semen

Semen de laboratorio

semenLa tecnología crea espermatozoides en el laboratorio.

Los investigadores de la empresa francesa Kallistem, en Lyon (Francia), en colaboración con el Laboratorio estatal CNRS han creado esperma humano in vitro, lo que supone un importante avance en el desarrollo del tratamiento para la infertilidad masculina.

El proceso, patentado por el Laboratorio Estatal CNRS y la Empresa Kallistem, supone la creación de espermatozoides a partir de células inmaduras denominadas espermatogonias, presentes en todos los varones, que, en condiciones normales, se convierten en células espermáticas durante la adolescencia.

Se creó un biorreactor mediante un fluido viscoso formado por sustancias que se encuentran tanto en los hongos como en las conchas de ciertos crustáceos. Estas sustancias reproducen las condiciones del organismo.

Al inicio del estudio se utilizaron primero células de rata, luego se pasó a trabajar con células de mono joven y, finalmente, se trabajó sobre células humanas, puesto que lo más difícil es reproducir en un laboratorio un proceso fisiológico que tarda 72 días en el ser humano.

Los investigadores franceses tomaron el material genético a partir de biopsias testiculares de unos pacientes y lograron implantar estos gametos masculinos. Según explica Philippe Durand, investigador jefe de Kallistem “siguieron en nuestro sistema in vitro el mismo camino que se hubiera seguido en el testículo”.

El método debe someterse a ensayos clínicos, un proceso sumamente cuidadoso cuando se trata de terapia reproductiva.

Esta tecnología puede ayudar a tratar a 15,000 jóvenes enfermos de cáncer en Francia y a 120,000 en el mundo cuya infertilidad no admite otro tipo de tratamiento. Incluso, podría utilizarse  como primera opción en vez de otros tratamientos de infertilidad que suelen evitar los hombres.

Para los investigadores el proceso ayudaría inicialmente a pacientes quienes podrían ser infértiles en el futuro. La opción es producir esperma maduro a partir de sus células inmaduras y congelarlo. Según señalan, este procedimiento es preferible a la clonación y se sería una buen tratamiento para aquellos hombres que no pueden producir semen por si mismos, un problema cada vez más extendido entre la población masculina. “Se estima que durante los últimos 50 años ha habido una reducción del 50 % en el número de espermatozoides que producen los hombres”, señaló Isabelle Cuoc, directora de Kallistem.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s