas.

Lo permite, pero, ¿con qué limitaciones?. El debate social está servido. ¿es suficientemente respetuoso el marco legal con las decisiones del paciente?¿se cumple adecuadamente el procedimiento?¿Es conocido por los profesionales de la salud? ¿es coincidente con lo que se hace en países de nuestro entorno?
Existen cinco escenarios relevantes en relación con la toma de decisiones al final de la vida que podríamos definir así: eutanasia y suicidio asistido, limitación del esfuerzo terapéutico, rechazo de tratamiento, sedación paliativa y suspensión de atención médica por fallecimiento. Existe unanimidad en el derecho que asiste a toda persona a recibir cuidados paliativos de alta calidad al final de su vida, pero no tanto en lo que cada uno considera como muerte digna, con implicaciones jurídicas, éticas y  religiosas.
La Sociedad Madrileña de Medicina de Familia, consciente de la complejidad del tema y de las diferentes aristas que presenta, os propone un debate maduro sobre muerte digna, que pretende ser formativo (qué incluye la actual ley), reflexivo (qué debiera incluir) y participativo.
Para ello hemos organizado una jornada de reflexión y debate en la que representantes del grupo de Bioética, de Lex Artis y de Cuidados Paliativos de la SoMaMFyC analizarán diferentes aspectos de eso que llamamos muerte digna. Hemos invitado a participar en esta jornada a la asociación que más se ha significado en estos temas como es la asociación DMD (Derecho a Morir Dignamente). Entre todos debatiremos sobre los valores, Los hechos, los deberes y  las opciones del buen morir”

Os invitamos a acompañarnos en esta jornada de reflexión que se celebrará el próximo 22 de febrero de 16:00 a 21:00 en el Colegio de Médicos de Madrid. Las entradas son grtuitas pero se requiere inscripción previa a través de ticketea en el siguiente enlace

¿Infoxicados?


infoxicacionEl gran valor de Internet es la capacidad que tiene para presentarnos en muy poco tiempo y con relativo poco esfuerzo gran cantidad de información de cualquier campo de conocimiento.

Además es un sistema sin restricciones de contenido (excepto lo que las plataformas quieran de alguna manera censurar o considerar como no apto para su publicación en las mismas). Esto quiere decir que se favorece la libertad en cuanto a que cualquier persona de una manera sencilla pueda subir contenidos a la propia red donde son posteriormente localizdos por otras personas que pueden estar interesadas en los mismos.

Esta es la gran maravilla y el gran defecto a la vez de Internet.

Por un lado no existen restricciones (salvo las legales) para la subida de contenidos y nos podemos expresar con cierta libertad. Por otro lado, en ciertos temas tan sensible como es el caso de la salud, cualquier contenido subido, independientemente de la fuente de origen del mismo, tiene las mismas posibilidades de triunfar.

Es más, a veces contenido de nula o dudosa consistencia científica en salud está mejor posicionado que otro cuya calidad está fuera de duda.

Por ello tenemos varios problemas:

  1. Saber buscar contenido de calidad. Ser capaz de localizar contendo y filtrarlo.
  2. Lidiar con el exceso de información.

Este exceso de información puede originarnos situaciones de estrés o disconfort ya que pueden ser cantidades inabarcables y siempre podemos tener la duda que contenido óptimo se ha quedado fuera de nuestra estrategia de búsqueda…. Pero ese es el problema de tener un sistema en el que todos podemos incorporar contenido.

¿Soluciones?.

  1. Herramientas de búsqueda donde se puedan organizar los resultados d ela misma por calidd (¿qué criterios?) en vez de por popularidad.
  2. Mejorar y afinar nuestras estrategias de búsqueda en herramientas ya existentes.
  3. Criterios para seleccionar contenido útil frente a contenido que es ese momento no nos sea de utilidad.

Os dejamos un vídeo muy interesante del año 2013  de la cuarta sesión del ciclo de debates sobre tendencias de la sociedad de la información y el conocimiento. Infoxicación: cuando la respuesta no es tecnológica, sino cultural a cargo de Javier Velilla, socio fundador de Comuniza.

