¿Qué es lo que más valoramos en un smartphone?


En un artículo publicado en La Vanguardia.com a finales de junio de este año se hacían la pregunta “¿Qué es lo que más valoran los españoles en un smartphone?“. El artículo presenta los resultados de una encuesta realizada por una empresa fabricante de terminales entre una muestra de 1.020 personas a través de correo electrónico.

Independientemente de los sesgado de la encuesta y del poco valor científico (alto valor publicitario para la empresa que ha realizado el estudio y cierto valor periodístico en época de verano) se concluye que: “Las mujeres quieren un móvil fino, con pantalla grande, un diseño elegante y una batería de larga duración; los hombres prefieren conexión a Internet, GPS y poder descargar aplicaciones”.

Debo ser como “el barón Ashler” de Mazinger Z ya que tengo ese equilibrio hombre-mujer ante esas conclusiones tan diferenciadas por sexos ya que me apetece tanto que tenga una pantalla grande y una batería de larga duración como que tenga conexión a Internet y me pueda descargar aplicaciones.

Puestos a hacer encuestas, que parece que es fácil (ja, ja), voy a realizar una. Universo:yo, tamaño muestral:uno. Y os cuento mis conclusiones.

  • Tamaño pequeño (el menor posible) y pantalla grande (la mayor posible) y con calidad alta. Cada vez la vista va a peor y aparece la maldita presbicia que nos recuerda la progresiva “viejunez” (como ejemplo el vídeo de Mazinger Z).
  • Conexión a Internet.
  • Gran oferta de aplicaciones con posibilidad de aparición de nuevas aplicaciones sin grandes dificultades. En esto están ganando plataformas abiertas que permiten la aparición de nuevas aplicaciones sin grandes inconvenientes a los desarrolladores.
  • Batería de larga duración. Con un terminal de poco más de un año hay veces que tengo que recargar la batería dos veces al día con riesgo de quedarme sin conexión a mitad de la tarde.
  • Mayor memoria.

¿Se os ocurre alguna característica más?. Dejamos como siempre abiertas todas nuestras vías de comunicación