Cinco razones por las que la consulta médica virtual podría ser mejor que la presencial

TELEMEDICINA-300x214En nuestro grupo no queremos ser radicales y somos conscientes que os presentamos una colección de herramientas que pueden ser de ayuda pero que nunca van a sustituir el acto asistencial en consulta tanto médico como enfermero.

Además de no ser el objetivo final de la telemedicina la cercanía presencial, el contacto físico y la intimidad que proporciona la consulta no va a ser sustituído por herramientas de comunicación o de intervención digitales.

Más allá de titulares periodísticos, el título de esta entrada es el que utiliza MobiHealthNews en su entrada del 8 de mayo “Five reasons virtual doctor visits might be better than in-person ones“, no cabe duda que las consultas virtuales médicas pueden ser herramientas de alta eficiencia en casos concretos como:

  1. Interconsultas con médicos concretos que se hayan a distancia de nuestra localización.
  2. Acceso de servicios médicos en áreas aisladas de población.
  3. Acceso a servicios médicos en zonas de guerra o conflictos bélicos.

Pero veamos las 5 razones que nos muestra Jonah Comstock en esta entrada:

  1. Beneficios para el paciente y el médico en situaciones concretas: Además de resultar beneficioso en zonas de alejamiento rural (nos pone el caso de Alaska) nos indica que puede existir beneficios en los casos en los que el paciente no pueda salir del domicilio como en situaciones de estrés postraumático, encamados o madres que acaban de dar a luz.
  2. La sala de espera virtual es mejor que la real: Es cierto que en algunas situaciones la sala de espera real en el centro médico puede ser un entorno poco apetecible para el paciente, sobre todo en los momentos en los que llevamos retraso. En los casos de visita virtual la sala de espera es el propio domicilio del paciente y, en caso de retraso, siempre se puede echar un rato navegando por la red.
  3. Aumento del compromiso del paciente con la opción de compartir pantalla: Afirma que al poder presentar en la pantalla resultados de pruebas diagnósticas e incluso ver cómo se escribe en la histoiria clínica virtual, se aumenta el compromiso del paciente en su proceso de enfermedad.
  4. Registros automáticos con la posibilidad de incluir elementos multimedia (fotografías o vídeos) en la historia clínica del paciente que pueden ser recogidos directamente e incluidos en su historia clínica digital.
  5. Percepción por parte del paciente de mayor atención prestada por el profesional. Para hacer esta afirmación recurre a experiencias personales y puntuales de profesionales y pacientes que han probado esta atención virtual.

Una vez leído este artículo intento extrapolar esta situación a mi realidad cotidiana:

  1. La primera reflexión personal me hace parecer mucho mayor. Aún recuerdo los registros en la historia clínica en papel y la llegada del orddenador a las consultas con el debate en aquel momento sobre las grandes dificultades de comunicación que íbamos a tener con los paciente al tener la barrera del ordenador. Ya hemos aprendido a que la pantalla sea una aliada y no una barrera y a girarla para compartir con el paciente los resultados de su analítica o la imagen radiológica que estamos viendo. Estamos aprendidendo a escribir en el teclado sin mirar las teclas y mirando a los ojos y poco a poco hasta los más mayores se defienden de forma muy desenvuelta con las últimas versiones de los diferentes programas de historia clínica electrónica.
  2. En cuanto a los beneficios para el paciente que está aislado o no puede salir de su domicilio que se encuentra a mucha distancia del centro asistencial me parece una ventaja considerable (mejor tener asistencia a distancia que no tenerla), pero está muy alejado de mi realidad cotidiana en la que hago unos 2 avisos a domicilio al día (también me hace pensar en las grandes diferencias entre sistemas sanitarios y me da un poco de miedo el posible negro futuro). Debe (o debería) ser una satisfacción acudir a la cabecera del enfermo, transmitirle aliento en su domicilio y disfrutar de la bienvenida y la alegría con la que nuestros pacientes abren lo más íntimo de su domicilio (su habitación) para nosotros.
  3. ¿La sala de espera virtual es mejor que la real?, ¿para todos?. Sabemos que nuestras salas de espera cumplen un papel importante: se disfruta del aire acondicionado en verano, de la calefacción en invierno y si, con suerte, llevan retraso, podemos disfrutar de una agradable conversación comparando nuestros “males” y “dolores” (a lo mejor) con las únicas personas que nos escuchan. Este papel de acogida y de terapia grupal espontánea y no controlada se pierde con la visita virtual.
  4. En cuanto al aumento de compromiso del paciente al compartir la pantalla es algo que vengo observando en el mundo real. Cuando logramos que la pantalla real del ordenador se convierta en una aliada en vez de una barrara de comunicación tenemos mucho ganado.
  5. Los registros multimedia en la historia clínica electrónica es algo que vengo echando en falta desde hace años. Tengo una buena colección de fotos (previo consentimiento informado por parte del paciente, por supuesto) sobre todo de derma; algunas las comparto por correo electrónico con el dermatólogo y otras las guardo para poder tener una imagen al cabo del tiempo con la que poder comparar una lesión o para alguna sesión clínica en el centro de salud. Me encantaría (en Madrid no se puede) poderla incluir en la historia clínica.
  6. Percepción por parte del paciente de una mejor atención… permítame la duda.

