…si no estás no sale el sol


La verdad y la mentira se pueden expandir rápidamente a través de las redes sociales. Podemos crear personalidades falsas (reflejando normalmente lo que no somos y queremos ser), podemos suplantar a otros, podemos mentir con algo más de facilidad que en el mundo real o hundir el prestigio de alguien.

Y llega un momento en que no sabemos qué es cierto y qué es falso:

La reacción en las redes sociales ha sido muchísimo más rápida y potente… con dos movimientos en Twitter: el de “vamosavotarlesparaquesefastidien” y el de “pobrecitosnolesvotemosquenotienendinero”.

La prensa acreditada parece que da a España como favorita, los “hashtags” que hacen referencia a Eurovisión llevan siendo “TT” durante la semana, antíguas representantes dan ánimos (que parecen puñaladas por la espalda) a nuestra representante actual.

Evidentemente es una pena porque lo lúdico, artístico y músico-interpretativo no son las variables principales para tener éxito al final.

… Pero en fín, otro año más de reunión con los 30 mejores amigos (este año en mi casa y estási todos invitados), con una “porra” a través de GoogleDocs (al año que viene seguro que una app), y una excusa perfecta para vernos durante el fin de semana, emocionarnos, gritar y ponerle pasión… (para mí más que el el atleti-barça de ayer).