Y esperemos que la red no se convierta en un acúmulo de “Basura Tóxica Espacial”

Proyecto #stoptabaco31demayo


stoptabaco31demayoEl día 31 de mayo es la fecha elegida por la Organización Mundial de la Salud como Día Mundial Sin Tabaco.

El tabaco es la principal causa de muerte evitable en el mundo y la OMS nos ofrece datos escalofriantes:

  • El tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores.
  • El tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, de las que más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600 000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.
  • Casi el 80% de los mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios.

Con la entrada un tanto negativa del día de ayer, tenemos hoy la satisfacción de presentaros un nuevo proyecto que utiliza herramientas digitales para concienciar a profesionales y ciudadanos de las ventajas de abandonar este mal hábito en salud.

El proyecto #stoptabaco31demayo está formado por un grupo de profesionales sanitarios que trabajan de forma directa con este problema y están concienciados de la importancia del mismo como problema de salud individual y pública.

A través de vídeos semanales en su página de YouTube no muestran por medio de vídeos de corta duración píldoras formativas e informativas sobre diferentes aspectos del tabaquismo: ¿por qué debo preocuparme por este problema siendo profesional sanitario?, ¿cómo debo abordar una entrevista con un fumador?, ¿cómo explorar la motivación para dejr de fumar?, ¿qué herramientas dispongo?…. y empiezan en enero, para que a finales de mayo ya dispongamos de una cantidad importante de información.

El proyecto está formado por un nutrido grupo de profesinales de la salud que en un proyecto colaborativo van a aportar sus conocimientos para hacernos partícipes en el mismo:

¿Qué nos gusta de este proyecto?:

  1. Que no hay nadie ni nada detrás de ellos. No hay empresas ni instituciones que puedan influir de forma directa o indirecta en sus contenidos.
  2. Que son profesionales con gran experiencia y conocimientos en este ámbito.
  3. Que han utilizado un mensaje a través de videopíldoras muy digeribles y de metabolismo rápido entre el público a quien va dirigida la campaña.
  4. Que es una campaña para profesionales y ciudadanos.
  5. Que solo han creado una página de YouTube y una etiqueta para identificarse en redes… Ellos sí van a utilizar las redes como herramienta y no como fin ya que no tiene perfiles como proyecto, solo una potente etiqueta (larga pero de fácil recuerdo).

Os recomendamos una visita a sus contenidos en vídeo o al menos un clic para ver alguno de ellos (seguro que os van a llegar a tarvés de muchos medios sociales en Internet) ya que en pocos minutos obtenemos información abundante y de calidad.

Veremos entre enero y mayo cuanto debate suscitan… esperamos que mucho.

 

¿Qué estamos haciendo con Twitter en la salud digital?


twitter-logoSiempre he dicho que Twitter era mi red social favorita y que gracias a ella he conocido a profesionales sanitarios muy activos, he participado en la difusión de contenidos en salud, he participado en debates y ha sido una herramienta de comunicación básica tanto en la difusión de la información de este blog como en muchas de las tareas del grupo al que representamos.

Pero últimamente los contenidos de mi “timeline” de esta red social cada vez tienen menos interés. A pesar de filtrar a través de diferentes programas los contenidos emitidos por otras cuentas, mi tiempo personal de permanencia es menor y me estaba preguntando el porqué.

Hace unas semanas me encontré con un tuit interesante de Chema Cepeda (@ChemaCepeda)

chema-cepeda

Este tuit nos remite a un artículo muy interesante de Ángel González (@angel189) titulado ¿Qué te pasa Twitter? donde se exploran las diferentes causas de la decadencia de esta red social.

Por un lado me alegré al darme cuenta que no era el primero que tenía la sensación de la cada vez menor utilidad de esta red y de los diferentes usos que estábamos haciendo de ella que se estaban diferenciando del espíritu inicial.