Según escribo esta entrada no me está gustando demasiado la reflexión ya que parece que estoy en contra del avance tecnológico, pero creo que hay que colocar a la consulta médica virtual en su espacio correcto.

Estoy seguro que personas jóvenes, entrenadas en herramientas basadas en Internet y con poco tiempo podrían acceder más y mejor a consultas concretas sobre su salud con los profesionales sanitarios, pero como toda herramienta, tiene que tener sus indicaciones y no creo que generalizar las bondades de la telemedicina sea beneficioso para la misma.

A lo mejor debería haber titulado esta entrada “(Desmontando) las cinco razones por las que la consulta médica virtual podría ser mejor que la presencial”

12 comentarios en “Cinco razones por las que la consulta médica virtual podría ser mejor que la presencial”

  1. Pues la verdad es que siento disentir en tus recelos con este tipo de asistencia, yo soy enfermera y una gran parte de mi trabajo la realizo en el domicilio del paciente, ese escenario privilegiado del que disfrutamos en Atención Primaria y desde hace unos años utilizo el correo electrónico con hijos cuidadores, no te imaginas la de tiempo que ahorramos ambos y la satisfacción y tranquilidad que genera en ellos, por supuesto hablamos de un perfil concreto que son los cuidadores de personas inmovilizadas, pero he de decir que apoyo esas cinco razones y que ” los tiros” van por ahí
    Un saludo, me gusta mucho vuestro espacio

    Le gusta a 1 persona

    1. Ni mucho menos estoy en contra de la tecnología… Si fuera así no estaría escribiendo este blog. Tan solo afirmo dos cosas: la tecnología simplemente nos proporciona herramientas (es el medio pero nunca el fín) y que a veces leemos artículos muy alejados de nuestro medio real y por lo tanto no podemos extrapolar todas las conclusiones.
      Aparte de estas dos puntualizaciones apoyo totalmente la aplicación de herramientas en todas las actividades de los sanitarios: docentes, discentes, asistenciales y de investigación y en todas sus formas y en cualquier tipo de terminal

      Me gusta

  2. La comunicación virtual entre especialista y paciente se está practicando en muchos hospitales. Virtual es la llamada de teléfono, por ejemplo, y todos los trasplantados de páncreas que conozco de Andalucía pueden relacionarse con sus médicos ante cualquier duda por este medio: el teléfono. Las ventajas son enormes. Estemos donde estemos, nuestro hospital trasplantador nos responde ayudándonos incluso a no tener que ingresar en momentos en los que estamos sufriendo una fiebre puntual, vómitos u otros episodios que podrían perjudicarnos seriamente en nuestro trasplante, o no. Nos indican siempre qué hacer, a qué lugar acudir si es de verdad urgente, o, incluso, nos derivan a otros hospitales con los que previamente, a través de las asociaciones, hemos conseguido acuerdos de colaboración. En estos otros hospitales más cercanos y, por lo tanto, más cómodos para los pacientes, nos podemos medir al día siguiente los niveles de inmunosupresión o lo que haga falta. Somos transmisores de peticiones y beneficiarios a la vez. Esto es un avance tremendo, y un lujo. Como ejemplo, la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición de Valme mantiene con algunos pacientes comunicación a través de correos electrónicos. Valme es un hospital joven con un personal fantástico, y puede que nuestros educadores en diabetes (Inma y Ángel) en un futuro muy cercano se comuniquen con todos los que podamos de esta forma; de hecho, en el hospital, y a través de la escuela de pacientes, se han hecho ya cursos presenciales para pacientes que deseen usar las TIC´s.
    D. José, ya verá como el futuro nos traerá muchos logros importantes, porque en este presente ya hay personas que apuestan por la suma presencial + virtual como modo a seguir, pero nunca excluyendo uno a otro.

