Prescribiendo Apps.

Cada día en nuestra consulta recetamos una infinidad de medicamentos. E incluso, alguno ha empezado a prescribir webs para aquellos pacientes que quieren asumir un papel protagonista y activo en su proceso/enfermedad.

Con el auge que estamos viviendo cada vez son más las Apps que se crean pensadas para el paciente empoderado, el e-paciente. En relación a esto surge “Appdemecum”, una aplicación que permite “recetar apps”.

appdemecum

Esta nueva herramienta no hace más que corroborar que la relación entre médicos y pacientes está cambiando por la irrupción y evolución constante de la eSalud.

Appdemecum, es una plataforma online que nace para facilitar la integración de la mHealth en la práctica asistencial, permitiendo de este modo poder recetar Apps.

Lo primero que hay que hacer es darse de alta en Appdemecum e indicar si uno es médico, farmacéutico o enfermera. Se puede añadir especialidad para filtrar las apps en función de ello.

Según recoge la web de la plataforma, para prescribir la aplicación que se escoja sólo es necesario pulsar un botón, lo que permitirá enviar la receta al correo del paciente o bien imprimirla.

La plataforma aún está en fase de validación, de modo que iremos viendo que ocurre con ella.

 

2 comentarios sobre “Prescribiendo Apps.”

  1. Si cada día la Medicina se está devaluando más en cuanto a su calidad, al valorase cada día menos lo fundamental en Medicina que es la relación médico-enfermo, como relación de confianza y de interconexión de afinidades con esta nueva aplicación y forma de prescripción me parece que se están llevando los avances tecnológicos por caminos que favorecen la deshumanización cada vez mayor de esta relación que es fundamento de nuestra vocación y profesión.

    Me gusta

    1. Estoy de acuerdo de una manera muy relativa.
      Creo que la confianza mutua va mucho más allá de utilizar o no herramientas digitales en la consulta. Creo que las actitudes paternalistas, tomar decisiones por los pacientes o no escuchar son mucho más nocivas para la relación que el uso de herramientas digitales.
      Personalmente, en mi actividad cotidiana, me ayudan mucho a la hora que algunos paciente, muy concretos, vengan de nuevo a la consulta en una segunda o tercera visita para discutir opciones de su tratamiento que previamente han estudiado y madurado en casa a partir de direcciones web o aplicaciones recomendadas por mí (evaluadas calidad de contenidos previamente).
      Creo que mi trabajo mejora considerablemente gracias a ello. Me permite tener más tiempo y sobre todo me da la sensación que ayudo a que cada uno tome las decisiones que crea sean más correctas respecto a su salud.
      De todas forma lo bueno de las herramientas es que está ahí. Que uno puede usarlas si cree que le ayudan o no usarlas.
      No censuro ni al que las usa ni al que no las usa. Lo único que me preocupa es aquel qu quiere utilizarlas y no sabe… y esta es la finalidad de este blog, dar nociones de herramientas para que todos aquellos que libremente las quieran usar… simplemente que no tengan miedo y comiencen. Quien no las quiera usar… que siga haciendo su trabajo como quiere y sabe.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s