¿Está fracasando la Historia Clínica Electrónica?

Hace aproximadamente un mes el Hospital General Universitario Gregorio Marañón cambió su sistema operativo. Desterró el rudimentario Documentación Clínica por el HP-HCIS, un nuevo sistema operativo. No vamos a entrar en cuál es mejor, cuál es peor; se verá en el futuro, no a un mes vista.

De lo que vamos a hablar es de lo mal que usamos la historia clínica electrónica.

La historia clínica electrónica tiene dos objetivos básicos: el aunar toda la información médica de un paciente (radiografías, consultas, evolución de laboratorios, etc…) en un mismo lugar; y que esta información se pueda compartir con otro profesional sanitario de forma rápida e inmediata. Resumiendo, es una base de datos que permite al facultativo obtener toda la información del paciente independientemente del lugar donde se encuentre. Ya no hace falta trasladar esos historiales de papel de un lado a otro. Ya está todo en esa base de datos.

La teoría es muy bonita; es preciosa; es lógica. ¿La realidad? Terrible. Y cuando digo terrible es que lo es. Y pongo un ejemplo. Con el cambio de sistema operativo en el Hospital Gregorio Marañón, los datos recopilados durante todos los años que llevaba documentación clínica vigente no se han traspasado al nuevo sistema operativo. No se han perdido cierto, pero ahora mismo cuando se atiende a un paciente en el Gregorio Marañón el facultativo tiene que introducir de nuevo todos los datos médicos. En algunos es fácil; en otros, con veinte diagnósticos distintos, con doce pastillas distintas, es difícil hacer, y sobre todo en la urgencia, donde el tiempo es oro.

Este esfuerzo valdría la pena si luego toda esa información codificada pudiera ser utilizada por otros centros. Pero es aquí lo terrible. No es posible. La información codificada por el facultativo en el Gregorio Marañón sólo puede ser usada por profesionales del área de trabajo de ese hospital. Es decir, en la Comunidad de Madrid creemos en el área única sanitaria, en poder elegir el facultativo sanitario que queramos; pero lo datos están compartimentados. ¿Es de locos, o es para volverse loco?

La historia clínica tiene como objetivo el poder compartir la información sanitaria de los pacientes para mejorar la asistencia sanitaria. Si esto no se cumple, está fracasando. Y con ello, la atención al paciente.

Publicado por

alfredog17

Médico de Familia en el C. S. de Artilleros, en Vicálvaro (Madrid). Además de ser un apasionado de la medicina, las nuevas tecnologías me vuelven loco

Un comentario sobre “¿Está fracasando la Historia Clínica Electrónica?”

  1. No es la Historia Clínica Electrónica lo que está fracasando son SUS COMPRADORES seducidos por unos vendedores irresponsables, desconocedores del medio, ávidos de beneficio a corto (y cuando no se cumple “venden” a otros el subproducto) o de unos compradores que creen que “diseñando” ellos serán poseedores del producto y “uniformadores” de la sanidad (nada mas lejos), cuando lo único que producirán será una nueva casta de obsolescencia programada. Si se limitaran a diseñar las bases de datos (su estructura y compatibilidad) y dejasen a los USUARIOS-profesionales comprar lo que cumpla sus requerimientos es muy probable que el cambio se produjera. Eso se llama BYOS, demasiado “libre” para su mentalidad restrictiva

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s