    Saludos cordiales.
    Beatriz González Villegas.
    Presidenta de la Asociación de Trasplantados de Páncreas.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias Beatriz por compartir tu experiencia. Por supuesto que cualquier herramienta de comunicación es importante ya que favorece el diálogo, el aprendizaje y el intercambio de experiencias. Además si estás herramientas son cómodas, baratas y nos hacen ahorrar tiempo y esfuerzo a todos mucho mejor.
      Soy médico de atención primaria y utilizo muchas herramientas digitales desde el correo electrónico hasta plataformas de mensajería y redes sociales.
      Pero como bien dices nada es excluyente ni una sustituirá a la otra. Por muchas vías de comunicación digital o a distancia que tengas con Inma y con Angel se necesita un contacto y confianza mutua que se logra a través de la comunicación real.
      Ninguna herramienta de comunicación es excluyente, todas son complementarias y deberemos elegir cual, como y cuando utilizar una u otra.
      Gracias de nuevo por pasarte por esta, tu casa

      Me gusta

  3. Me ha gustado mucho leer esta entrada. Después de leerla y pensar a medida que la he leído, me quedo con el título corregido, tal cual está escrito: “(Desmontando) las cinco razones por las que la consulta médica virtual podría ser mejor que la presencial” Es probable… bueno, sin el “es probable”: es seguro, que al desmontar esas razones, uno aclare mejor en qué puede consistir su “oficina médica virtual” Muy bien. Recomendable.

    Me gusta

  4. Miedo me da pensar hasta donde podemos llegar con el avance tecnológico…no por el avance en sí, sino por la aplicabilidad que nosotros le podamos llegar a dar.Como dices no todo es extrapolable y somos los profesionales los que debemos tener esa capacidad crítica para saber si podemos llegarlo a cabo en cada una de las situaciones concretas del medio en el que trabajamos. Creo que en esas 5 razones se toma muy a la ligera eso de generalizar sus beneficios, pues la verdad no veo yo a los ancianos de mi pueblo sin el corrillo que se forma en la antesala del centro de salud. Ante todo debemos procurar que no se pierda la humanización que caracteriza nuestra profesión y aplicar los recursos lo mejor posible como la compañera nos comentaba.

    Un saludo

    Me gusta

    1. Gracias Jessica por tu participación.
      Pero tampoco hemos de olvidarnos de estas herramientas que también pueden ser muy útiles y, en casos concretos, ofrecer alternativas de comunicación eficientes y que permiten intercambio de mensajes que por otras vías sería muy complicado.
      Creo que hemso de valorar las herramientas como tales y elegir en cada momento, circunstancia y según nuestro interlocutor la más adecuada.
      No hay que demonizarlas ni elevarlas a los altares… tan solo son herramientas.

      Me gusta

    2. Me temo doctora que “humanizar” no es fomentar que los pacientes salgan de su trabajo o de su domicilio para venir a la consulta y perder toda la mañana.
      Humanizar a esos ancianos de su pueblo, o del mío en la provincia de Castellón, no es hacerles pasar frío o calor en su condición de enfermos mientras nosotros les dedicamos unos minutos de nuestra repleta agenda esperándoles sentados con calefacción y aire acondicionado.
      Créame doctora que la tertulia o corrillo en la antesala del centro de salud es fruto de la condición humana y su necesidad de relación pero los médicos no debemos caer en la soberbia de pensar que serán más felices esperando en nuestro ambulatorio que sentados en un bar jugando al mus, paseando por un parque o viendo la televisión en el salón de su domicilio junto a los suyos.
      La consulta virtual y especialmente el uso de la videoconferencia resultará difícil en primeras visitas pero, para la mayoría de consultas sucesivas, es el único camino de sostenibilidad futura para la asistencia pública. Los profesionales debemos bajarnos de nuestros peldaños ancestrales y empezar a entender que el modelo tradicional no cabe ni tiene sentido, que el paciente no es un estúpido, que se le puede formar, empoderar y hacerle partícipe y corresponsable de su cuidado y que estas herramientas de telemedicina son uno de los grandes pilares del tan necesitado cambio.
      Quizá para entender lo que es humanizar y aplicarlo a las nuevas tendencias asistenciales deberíamos por un momento sentarnos en el otro lado de la mesa y sentirnos como un paciente al que le hacemos perder 3 horas para gozar de nuestros doce minutos de agenda.

      Dr. Víctor Peinado
      Att. Primaria. Castellón

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s