Las claves que se recogen en este artículo para explicar la decadencia de esta red social son:

  1. El escaso valor para el usuario de las modificaciones en la propia plataforma.
  2. La banalización de los contenidos.
  3. La mayor existencia de cuentas anónimas utilizadas para tener comportamientos poco apropiados a través de esta herramienta.
  4. El exceso de publicidad por parte de las marcas.
  5. El uso que hacen de esta red cuentas relevantes (programas de televisión, celebridades de cualquier tipo, políticos…) que se aleja del espíritu inicial de los primeros usuarios.
  6. La carrera de marcar popularidad de una cuenta determinada a través exclusivamente de métricas cuantitativas como el número de seguidores.

¿Y si lo aplicamos a la salud digital?. ¿Acaso no estamos cometiendo todos los mismos errores?.

Cada vez utilizamos más este herramienta para difundir contenidos, no para establecer conversaciones o debates. Cada vez programamos más mensajes con el fin que nuestro sitio sea más leído, que nuestra presencia digital sea mayor, que lleguemos a ser “influencers” (¿de qué?) y cada vez interactuamos menos, tenemos menos conversciones productivas y si las tenemos son sobre temas marginales en salud y no sobre salud en sí misma.

Paso mi “timeline” más rápido con el dedo, hay menos contenido que personalmente me interese, hablo e ineractúo menos y me dedico a dar favoritos o retuitear (confieso que a veces tras una lectura muy superflua) contenido de amigos y conocidos que me puede parecer interesante.

Si todos hacemos lo mismo entramos en el juego. En el juego de las marcas, en el juego de una herramienta que ha perdido su capacidad de comunicarnos en favor de su capacidad de difundir contenido.

Te pido perdón tuiter,  porque cada vez hago un uso peor de mi red social favorita, y hoy, día de los enamorados, quiero confesarte esta traición.

 

 

¿Hacia dónde va la eSalud?


caminoEsta pregunta seguro que nos la hemos hecho muchas personas cuando reflexionamos un poco sobre la situación actual de la salud digital.

Existen muchos encuentros multidisciplinares en los que tenemos contacto entre los sanitarios que estamos relacionados de una forma u otra con la salud digital con los técnicos que programan y desarrollan aplicaciones diversas relacionadas con la esalud. Muchos encuentros pero aún no ha habido un matrimonio… ni siquiera una aventura

La reflexión que ha dado origen a esta entrada ha surgido tras salir de uno de ellos, el acto de presentación del II Hackaton Salud, que tuvo lugar en Madrid el 17 de enero. He tardado en escribirla porque posiblemente haya sido una de las entradas más pensadas y meditadas de este blog.

En este acto participaron varios proyectos en diferentes fases de desrrollo presentándonos los pasos que han dado y el trayecto que les queda por recorrer. En el cronograma de su acción como empresa había hueco para un plan estratégico, un periodo de pruebas del producto, un plan financiero y un plan de marketing. Todo ello fundamental para el desarrollo de una empresa.

Pero estamos hablando de salud. Es decir de mejorar la cantidad y/o calidad de la vida, de prevenir la aparición de enfermedades, de mejorar la rehabilitación de procesos o de controlar procesos crónicos y para ello es necesario realizar una serie de acciones que posiblemente solo tengan cabida en el campo de la salud: demostrar que la acción de estos productos tiene impacto en la calidad o la cantidad de vida a medio o largo plazo, es decir medir su impacto en salud.

Es difícil, muy difícil y algunas de las actividades que realizamos en la consulta no están claramente relacionadas con un impacto positivo en salud y posiblemente sea uno de los retos más importantes en los próximos años.

Cuando intentamos hermanar tecnología-salud y empresa no solamente es necesario tener un producto rentable, competitivo y técnicamente funcional, sino que además hay que tener un producto que tenga impacto en salud… y eso hay que medirlo y demostrarlo a través de proyectos de investigación (ensayos clínicos) en condiciones reales (pragmáticos) y hasta que no lo hagamos tendremos un producto que funciona pero que no ha demostrado que sirve para lo que decimos que sirve.

