Hoy es domingo de…Premios IgNobel 2015

…”and the winner is”

En la entrada de ayer hablabamos de los Premios IgNobel. En lade hoy pasaremos a comentar los galardones otorgados en la ceremonia de este año 2015.

En la categoría de Fisiología y Entomología el premio fue otorgado por partida doble. A Justin O. Schmidt por su estudio “Hemolytic activities of stinging insect venoms”, donde crea el Índice Schmidt que evalúa el dolor que sufren las personas a al ser picadas por diferentes insectos. Y a Michael Smith, estudiante de postgrado de la Universidad Cornell especializado en el comportamiento y evolución de las abejas, por su estudio “Honey bee sting pain index by body location”en el que investigó cuáles serían los puntos de la anatomía humana donde menos y más dolor provocaría el aguijón de una abeja. Conclusión, menos dolor: cráneo, punta del dedo medio del pie y parte superior del brazo. Más dolor: pene, labio superior y aletas nasales.

En la categoría de Biología, el galardón se lo llevaron investigadores chilenos (Bruno Grossi, Omar Larach, Mauricio Canals, Rodrigo A. Vásquez y José Iriarte-Díaz) por su descubrimiento de que si pones un palo con un peso en la parte trasero de una gallina ésta anda como los dinosaurios, desarrollado en su estudio “Walking Like Dinosaurs: Chickens with Artificial Tails Provide Clues about Non-Avian Theropod Locomotion”

No lo explico, lo muestro:

El premio de la categoría de Medicina estuvo muy repartido: Hajime Kimata, Jaroslava Durdiaková, Peter Celec, Natália Kamodyová, Tatiana Sedláčková, Gabriela Repiská, Barbara Sviežená, y Gabriel Minárik. Diversos estudios en los que se mostraban los beneficios y consecuencias de besarse intensamente y de realizar otras actividades más íntimas. Entre los beneficios la reducción de las reacciones alérgicas. Entre las consecuencias, la cantidad de ADN másculino que permanece en la mezcla de saliva tras un beso intenso.

En la categoría de Matemáticas el IgNobel lo recibieron Elisabeth Oberzaucher y Karl Grammer, investigadores de la Universidad de Viena, quienes en su estudio “The Case of Moulay Ismael – Fact or Fancy?”, explican mediante técnicas mátemáticas como consiguió Moulay Ismael “el sanguinario” tener, entre 1697 y 1727, 888 hijos con 65 mujeres diferentes.

En la categoría de Diagnóstico Médico los galardonados fueron Diallah Karim, Anthony Harnden, Nigel D’Souza, Andrew Huang, Abdel Kader Allouni, Helen Ashdown, Richard J. Stevens y Simon Kreckler, quienes en su estudio “Pain over speed bumps in diagnosis of acute appendicitis: diagnostic accuracy study”, demuestran la utilidad de los badenes de carretera para diagnosticar apendicitis aguda.

El premio en la categoría de Física fue para los científicos estadounidenses y taiwanenses Patricia Yang, David Hu, Jonathan Pham y Jerome Choo, quienes en su estudio “Duration of urination does not change with body size” llegan a la conclusión de que la duración de la micción no varía con el tamaño corporal del mamífero, estipulando el tiempo de vaciado vesical en torno a 21 ± 13 segundos. Según los autores, con este estudio se puede ayudar a diagnosticar problemas urinarios en animales e inspirar el diseño de sistemas hidrodinámicos escalables que se basan en la naturaleza.

En la categoría de Literatura, el premio fue para Mark Dingemanse, Francisco Torreira, y Nick J. Enfield, lingüistas holandes, quienes en su estudio “Is “Huh?” a Universal Word? Conversational Infrastructure and the Convergent Evolution of Linguistic Items”descubren que la expresión Huh? (¿Eh? en castellano) está presente en todas las lenguas estudiadas pero no terminan de estar seguros del porqué.

El IgNobel de la categoría de Economía se lo llevó la Policia Metropolitana de BangKok, por pagar un dinero extra en efectivo a aquellos policias que no aceptasen sobornos.

En la categoría de Quimíca los premiados fueron Callum Ormonde, Colin Raston, Tom Yuan, Stephan Kudlacek, Sameeran Kunche, Joshua N. Smith, William A. Brown, Kaitlin Pugliese, Tivoli Olsen, Mariam Iftikhar y Gregory Weiss, investigadores australianos y estadounidenses,  quienes han ideado una receta para descocer parcialmente un huevo cocido según aseguran en su estudio “Shear-Stress-Mediated Refolding of Proteins from Aggregates and Inclusion Bodies”. Según sus autores estos hallazgos en el tratamiento de las proteínas pueden tener un impacto de 160.000 millones de dolares en los mercados farmacéutico, industrial y alimenticio.

Finalmente, el premio en la categoría de Gestión fue para Gennaro Bernile, Vineet Bhagwat, y P. Raghavendra Rau, quienes descubrieron que aquellos ejecutivos que han sobrevivido a desastres naturales (terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis, e incendios forestales, etc,) durante en su infancia, dirigen compañías que toman más riesgos en su actividad empresarial y financiera, según demuestran en su estudio “What Doesn’t Kill You Will Only Make You More Risk-Loving: Early-Life Disasters and CEO Behavior”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s