A trabajar


Llevo unas semanas dando vueltas a una serie de tweets que he estado leyendo por parte de muchos de vosotros. Llevamos tiempo formándonos, probando nuevas herramientas, creando magníficos trabajos colaborativos, con encuentros y algún desencuentro.

Muchos de vosotros participáis en mesas redondas, congresos, talleres y cursos sobre herramientas.

Hemos creado espacios reales y virtuales de reflexión sobre el papel de la web 2.0, los hospitales (y centros de salud) líquidos, las evidencias existentes con la eficacia y eficiencia de las herramientas digitales aplicadas a la salud o la relación de estas herramientas con el paciente experto.

Hemos hablado y reflexionado sobre la brecha digital entre nosotros mismos (profesionales) y entre la población general, nos hemos lamentado de la visión que tienen de nosotros nuestros propios compañeros ( a veces somos los “bichos raros” a quienes nos preguntan qué teléfono se pueden comprar o que nos llaman cuando se les estropea el ordenador).

Creo que la primera parte, la de conocernos, crear grupos y establecer las bases de una cultura digital está prácticamente realizada… pero debemos seguir adelante!.

Serafín Fernández lo resumía muy bien en un tweet el fin de semana pasado.

Y poco a poco hemos ido avanzando. Los primeros trabajos colaborativos en blogs y redes sociales fuero más de denuncia e información como fueron “Gripe A, ante todo mucha calma“, pero poco a poso se fueron haciendo más intervencionistas como la idea de apoyo real a personas que querían dejar de fumar en “Mi vida sin tí“, la reivindicación con propuestas de cambio reales que se dieron en “Atención primaria:12 meses, 12 causas“.

No nos hemos olvidado del humanismo “Mírame: diferenciate“, pero tampoco hemos dejado la acción concreta “EdCivEmerg: los niños de hoy pueden salvar una vida“.

Todo ello alternado con encuentros, con el apoyo al vídeo como herramienta comunicativa en el primer #videosysalud (nos veremos en Bilbao en el segundo).

Pero además de dar a conocer, difundir, reivindicar, informar, formar; creo que debemos dar algunos pasos más y ahí van nuestras propuestas:

  1. Apoyo del material didáctico utilizando nuevas herramientas: El vídeo como futuro y paso del libro convencional al libro digital con la inclusión de formatos de vídeo y  audio y la posibilidad de ir actualizando contenidos.
  2. Lanzarnos a la creación o participación de Apps. Tendremos que buscar alianzas nuevas con desarrolladores, ingenieros e informáticos… pero posiblemente nosotros tendremos el contenido.
  3. Educar en nuestro entorno más próximo a compañeros y pacientes. Recomendar lecturas, aplicaciones para móviles.
  4. Pasar de participar en redes a hacer que las redes crezcan con nosotros. Pasar de la filosofía a la acción.

Creo que estiempo de madurez, de comenzar a andar y construir de forma real. Hasta ahora hemos construído, pero con un poco de miedo y temor por ser innovadores, por sentirnos poco comprendidos y apoyados.

Hemos reflexionado, demos el salto a la práctica, pongámonos a trabajar