A mi juicio hay varios errores que se están cometiendo desde el desarrollo de aplicaciones en salud digital:

  1. El éxito técnico de conseguir un sensor que sea capaz de medir una variable biológica no quiere decir que tenga una repercusión en salud. Como ejemplo extremo siempre digo que puede ser un éxito de la ingieniería tener un sensor que mida cadmio en cerumen… pero ese dato no me sirve en la clínica.
  2. Medir solo es medir: no es controlar. Cada vez tenemos más terminales que registran más variables y no por tener monitorizado a una persona la tenemos controlada en sus variables. Por otro lado ¿qué sentido tiene que una persona sana tenga una monitorización de variables biológicas?: ninguno. Al contrario puede originar alarma ser consciente de cómo ante ciertas circunstancias (cotidianas y resultados de la propia vida) sube la tensión arterial hasta cifras muy altas, la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal y otras muchas variables sin que ello signifique la expresión de una enfermedad o de un mal control.
  3. Desconocemos el impacto a medio o largo plazo en salud del uso de una determinada tecnología. Está demostrado que si controlamos las cifras de glucemia de un diabético, la repercusión de esta enfermedad sobre su salud va a ser menor… pero tenemos que demostrar que nuestro dispositivo ofrece en condiciones reales un mejor control de cifras de glucemia y ésto se mantiene a lo largo del tiempo (no tiene impacto en salud que un diabético esté bien controlado durante una semana en su vida). Si además es capaz de demostar que con el uso de ese dispositivo se disminuyen las complicaciones, los ingresos hospitalarios, los eventos adversos de la enfermedad y la mortalidad… entoncer iremos por buen camino.

Si no recorremos este camino, el matrimonio entre sanitarios y técnicos nunca se va a producir. Tendremos desarrollados numerosos productos que técnicamente serán impecables pero existirá un rechazo a su uso por los sanitarios porque no han demostrado desde la prespectiva de la salud ningún impacto en mejora de calidad o cantidad de vida y eso llevará a la frustración de muchos equipos de trabajo que tendrán un producto pero se quedará en un entretenimiento caro.

La salud digital tiene una proporción de salud y otra de digital. Los encuentros no deben ser fugaces en encuentros puntuales, sino que los sanitarios deberían estar integrados en equipos de trabajo de desarrollo de productos de esalud y actuar en dos momentos fundmentales del proceso.

  1. Al inicio para dar respuesta a la pregunta: ¿este desarrollo técnico da solución a un problema en salud?.
  2. Al final para dar respuesta a la pregunta: ¿este producto supone una mejora en la vida de el grupo de pacientes a los que va dirigido?.

Posteriormente se plantearán otras cuestiones que ya se están plateando con la industria farmaceutica sobre el conflicto de interés existente que los desarrolladores de un producto sean quiene soportan el gasto de la investigación del impacto en salud del mismo… pero eso vendrá más adelante.

Sigámonos conociéndonos y hablando, creando un lenguaje común y poniendo a los pacientes en el cenro de nuestro trabajo.

Nuestra participación en el Health2.0 Madrid


captura-de-pantalla-2017-02-04-a-las-10-43-02Hace unas semanas, los organizadores de este evento madrileño, Javier J Díaz y Jose Miguel Cacho, contaron con nosotros para participar junto a Dubitat e Inneva Farma en el 8 Health 2.0 Madrid.

Cuando leáis esta entrada estaremos a punto de comenzar el encuentro en esta ocasión centrado en “NOVEDADES Y TENDENCIAS EN LA COMUNICACIÓN DIGITAL” con tres participaciones interesantes:

  • “Nuevas tendencias de comunicación entre médico y paciente: los chatbots”, a cargo del Dr. José Ávila, Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaNFyC.
  • “Transformación digital en la comunicación médico-paciente”, a cargo de María Jesús Salinas, de Dubitat.

  • “Comunicar y formar al paciente mediante 3D”, a cargo de Rocío Molina, de InnevaPharma.

Y sí, nos hemos decidido a hablar de los chatbots, tocar un poco las diferencias entre inteligencia artificial y virtual, los asistentes virtuales, y los chatbots…. creemos que pueden ser herramientas interesantes para la aplicación en información a la población en ciertos temas de salud (contenidos en salud, informativos, hábitos saludables de vida o recursos).

Nos gustaría vernos esta tarde… pero si no podéis queremos compartir con todos nuestra aportación a la jornada.