#Artefactados, cuando la comunicación por mail es una locura…: Slack

Abrir la bandeja de entrada del e-mail supone para muchos de nosotros un angustioso momento cuando vemos el contador de mails sin leer crecer sin parar.

Una herramienta a nuestro servicio deja de ser útil y se convierte en un problema cuando el tiempo que dedicamos a gestionarla es superior al ahorro que nos genera.

slack1El pasado mes de mayo de 2014 se produjo el lanzamiento de la aplicación Slack, un proyecto iniciado por Stewart Butterfly, cofundador de Flickr, con el enfoque de una forma de comunicación más eficiente.

En cualquier equipo de trabajo una de las mayores obsesiones es siempre que la información se transmita a todos sus miembros de la mejor manera posible, sin que ello suponga perderse en un mar de correos electrónicos que más que ayudar nos hacen perder mucho tiempo.

Una de las claves del éxito de este servicio es que no reniega por completo del correo electrónico. Uno de los principales obstáculos que se han encontrado otros proyectos previos que pretendían poner fin al caos del mail era que obligaban al usuario a abandonar por completo su uso por una nueva aplicación a priori desconocida.

slack2En Slack no se obliga a abandonar el correo, sino que se propone una forma de comunicación más eficiente en grupos de diferentes dimensiones, por lo que aquellas personas que comienzan a usarlo van dejando poco a poco atrás el correo electrónico puesto que esta potente herramienta resulta mucho más útil y atractiva.

Su funcionamiento parte de los grupos de trabajo, es decir, si comenzamos un nuevo proyecto, en lugar de enviar un email a nuestro equipo de trabajo creamos un chat en Slack (público o privado, en el caso de que se quiera dirigir una comunicación a una determinada persona),  y, mediante una comunicación en tiempo real entre los miembros del equipo, comenzamos a compartir información, adjuntando y modificando documentos o recursos, de una forma coordinada y ordenada.

Se trata de un repositorio ilimitado al que se puede acceder una vez concluido el proyecto y revisar documentos adjuntos, mensajes, modificaciones, etc.

El servicio requiere que las aplicaciones móviles correspondientes estén sincronizadas en tiempo real, de forma que en los viajes o desde casa, se pueda interactuar con el equipo o ver cómo va evolucionando el proyecto.

Sencillo, sin adornos innecesarios, tremendamente efectivo, gratuito y sin la obligación de renunciar a la seguridad de lo conocido. Una inteligente estrategia con la que se captarán a muchos usuarios del email que probarán encantados esta opción sin tener que renunciar a la seguridad de lo conocido.

2 comentarios sobre “#Artefactados, cuando la comunicación por mail es una locura…: Slack”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s