¿Alergia al wi – fi?


Os dejo un apartado de la semiprivacidad que nos brinda twitter que me dirije mi amigo @joakinen

El enlace que me manda me lleva a un blog de tecnología que reproduce una noticia recogida por Europa Press y el periódico La Voz de Galicia del día 2 de febrero.

La verdad es que los alarmismos sobre las ondas y la salud son episódicos y llevo teniendo noticia de los mismos desde que salieron los primeros móviles (que si sordera, cáncer de cerebro, esterilidad….), prácticamente al mismo tiempo les tocó a los microondas y ahora, cómo no podía ser de otra forma, a las redes wi-fi que proliferan por doquier en nuestras ciudades (ojalá existieran más) y nos permiten una conexión a través de nuestros terminales portátiles.

La noticia especifica un poco más. Ya no utiliza el término «alergia», que periodísticamente puede ser más atractivo, sino «hipersensibilidad eléctrica» (que no dice nada pero da un halo de ciencia)  y nos ofrece testimonios de varios médicos (de los de hospital). Como cada vez me fío menos de «la opinión del experto» he ido a mis fuentes favoritas (TILT, TRIP y  MedLine) y no he sido capaz de encontrar nada.

Eso sí, si busco en Google, rápidamente me saltan testimonios de primera mano de personas afectadas de múltiples males y dolencias a este respecto (y de empresas dispuestas a solucionárnoslos)  que han solventado sus síntomas a través de «pintura anti wi-fi», «cortinas anti wi-fi» o «reorientación y redecoración ¿zen? de sus elementos mobiliarios».

¿Sabe alguien de algo serio y digno que apoye estos argumentos esgrimidos por algunos con gran soltura y basándose únicamente en experiencias personales?.

Para mí, después de leer lo poco que hay publicado serio, el mayor riesgo del wi-fi aparece en el siguiente vídeo.

 

Jornadas de Residentes #SoMaMFyC


Un sabor agridulce han dejado estas jornadas.

Por un lado el éxito de organización y de público asistente a las mismas me han hecho regresar a casa muy satisfecho. Personalmente ha sido un lujo participar en una mesa con unos compañeros generosos que quieren compartir su saber (Noelia Caballero, Raquel Gomez y Rafa Bravo); un lujo estar entre residentes, jóvenes médicos con gran entusiasmo (un saludo a José Andrés y a Clara Benedicto) y ganas de trabajar; y un lujo haber desvirtualizado a grandes personas de las que estoy seguro vamos a seguir hablando (un saludo ya desvirtualizado a Rafa Cofiño y a Salvador Casado). La enhorabuena a los Comités Organizador y Científico por tan gran evento.

Un momento de lujo en una mesa muy especial

 

Falto yo que estoy haciendo la foto…

 

Por otro lado la tristeza, la rabia, la impotencia y el dolor. Me he formado en la antigua Área 9, he trabajado en varios Centros de Salud de Fuenlabrada y la noticia de la agresión a tres compañeras del Centro de Salud de «El Naranjo» (por cierto, nos hemos enterado mientras realizábamos la mesa 2.0 a través de Twitter) nos ha dejado a todos muy afectados.

Desde estas líneas un abrazo muy grande a ellas, a sus familiares, compañeros y amigos en estos momentos duros que aunque por ahora no tememos por sus vidas, sí nos hace plantearnos a todos nuestra situación de vulnerabilidad con los pacientes.

Esperemos que quien tiene el poder de tomar decisiones sea capaz de hacer algo.