¿Es la oreja el asiento natural de los wearables?


orejaSegún un artículo de Technology Review “Los auriculares podrían ser más eficaces para medir los biorritmos” ya que los dispositivos portables de seguimiento físico funcionan mejor si se diseñan para llevar en la oreja.

Y todo ello se bas en un estudio científico publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise  en mayo de 2014 titulado “Earbud-Based Sensor for the Assessment of Energy Expenditure, HR, and V˙O2max“… aunque podemos discutir las conclusiones de un ensayo clínico con tan solo 23 sujetos

En este estudio se concluye que las medidas de variables biológicas realizadas a través del pabellón auricular tienen menor error que las realizadas en otras partes del organismo. En un momento en el que la tecnología wearable está teniendo un gran desarrollo y donde una parte importante de los mismos se está localizando en la muñeca (relojes, pulsera) parece que nos olvidamos de la oreja.

En artículos previos a las vacaciones dodne analizábamos los wearables dependiendo de su localización anatómica dedicamos una entrada a lo que “podríamos llevar en la cabeza” bromeábamos con los auriculares LG Heart Rate Monitor Earphones, aunque a lo mejro es la mejor forma de medir nuestra frecuencia cardiaca

“¿Monitorizar tu frecuencia cardiaca mientras escuchas tu música favorita?, ¿será para comprobar que Mendelssohn bradicardiza y The Murder Dolls taquicardizan?. Puedes comprarlos en la página del producto.”

Mucho aún que estudiar de los wearables… algún ensayo clínico nos gustaría ir leyendo con un número un poco mayor de participantes