De la e-Salud a la Salud-e

esalud-saludeDedicamos en esta bitácora numerosas entradas a la e-Salud en todos sus campos (telesalud, comunicación a través de redes sociales, herramientas para sanitarios y pacientes, apps, plataformas de trabajo colaborativo, robótica…) que nos pueden servir en el desarrollo de nuestras facetas profesionales asistencia, docente, investigadora y gestora.

Pero hemos dedicado muy poco espacio a la reflexión y a los riesgos de la tecnología sobre la salud. Hemos escrito algunas entradas pero han sido una gran minoría respecto a las que se relacionan con los aspectos positivos de las herramientas digitales.

Por ello dedicamos mucho tiempo a describir las ventajas de las herramientas tecnológicas a la salud (e-Salud) pero muy poco a las alteraciones que las tecnología o sus herramientas pueden originar sobre la salud (Salud-e)

A raíz del último programa de Jordi Évole Salvados en La Sexta me comienzan a asaltar dudas sobre lo positivo (o no ) de la irrupción de la tecnología sin control en la vida cotidiana de los seres humanos.

Acabo de regresar de Madrid en tren (vivo a 20 minutos de la estación de Atocha) y en mi vagón era la única persona, en hora punta, que no estaba mirando su teléfono móvil. Tenemos un gran aparato que nos sirve de despertador, de reproductor de música, de reproductor de vídeo, de televisor, de radio, de herramienta de comunicación (redes sociales, mensajería), de lector de correo electrónico, de terminal de juegos, de terminal de compra de cualquier producto, de consultor de cualquier duda que se nos ocurra, de libro…. y hasta podemos llamar por teléfono.

La comunicación directa entre personas y la interacción que se producía en el vagón de tren en el que viajaba era nula o tendente a cero.

Algunas entradas hemos dedicado a los riesgos de la tecnología o alguna de las herramientas que se asientan sobre ella. Por un lado hablamos de los riesgos del uso de redes sociales como herramientas de chantaje o abuso (maltrato, chantaje, sexting o mobing), de los riesgos en personas más vulnerables como los niños o adolescentes, del móvil como vector de transmisión de enfermedades infecciosas, del transhumanismo, de la intoxicación por exceso de información o infoxicación, de los riesgos de compartir nuestra privacidad en las redes sociales, de las enfermedades “i-posturales”, de la ciberadicción, de ciberdelincuencia, de suplantaciones de identidad en redes sociales e incluso de muertes por selfies.

Del gran programa de Jordi Évole me quedo con una frase del sociólogo y filósofo Zygmunt Bauman “El regalo más importante que puedes hacer es dar tu tiempo”.

 

Un comentario sobre “De la e-Salud a la Salud-e”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s